Peña remueve al equipo justo a tiempo

Peña remueve al equipo justo a tiempo
J. M. BALDOMERO

El Granada remonta con goles de Machís y Kunde en el 81 y 87 un partido que cambió radicalmente con la entrada del peruano

CAMILO ÁLVAREZGRANADA

Respira tranquilo el granadinismo. Lo hace después de un partido vibrante que se veía perdido y acabó conquistando con dos goles de gran factura de Machís y Kunde cuando apenas quedaba tiempo. De la reacción tuvo gran parte de culpa Sergio Peña, que dio sentido al intento de reacción. Hasta su entrada en el minuto 73 el Granada había buscado igualar el gol de Alfaro al filo del descanso a base de centros, sin mucha más idea de fútbol que los balones colgados. El peruano ofreció criterio al conjunto y Machís la pegada. El venezolano, muy vigilado en la primera parte, se desató en la segunda, a veces demasiado individualista pero con la contundencia del que marca la diferencia. Un gol al más puro 'estilo Machís' igualó el partido en el 81 y Kunde completó la remontada con otro zapatazo dentro del área seis minutos después. El Granada acaba así con su racha de siete partidos sin ganar fuera de casa, un mundo, en una jornada muy fructífera gracias a los resultados de muchos de sus rivales directos.

Con un centro del campo limitado por las bajas de Montoro y Baena, Oltra se decidió a mantener el sistema con dos puntas a pesar de que ya podía contar con Sergio Peña. Dejó al peruano en el banquillo, un lujo que cuesta entender. Sobre todo después de ver una primera parte en la que la pelota apenas circuló por el centro del campo. La premisa estaba clara: balones por los costados, ya fuera por alto o por bajo. El Córdoba, como todos los equipos de la categoría desde hace tiempo, preparó un dispositivo especial para contener a Machís y así anular gran parte del potencial ofensivo del conjunto rojiblanco. Ello obligó al Granada a volcarse por el costado diestro, donde Pedro sigue en su tono gris aunque su entrenador no lo vea. No llegó el equipo de Oltra con peligro hasta el minuto 24, cuando un buen centro raso de Pedro lo desperdició Joselu en el área pequeña con un remate alto. Replicó pronto el Córdoba. Jovanovic, el mayor peligro con sus diagonales a la espalda de Saunier, se coló por el centro sin oposición pero cuando se plantó ante Varas, que le cerró muy bien los espacios, se precipitó con un tiro muy desviado.

A partir de la media hora fue Adrián Ramos el que tuvo que asumir el papel de creador ante la falta de recursos. Bajó a recibir al centro del campo y se desplazó a la banda para intentar liberar a Machís del cepo. En parte lo logró, y así el Granada tuvo sus mejores minutos y dos opciones para Pedro con un remate lejano cuando tenía a Joselu desmarcado y otro remate del alicantino de cabeza invalidado por fuera de juego -que no era- tras una buena acción colectiva. La película de siempre se cumplió cuando estaba casi acabada la primera parte. Entre Alfaro y Guardiola desarbolaron a la defensa granadinista por el centro para que el primero anotara el 1-0.

Un escenario muy distinto se plantó en la segunda parte. El Córdoba, crecido, amedrentó a un Granada sin capacidad de reacción. Pudo Fernández aumentar la ventaja pero Varas apareció. Se pudo sacudir la presión el conjunto rojiblanco con el paso de los minutos y los movimientos desde el banquillo. Agra agitó desde la derecha ocupando el puesto de Pedro, enfadado con la sustitución a pesar de otro mal partido. El dominio absoluto se traducía en balones al área sin más, un plan demasiado arcaico para un equipo con posibilidades. Machís decidió entonces jugar sus cartas en solitario. Recibió dos penaltis claros que el árbitro ni se planteó porque el venezolano no se tiró, a pesar de que fueron claros los dos. Sirvió y lanzó con cierta ansiedad hasta que, ya con Peña en el campo (entró por Álex Martínez) y defensa de tres, realizó su clásica diagonal sorteando contrarios hasta lanzar a la meta de Kieszek con violencia para empatar.

Viendo que la inercia local era rebelarse, Oltra decidió retirar al 'vinotinto' para recuperar la defensa de cuatro con Quini en el campo. El empate le parecía buen botín pero su equipo mantuvo el espíritu combativo y en una internada de Agra por la derecha que Ramos no pudo aprovechar, Kunde irrumpió con fuerza en el área para mandar la pelota suelta a la escuadra con la izquierda. Desolación local y locura visitante en una cita de rachas que el Granada pudo perder y se llevó la victoria. Reaccionó justo a tiempo, algo que no ha hecho en la mayoría de salidas, pero cometió muchos de los pecados que le han condenado en otras citas.

1 Córdoba

Kieszek; Fernández, Caro, Aythami, Galán; Valentín, Edu Ramos (Araujo, 59), Jovanovic, Aguza (Reyes, min. 85); Narváez (Alfaro, min. 9) y Sergi Guardiola.

2 Granada

Varas; Víctor Díaz, Chico Flores, Álex Martínez (Sergio Peña, min. 73); Alberto Martín, Kunde, Pedro (Agra, min. 55), Machís (Quini, min. ); Joselu y Adrián Ramos.

GOLES
1-0, min. 47: Alfaro; 1-1, min. 81: Machís; 1-2, min. 87: Kunde.
ÁRBITRO
De la Fuente Ramos (colegio castellano-leonés). Amonestó por parte visitante a Joselu, Chico Flores y Adrián Ramos, y por parte del Córdoba a Jovanovic.
INCIDENCIAS
Partido correspondiente a la jornada vigésimo séptima de la Liga 1|2|3 disputado en el estadio Nuevo Arcángel. 16.873 espectadores, unos 700 de ellos granadinistas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos