Así queda, por ahora, la plantilla del Granada CF

El Granada inicia mañana la pretemporada con gran parte de su bloque perfilado, a la espera de guindas | Queda por esclarecer el futuro de Adrián Ramos, Krhin y Foulquier, mientras que varios jugadores del filial arrancarán con el equipo de José Luis Oltra

Rafael Lamelas
RAFAEL LAMELAS

¿Tendrá el Granada de José Luis Oltra un buen equipo? ¿Está fichando bien Manolo Salvador? Son las preguntas que lanza cualquier aficionado, ávido de saber si el club estará a la altura de la expectativa programada de concluir el campeonato de Segunda entre los dos primeros, para así ascender directamente. La pretemporada arranca mañana. El frenesí de oficializaciones de la semana pasada depara que ya se reclute el grueso de la plantilla. La obra está incompleta. Restan detalles, algunos importantes, guindas para un pastel que ante los ojos tiene otra pinta a la del curso pasado. Las comparaciones son odiosas y, probablemente, injustas.

El Granada entonces era cola de león y ahora es cabeza de ratón, aunque hay otros muchos aspectos que han variado, a mejor. El Granada ha trabajado con previsión, desde primeros de mayo, moviéndose rápido en el mercado libre y, sobre todo, siguiendo un patrón en las decisiones, que entronca a todas las altas. No hay versos sueltos, sólo ha llegado un cedido y todos hablan español. El cambio es drástico.

Aun con diferencias, hay un perfil tipo del nuevo jugador del Granada. Conoce la Segunda división, la media de edad de las catorce incorporaciones roza el punto álgido de un futbolista (27,4 años), son mayoría los andaluces y muchos han coincidido en otras experiencias. También hay un valor subjetivo, pero que puede percibir cualquier seguidor. Todos, incluso los más afamados, pertenecen a la 'clase media' del fútbol. Denotan humildad y son garantes de compromiso allí donde han estado. Los rasgos que pueden convertir al vestuario en una familia, que sea competitiva.

Aarón, Hongla, Jean Carlos, Caio Emerson y Rubén Sánchez intentarán agradar para ir a Holanda

¿Significa esto que los rojiblancos son el rival a batir, un conjunto 'galáctico', que arrasará? Es muy pronto para concluirlo. Partir tan de cero, con apenas miembros en la plantilla, tenía la debilidad de carecer de base alguna sobre la que construir, pero suponía una oportunidad de trabajar bajo un criterio propio de la dirección deportiva, con la era casi limpia.

De los tres equipos que bajaron de Primera y que reciben la ayuda al descenso, superior a los 10 millones -los otros son Sporting y Osasuna-, el Granada resultaba ser el que menos deudas con el erario arrastraba, si bien se topaba con algunos sueldos individuales desmesurados y bastantes amortizaciones de traspasos por compras pasadas, pues en estos años ha cerrado muchas operaciones. Mientras que las de venta acabaron mayoritariamente en el bolsillo de Gino Pozzo en su día, vía fondos de inversión -salvo la de Rochina-, las adquisiciones dejan un debe en años sucesivos según el tiempo de vinculación.

En esto también ha estado presta la dirección deportiva. La salida de Atzili (750.000), Ingason (1,9 millones) y la cesión de Carcela (cobraba 1,4 'kilos') han aligerado equipaje. La ruptura con el convenio de Pozzo poco a poco va sacando sus activos del presupuesto, si bien todavía queda trabajo pendiente en este sentido que imputa al control financiero del equipo.

El Granada ha concentrado su inversión en los propios sueldos de futbolistas, con comisiones para sus agentes. Ha soltado 100.000 euros (más un posible variable de 20.000 si se asciende) por Germán Sánchez, mientras que por Menosse liberó 30.000 para el Once Caldas.

De salidas pretendidas, sólo le queda Rene Krhin, que no acaba de encontrar acomodo en otro lugar que le agrade, probablemente por su alta ficha (1,3 millones). Tiene que discernirse también lo de Foulquier (que busca un 'Primera' y sus derechos económicos son de Pozzo), Saunier (más cerca de quedarse que de irse en estos momentos) y sobre todo Adrián Ramos, que tendrá que plantear sus argumentos y escuchar también los de la cúpula de mando. Habrá que ver cómo se muestra una vez en España, tras dejarse querer por el América de Cali en su país.

La pizarra

Una vez que se esclarezca todo esto, se verá si hay pendientes algunos esfuerzos destacados para la defensa y el ataque, líneas que parecen estables si se mantienen Saunier y Ramos. Ahora mismo, donde se detecta una clara laguna es en el centro del campo, en la faceta más creativa. Complementos que han de aterrizar pero que pueden tardar un poco.

El Granada tiene ya dos porteros fijos. Uno es Javi Varas (34 años), con pinta de ser titular; y el otro es el luso Rui Silva (23), que pugnará por la plaza. El tercero está llamado a ser Aarón Escandell (21), que viene de ejercer este papel en el Málaga, alternando con su filial, tal y como hará en la casa nazarí. Peleará el puesto con Lejárraga en el 'B'. Por otra parte, Ochoa, el dueño del arco este curso, quedó oficializado ayer en el Standard de Lieja.

El perfil del jugador del Granada

-Experiencia contrastada en la Segunda división.

-Edad media cercana a la madurez profesional (27,4).

-Los fichajes son hispanohablantes. Sólo hay dos extranjeros (comunitarios) nuevos, Charlie y Menosse, y conocen la categoría.

-La mayoría llegó con la carta de libertad, salvo Germán y Menosse. Precio módico.

-Casi todos son propiedad del club, salvo Iriondo y los de Pozzo (Machís y Hongla) en el aspecto económico.

-Abundan los andaluces.

-Muchos han coincidido en otros clubes.

-Sólo Charlie Dean, Pedro e Iriondo firman por un año. El resto, por más.

La retaguardia, la que parece más ajustada con los fichajes, se encaja con Víctor Díaz (29) y Quini (27) en el lateral derecho, pues asoma extraño conjeturar con la permanencia de Foulquier (24). En el lateral izquierdo están Álex Martínez (26) e Iriondo (22), único en préstamo hasta la fecha.

Como centrales, quedan Germán Sánchez (30), Menosse (30), Charlie Dean (24), Hongla (19, con licencia del 'B'), más Saunier (27), que vuelve aún tocado de su lesión muscular y que ha de mejorar en este aspecto para tener cierta continuidad, si al final no sale.

El centro del campo tiene dos ejes en Alberto Martín (28) y Raúl Baena (28). Tiene que retornar mientras soluciona su porvenir Rene Krhin (27), mientras que como volante organizador se probará el peruano del 'B' Sergio Peña (21), si bien tiene el problema de ser extracomunitario y sólo hay dos plazas en Segunda (una es de Machís; la otra intentan que sea para Ramos).

Bandas y mediapunta

El Granada encuentra muchas opciones en las bandas y la mediapunta. Pedro Sánchez (30) actúa indistintamente por ambos costados, mientras que Puertas (25) ha asomado mucho esta campaña en el Almería por la derecha, aunque ha actuado bastante por dentro. Machís (24) conoce también el enganche, pero frecuenta la izquierda. Para generar competencia, hay dos canteranos brasileños: Jean Carlos (21) y Caio Emerson (18), llegado en el tramo final de la temporada pasada sin bagaje de entrenamientos. Este último sí es extracomunitario.

Para el ataque, dos grandes cañoneros, siempre que uno abandone las dudas. La referencia goleadora es Joselu (26), máximo realizador vigente de LaLiga 1|2|3, con 23 dianas; el otro, el colombiano Adrián Ramos (31), si confirmara que mantiene su cesión hasta el 31 de diciembre (el Granada, si le convence, tratará de extenderlo hasta junio de 2018). De momento, los complementa, con ficha del 'B', Rubén Sánchez (22), un punta toledano que estaba en el Sporting B e incluso llegó a disputar algunos minutos en tres partidos con el primer equipo. Anotó 18 goles en Tercera.

Fotos

Vídeos