Granada CF

Un plan con muchos retales para cubrir ausencias sonadas

Un plan con muchos retales para cubrir ausencias sonadas
Ramón L. Pérez

Antonio Puertas, Germán, Espinosa, Hjulsager o Quini adquieren protagonismo con un rendimiento dispar de cada uno

CAMILO ÁLVAREZGRANADA

Muchas bajas, poco tiempo para implantar el nuevo modelo y un rival venido a menos pero que sigue siendo complicado de superar. Con todos esos condicionantes Pedro Morilla encaraba su primer encuentro al frente del Granada. Además de intentar dar pocas pautas pero fácilmente asimilables, buscó alternativas para suplir bajas muy importantes. Partían todos de cero y echó mano de aquellos a los que hace solo una semana su antecesor dejaba en la grada. Puertas y Germán entraron de inicio. Espinosa apareció para convertirse en héroe.

El técnico sevillano se atrevió a romper la pareja de centrales que con Oltra era inamovible. Pero sorprendió prescindiendo de Saunier en favor de Chico Flores, a pesar de que era el gaditano el que había estado por debajo de su nivel en las últimas jornadas. Para la mediapunta se dudaba entre adelantar a Kunde o buscar un recambio natural para Peña. Optó por esta segunda opción dando la alternativa a Antonio Puertas allí donde él y los que mejor lo conocen dicen que se desenvuelve feliz.

Muchas miradas acaparó el almeriense, de menos a más. Se le vio con cierta ansiedad. Con la responsabilidad de agradar. Eso le empujó a cometer bastantes errores. Tuvo en sus botas el partido en la segunda parte en una buena acción colectiva que finalizó dentro del área con un remate en semifallo después de tener tiempo de sobra para haber, al menos, probado la destreza del portero local. Antes, en la primera parte, había comandado un par de contragolpes en los que decidió mal en el pase.

Pero para el final se guardó la jugada que dio pie al gol de Espinosa. Esta vez sí mantuvo la calma para acomodar la pelota a la mejor opción, la llegada desde atrás de Javier Espinosa. Este controló, oteó y vio el hueco al primer palo del portero para colocar allí la pelota con delicadeza. El talaverano, tantas veces señalado por su inconstancia, sí fue esta vez, aparte del héroe por el tanto de la victoria, un balón de oxígeno para un equipo atascado en busca de huecos con demasiada precipitación. En la media hora en la que estuvo en el campo se movió con intención, sin esconderse. Entró frío pero se fue calentando. Hasta explotar.

Tremenda decepción

Andrew Hjulsager debutó como titular, tras haber llegado fuera de forma en el mercado de invierno. Fue la gran apuesta de la dirección deportiva en este último periodo de fichajes, sin embargo, el tapado, Agra, había adquirido protagonismo sin hacer ruido y ahora es titular sin discusión. Para el danés había que esperar a un periodo de adaptación que se ha alargado en el tiempo y que, visto lo de ayer, no ha servido de demasiado. Hjulsager tenía una misión complicadísima: hacer que la baja de Machís no se notara. No lo logró.

El futbolista cedido por el Celta tuvo mucho protagonismo en la primera parte, donde acaparó miradas, aunque todas acabaron siendo inquisitorias por su propia culpa. Estuvo lento de piernas y de mente. Para correr y para ejecutar. Quiso dejar muchos detalles de calidad que sus compañeros nunca lograron traducir. Acabó desesperando a todo el mundo en cada una de sus acciones. Le puso voluntad, eso es innegable, pero se mostró débil con el choque con el contrario y sin aportar soluciones ofensivas a un equipo con muchas limitaciones como para cargar con un inconveniente más. Fue por eso por lo que Morilla apenas lo mantuvo en el campo unos minutos más en la segunda parte antes de probar con la segunda opción con la que había trabajado durante la semana en la banda izquierda: Pedro.

Hjulsager no era el único que debutaba como titular. También Quini se estrenaba en esta condición. De todos los ‘nuevos’ fue el que menos justificó su falta de oportunidades. Jugó en su posición, y no por delante del lateral, como había hecho cuando Oltra le había dado minutos. Y fue el que logró que se notara menos la baja del titular del puesto, Víctor Díaz. Intenso y con intención, sí le faltó mayor aportación ofensiva.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos