Granada CF

Un plan similar para suplir a Machís

Espinosa reclama un penalti en el partido ante el Sporting de Gijón./RAMÓN L. PÉREZ
Espinosa reclama un penalti en el partido ante el Sporting de Gijón. / RAMÓN L. PÉREZ

Oltra ensaya con Espinosa en banda, una opción que convenció en el último partido del año | El Granada busca un plan de ataque para desactivar a la mejor defensa de Segunda, con solo 12 tantos en contra en veinte jornadas

Camilo Álvarez
CAMILO ÁLVAREZGranada

La cita ante el Cádiz se ha convertido en un gran atractivo. Los dos equipos ya partían desde el inicio de la temporada como claros aspirantes al ascenso, uno por haber jugado el último 'play off' y el otro como recién descendido de Primera y con el presupuesto más alto de la categoría. Si a eso se une que ambos comparten muchos lazos, el atractivo se multiplica. En el conjunto cadista dirigen la parcela deportiva dos personas muy importantes en la historia reciente del Granada: Quique Pina y Juan Carlos Cordero. Además, en ambos equipos militan jugadores que pasaron por ambos bandos. Pero es la rivalidad deportiva de este curso la que hace de este choque el más atractivo junto con el Huesca (primero)-Oviedo (tercero).

El Cádiz ocupa actualmente el segundo puesto, que le otorgaría el ascenso directo de acabar en esta primera vuelta la Liga 1|2|3. Solo dos puntos le separan del equipo de José Luis Oltra, que para el encuentro del sábado cuenta con una baja muy importante, la de Darwin Machís. El venezolano sufrió una rotura fibrilar en el encuentro ante el Sporting que le debería mantener fuera unas cuatro semanas, pero ha aprovechado los días de descanso en Navidad para completar una efectiva puesta a punto que le ha hecho recortar más de una semana en ese calendario de recuperación.

Lo que es seguro es que el 'vinotinto' no va a poder estar en el Ramón de Carranza, algo que resta potencial ofensivo al Granada. Mientras la dirección deportiva rastrea el mercado en busca de un extremo que pueda optar a cubrir esa baja, José Luis Oltra debe buscar en su actual plantilla recursos para minimizar tan trascendente ausencia. Ya ante el Sporting se vio en esa tesitura, pues Machís apenas estuvo 14 minutos en el campo antes de marcharse lesionado. Entonces optó por Espinosa para jugar en la banda izquierda, una decisión adoptada, entre otras cosas, porque había dejado fuera de la convocatoria tanto a Antonio Puertas como a Licá, los dos extremos suplentes.

Admitió el valenciano en rueda de prensa que los hechos sucedidos tiraron por tierra su previsión de lo que iba a suceder en el partido. De haber sabido el devenir de los acontecimientos no habría descartado a ambos futbolistas de banda, claro. Eso no significa que uno de ellos vaya a ocupar el puesto del lesionado Machís. De hecho, por lo visto ayer en el entrenamiento parece que la opción de Espinosa en la banda es un recurso que le convenció. Durante el partidillo siempre actuó en el costado. Sintomático. El talaverano, sobre todo en la segunda parte, ofreció un buen nivel y supo adaptarse a un papel muy distinto al que está acostumbrado. Aportó al provocar el penalti del primer gol de su equipo, fundamental para encarrilar la victoria. Sin ser su puesto natural, Espinosa aportó bastante más que en otras citas en las que ha jugado en un lugar más centrado.

Al equipo le costó entender la nueva forma de jugar, con menos profundidad y velocidad pero mayor capacidad asociativa. Espinosa se entendió bien con quien le había quitado el puesto en la media punta, Sergio Peña, y con los dos jugadores del centro del campo, Kunde y Montoro. Cuatro futbolistas que saben jugar en espacios reducidos con precisión para llevar la pelota al área rival a base de combinaciones y prescindiendo de pases al espacio más apetecibles para un extremo veloz como Machís.

Un sistema eficaz

De tomar esta decisión, Oltra mantendría su discurso continuista, pues se logró la victoria ante un rival directo como el Sporting de Gijón. El escenario y el rival son distintos, pero la alternativa sigue siendo igual de válida porque es una forma de hacer frente al eficiente sistema defensivo del Cádiz. El equipo de Álvaro Cervera está basando su éxito en la excelente forma de defender, que le ha permitido encajar tan solo 12 goles hasta la fecha. Una cifra importante en una categoría muy compleja.

Gracias a eso y a un efectivo contragolpe, el conjunto cadista ha sabido reponerse a un tramo de dudas después de un buen arranque. Suma diez jornadas consecutivas sin perder, ocho de ellas seguidas ganando. Números que le han permitido remontar hasta alcanzar la segunda posición. Tampoco el Granada presenta malos números. La pareja Chico Flores-Saunier ha dado estabilidad a la defensa y aquello de encajar muchos goles ya no es un problema mayor, pues el equipo rojiblanco es el cuarto que menos recibe de Segunda. Y a diferencia de su rival de este sábado, es el segundo que más marca -empatado con Oviedo y Huesca-, con 31 dianas, mientras que el Cádiz anda en mitad de tabla en este ranking anotador (22 goles).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos