Filial

Las pizarras ganan, los aficionados pierden

David Grande controla el balón a pesar de la entrada de un contrario durante el partido de ayer contra el San Fernando./RAMÓN L. PÉREZ
David Grande controla el balón a pesar de la entrada de un contrario durante el partido de ayer contra el San Fernando. / RAMÓN L. PÉREZ

El Granada B y el San Fernando empatan a cero un duelo en el que demuestran conocerse bien

Antonio Navarro
ANTONIO NAVARROGRANADA

A lo largo de una semana todos los equipos dedican parte de su tiempo a examinar al rival, a conocer su juego, sus fortalezas, sus debilidades y su manera de entender el fútbol. Granada B y San Fernando demostraron ayer en la Ciudad Deportiva que se habían estudiado bien y lo expuesto en las pizarras de ambos entrenadores se dejó ver sobre el terreno de juego para desgracia de los aficionados, que se quedaron sin ver goles. Los gaditanos sabían que el Granada B es un equipo muy explosivo como local, especialmente en las primeras partes y no dejaron al filial rojiblanco construir ninguna jugada de peligro durante los primeros cuarenta y cinco minutos de partido.

0 GRANADA B

Aarón, Antonio Marín, Adri Castellano, Fran Serrano, Héctor, Andrés García, Pablo González (Jean Carlos, m.68), Nacho Buil (Caio Emerson, m.76), David Grande, Isi (José González, m.68) y Juancho.

0 SAN FERNANDO

David Ramírez, Gabi Ramos, Nano Cavilla, Zamora, Lolo Guerrero, Raúl Palma, Pedro Ríos, Galindo (Casares, m.80), Pau Franch (Buba, m.74), Carri y Óscar Martín (Sergio Romero, m.68).

Árbitro:
Campos Salinas (colegio murciano). Amonestó al local Fran Serrano así como a los visitantes Óscar Martín, Raúl Palma,Lolo Guerrero y Buba.
Goles:
No hubo.
Incidencias:
Partido de Liga disputado en la Ciudad Deportiva del Granada ante alrededor de 400 espectadores.

En el bando local se sabía perfectamente que el cuadro isleño es un equipo que vive de meter balones al área y de aprovechar bien las segundas jugadas, así que el radar de la zaga rojiblanca estuvo siempre alerta para que ningún balón se quedara buscando dueño en el área, lo que sin duda podía suponer un serio peligro para el meta Aarón, que regresaba a la titularidad tras haberse perdido dos partidos por lesión y otros dos por decisión técnica. El guardameta rojiblanco fue quizá el jugador más destacado del filial en una primera parte en la que el San Fernando dominó por el hecho de demostrar que sabía perfectamente como taponar los ataques del conjunto granadino y de disfrutar de dos ocasiones de gol. La primera fue un fallo de Andrés García, que ante la presión de los visitantes cedió un balón por alto a su portero y la situación fue tremendamente comprometida para Aarón, que logró evitar con la cabeza lo que sin duda habría sido el golazo en propia puerta de la temporada. Óscar Martín también estuvo cerca de adelantar al San Fernando antes del descanso, pero su cabezazo picado tras un excelente servicio desde la banda izquierda fue desviado con éxito por Aarón, que sin duda hizo la parada del partido.

Orden

El orden que había imperado en la primera parte poco a poco se fue difuminando en la segunda, en la que los dos equipos tomaron algunos riesgos en busca de los tres puntos. Demostró más chispa y tuvo más ocasiones el Granada B, aunque la más clara fue para el conjunto gaditano, que desperdició un penalti en el 62 de partido. El colegiado vio falta en una acción en la que Fran Serrano forcejeó con un rival tras un saque de falta, pero Carri no acertó a enviar el balón entre los tres palos en su lanzamiento desde el punto fatídico.

Apenas un minuto antes Nacho Buil había aprovechado un balón sin dueño junto al área gaditana para buscar el uno a cero con un chut que se marchó alto por poco. Héctor y Caio Emerson también pudieron hacer daño en el tramo final, pero ni el testarazo del primero ni el centrochut del segundo encontraron el camino hacia el gol.

Morilla: «Estoy contento por la intensidad y el esfuerzo de los chavales»

El entrenador del Granada B, Pedro Morilla, declaró a la conclusión del encuentro que bajo su punto de vista la primera parte fue «de dominio alterno» y que los futbolistas del San Fernando «juegan sobre un fútbol directo, llevan muy bien ese juego y Óscar Martín ha tenido una ocasión clara de cabeza», siendo la segunda parte el tramo del encuentro en el que «hemos llevado el peso del partido. Ellos han tenido el penalti, que desde el banquillo pensamos que no ha sido porque solo ha sido un forcejeo, pero nosotros hemos tenido dos o tres ocasiones en las que hemos podido marcar. No lo hemos hecho y al final el partido ha sido muy competido, que era lo esperado porque el San Fernando es un rival muy difícil de doblegar».

El preparador rojiblanco afirmó sentirse «contento» no tanto por el punto logrado sino «por la intensidad con la que hemos jugado y por el esfuerzo de los chavales».

A la hora de explicar los cambios en la alineación respecto a los últimos partidos, el técnico del filial granadino expuso que «después de una derrota como la del otro día necesitábamos reactivarnos y hemos reactivado a algunos futbolistas que llevaban varios partidos sin jugar. Siempre he dicho que en nuestra plantilla tenemos el lujo de tener futbolistas que entrenan fenomenal. Somos un filial y tengo que dar minutos a jugadores que se lo han ganado en los entrenamientos, sin que eso signifique que sus compañeros lo hagan mal. El nivel que han dado Nacho Buil, Juancho y Fran Serrano ha sido fenomenal en cuanto a actitud y en cuanto al trabajo que de ellos se necesitaba».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos