GRANADA CF

Un partido rodeado de historias

Imagen de archivo de Quique Pina /ALFREDO AGUILAR
Imagen de archivo de Quique Pina / ALFREDO AGUILAR

La cita en Los Cármenes supondrá el regreso de Quique Pina, como dirigente cadista y después de que se destapara la 'operación Líbero' Cádiz y Granada compartían objetivo y muchos ex de uno y otro bando en sus filas

CAMILO ÁLVAREZ

No es habitual encontrara a dos hermanos que juegan profesionalmente al fútbol. Tampoco que desempeñen el mismo rol en el campo. Servando defiende al Cádiz y Germán al Granada. Ya de por sí supone una historia curiosa que esconde este Granada-Cádiz. Sin embargo, hay tantos nombres propios vinculados a ambos equipos que el partido de mañana en Los Cármenes adquiere un cariz muy distinto al del resto. De no ser así se trataría de un triste partido de despedida de la afición rojiblanca a una temporada decepcionante. El verdadero juego estará en la grada y en algunos de los actores principales sobre el césped. El partido del morbo.

Quique Pina Consejero del Cádiz

En un segundo plano por primera vez en mucho tiempo

La presencia de Quique Pina en Granada es siempre noticia. La dimensión que ha adquirido la cita después de que se produjese la 'operación Líbero', que llevó al empresario murciano 17 días a la cárcel por, supuestamente, blanqueo de capitales derivados de la compra/venta de futbolistas e insolvencia punible, entre otros cargos, supera las previsiones. Ya está en libertad y trabajando en su cargo de consejero del Cádiz a la espera de que la justicia se pronuncie, una vez recabados todos los documentos y testimonios.

Se da la circunstancia de que todos esos delitos que supuestamente cometió fueron en su etapa al frente del Granada y utilizando al club como parapeto de sus negocios personales. Pina va a estar en Los Cármenes mañana, aunque ha asegurado en su entorno que pretende hacerlo en un segundo plano, lejos del palco e intentando pasar desapercibido, algo que va a ser difícil teniendo en cuenta que todo el mundo querrá verlo. Se supone que irá acompañado de su mano derecha, Juan Carlos Cordero, director deportivo y alguien a quien de verdad le gusta no dejarse ver en este tipo de circunstancias y al que le hubiera encantado que el partido fuera de perfil bajo y no adquiriera la notoriedad que se le está dando. Con todos los condicionantes que rodean a ambos equipos y la necesidad del Cádiz de vencer para entrar en el 'play off' de ascenso eso va a resultar imposible.

La directiva que encabezó el clan murciano en Granada, bajo amparo de Gino Pozzo, gozó de una muy buena relación con gran parte de la afición rojiblanca. Los excelentes resultados deportivos, con dos ascensos consecutivos y cinco permanencias en Primera, casi todas con gran sufrimiento, eso sí, empujaron a ello. Pero algunos ya cuestionaban entonces la opacidad de su gestión de los recursos económicos. Ahora regresan con otro equipo y con una historia de tribunales detrás que hacen que la acogida en el estadio del Zaidín sea una incógnita. Cuando se produjo el caso, algunos aficionados cantaron su nombre en el estadio y el grueso de la afición recriminó la actitud, una pista de por dónde pueden ir los derroteros de esta visita.

Chico Flores Defensa del Granada

Repudiado por sus paisanos

«Me quería quedar en el equipo de mi tierra pero no me dieron otra opción, me fui por la puerta de atrás», dijo hace unos años Chico Flores cuando le preguntaron por su salida del Cádiz con 20 años. «Me echaron porque nunca quise irme, pero fue lo mejor que me pasó», añadiría más tarde. Volvió al estadio Ramón de Carranza el 6 de enero, día de Reyes, para jugar con el Granada. Le pitaron. La afición cadista no le perdona que creciera lejos de su casa. Lo entendió como una traición, por mucho que el defensa haya tratado de explicarse tantas veces. Un caso similar a Sergio Ramos -el apodo de Chico en el vestuario rojiblanco- cuando vuelve al Ramón Sánchez Pizjuán.

La presión de sentirse observado, los pitos de su gente y todo lo que se habló antes del partido pasaron factura al zaguero, que completó ante el Cádiz uno de sus peores partidos de la temporada. Esta vez no escapará de los focos tampoco. Ni de la ira de la hinchada amarilla, que se desplazará en masa a Los Cármenes para intentar vivir la fiesta en casa de otro.

David Barral Delantero del Cádiz

Siempre rodeado de polémica

En el Cádiz juega David Barral, que pasó por la ciudad de la Alhambra con mucha pena y ninguna gloria. Y que para acabar de romper el buen concepto que pudiera quedar del delantero por esta tierra, en el encuentro de la primera vuelta entre ambos equipos apenas estuvo 14 minutos en el campo, tiempo suficiente para realizar una entrada criminal sobre Saunier, excompañero en Granada, que le costó la roja directa y que de milagro no mandó al francés al hospital.

A Barral le ha costado entrar en la dinámica de Cervera por sus constantes salidas de tono, dentro y fuera del campo, pero en las últimas jornadas sí está teniendo muchos minutos. Ha jugado los dos últimos partidos como titular y se espera que, si supera unas molestias físicas que arrastra esta semana, esté en el 'once' elegido por el técnico del Cádiz para jugar en Los Cármenes. Será el momento de comprobar en qué estado de salud se encuentra su relación con la hinchada granadinista.

Estuvo un año, ya que llegó en el mercado de invierno de 2016 y se marchó en el mismo periodo de 2017, tras 672 minutos sin haber logrado ningún gol y apartado del equipo por golpear a un compañero y amigo como Isaac Cuenca.

M. Á. Portugal | Técnico del Granada

Un año de transición en la 'Tacita de Plata'

Miguel Ángel Portugal vivió una larga carrera profesional como jugador de más de 15 temporadas. Aunque más conocido por su paso por el Real Madrid, el burgalés, que empezó en el equipo de su tierra, también pasó una experiencia breve en Cádiz durante la campaña 81/82. No estaba contando para Vujadin Boskov en el Real Madrid, así que en el mercado de invierno se marchó al conjunto cadista, donde sí encontró mayor protagonismo. Sin embargo, a nivel colectivo no fueron nada bien las cosas, pues el Cádiz descendió a Segunda.

Nico Hidalgo, Álvaro García y Brian Oliván Jugadores del Cádiz

Protagonistas con el filial, obviados por el primer equipo

Además de Barral, tres jugadores de la plantilla del Cádiz actual han jugado en el Granada. Comparten vestuario y pasado. También repiten una experiencia muy positiva con el filial del Granada pero falta de oportunidades con el primer equipo, que les llevó a buscar acomodo en otro lugar en el que poder progresar a nivel profesional. Al que mejor le está yendo es a Álvaro García, una de las indiscutibles estrellas del Cádiz. Al motrileño Nico Hidalgo no le están yendo tan bien las cosas y asume un papel secundario, mientras que Brian Oliván empezó de titular, perdió el puesto y en las últimas jornadas lo ha recuperado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos