Filial

Un partido con todo menos goles

El rojiblanco David Grande cae al suelo tras ser arrollado por un defensa rival /PEPE VILLOSLADA / GCF
El rojiblanco David Grande cae al suelo tras ser arrollado por un defensa rival / PEPE VILLOSLADA / GCF

Granada B y Betis empatan en un choque en el que los verdiblancos gozaron de más ocasiones de gol | El filial granadino acabó el partido siendo mejor que su adversario, pero no pudo acabar con su negativa racha de seis partidos sin ganar

Antonio Navarro
ANTONIO NAVARROGRANADA

El derbi entre el filial del Granada y el del Betis tuvo todos los ingredientes que caracterizan a un buen partido de fútbol excepto el que a nivel teórico es el más importante: los goles. Los aficionados presentes en la Ciudad Deportiva vieron un duelo disputado, con alternativas en el juego, buenos detalles técnicos, numerosas ocasiones y alguna que otra polémica. Como ya sucedió cuando equipos como el Lorca o Las Palmas Atlético visitaron Granada, el filial verdiblanco demostró que el estar ubicado en la última posición de la tabla es algo anecdótico en este Grupo IV tan igualado. Los muchachos dirigidos por José Juan Romero tienen calidad, tienen descaro y no renuncian a practicar buen fútbol pero, a pesar de que la situación de uno y de otro es bien diferente, acusan el mismo problema que el Granada B de Rafa Morales: una inquietante falta de gol.

Que David podía tumbar a Goliath se supo desde el primer minuto, cuando el bético Kaptoum prolongó en el interior del área un envío largo que Aarón desvió con acierto y en el rechace Uche mandó el balón a las nubes con todo a su favor para marcar. El Granada B intentó presionar alto para que el filial bético no saliera con el balón jugado y también quiso ser protagonista con el esférico, lo que terminó por dibujar una primera parte en la que los rojiblancos disfrutaron de mayor posesión y demostraron habilidad a la hora de mover la bola, pero no asustaron al guardameta de un Betis Deportivo que daba mucha más sensación de peligro cuando merodeaba el área local. Iván demostró aptitudes interesantes por el flanco zurdo del ataque verdiblanco y un centro suyo fue cabeceado al poste por Uche, bien situado en el segundo palo de la portería local (m. 24).

Juancho, el más peligroso

El Granada B siguió intentando encontrar espacios en la defensa visitante y no conceder facilidades a su enemigo, algo que consiguió con relativo éxito puesto que antes del descanso su jugador más peligroso -Juancho- aprovechó un semifallo propio para disparar a la segunda ante la meta de Pedro, bien colocado para desviar a córner. El inicio del segundo acto deparó diez minutos de incontestable dominio por parte del equipo de Heliópolis.

Salió muy enchufado el filial verdiblanco, obligado a ganar para huir cuanto antes de la zona de descenso, y no tardó Iván en poner a prueba al guardameta Aarón con una volea desde la frontal del área que obligó al portero rojiblanco a volar para meter una mano milagrosa que salvase a su equipo de encajar el primer gol. La jugada continuó tras el saque de esquina y nuevamente Aarón tuvo que salir al rescate de su equipo con otra formidable parada tras un cabezazo cruzado de Carlos. Isi, que fue de los mejores del Granada B, vio una justa cartulina amarilla al cortar una clara jugada de ataque visitante pero con el paso de los minutos y la entrada de Paco Torres, muy activo por la derecha, el Granada B mejoró bastante y terminó llevando el peso del partido. Juancho finalizó una jugada personal con un disparo cruzado que escupió el poste (m. 71) y tanto David Grande como Neva pudieron mover el marcador en el tramo final con dos ocasiones que no supieron aprovechar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos