Granada CF

Dos oportunidades de seguir vivo

Joselu remata de cabeza en el partido ante el Sevilla Atlético/Fermín Rodríguez
Joselu remata de cabeza en el partido ante el Sevilla Atlético / Fermín Rodríguez

El Granada se mide al colista y al cuarto por la cola antes de encarar otras dos citas con Huesca y Rayo

Camilo Álvarez
CAMILO ÁLVAREZGranada

Ocho partidos. Ocho «finales», como decía Alberto Martín después de empatar ante el Osasuna. Eso es lo que le queda por delante al Granada para pelear por un objetivo por el que, a pesar de todo lo ocurrido en las últimas semanas, depende de sí mismo para conseguirlo. En esas ocho jornadas los rivales responden a dos perfiles muy bien diferenciados: cuatro equipos de la parte baja de la tabla y cuatro que actualmente ocupan los primeros puestos de la clasificación.

A priori se podría pensar que son los que pelean por la permanencia los contrincantes más accesibles, pero la temporada ha demostrado que al Granada se le dan peor que los rivales de 'su liga', la del ascenso. El propio Sevilla Atlético, con quien se enfrenta este domingo, ya le venció en Los Cármenes (1-2) siendo colista y los rojiblancos líderes. También perdió los dos duelos con el Nástic, en Albacete –empató con los manchegos en casa–, con el Barcelona B, con contundencia (3-0), o empató frente a la Cultural Leonesa en el Reino de León.

Precisamente el equipo castellano-leonés será el siguiente en visitar Los Cármenes (domingo 22 de abril, 20 horas). El Granada se agarra a esas dos citas frente a equipos de la parte baja para seguir creyendo en el ascenso. A priori el más asequible parece el próximo en tierras sevillanas, pues el filial ya está descendido virtualmente y poco o nada se juega más allá de disfrutar y ofrecer una buena imagen. La Cultural también ocupa puesto en la zona roja, pero tiene a un solo punto la salvación, por lo que se encuentra inmerso en plena batalla y se presentará en Los Cármenes con mucha necesidad. Por detrás le ha alcanzado también el Córdoba, un nuevo actor que nadie esperaba, que se une a una lucha que promete llevarse hasta los últimos días de competición. La mejor noticia para Morilla es que ya podrá contar con Darwin Machís, su mejor futbolista, un extremo que marca las diferencias en la categoría.

Con la rémora de puntos con la que cuenta el Granada al no haber hecho sus deberes en las últimas jornadas –una victoria en seis partidos–, de no sacar adelante estos dos choques con triunfo se olvidará de las mínimas opciones que tiene de lograr el ascenso directo y pondrá seriamente en peligro su concurso en los 'play offs'.

Pero si vence y convence afrontará el último tramo de la temporada en un estado anímico perfecto para encarar citas de lo más exigentes. Porque después de recibir a la Cultural Leonesa viajará a Huesca (fin de semana del 28 y 29 de abril) para medirse a un equipo que durante gran parte de la temporada ha ocupado el primer puesto de la clasificación. En la ida el Granada venció con claridad (2-0), así que no solo buscará los tres puntos en El Alcoraz, sino que además se adjudicaría otro 'average' ante un rival directo. El Huesca es tercero, a tres puntos de la cabeza, pero con un partido menos.

La mayor exigencia

A continuación (5-6 de mayo) los de Pedro Morilla tendrán que calibrar su estado de forma ante uno de los mejores equipos de la categoría, el Rayo Vallecano, actualmente segundo en la tabla y claro candidato a regresar a Primera por la vía rápida. En el encuentro de la primera vuelta los madrileños superaron al Granada en el marcador y en el juego (1-0). No será nada fácil, pero en su mano tiene el conjunto rojiblanco demostrar que realmente cuenta con la mejor plantilla de la categoría, como muchos decían hasta hace algunas semanas.

A partir de ahí se abre un nuevo ciclo de dos encuentros frente a equipos con objetivos más modestos como el Almería (12-13 de mayo) de Lucas Alcaraz y el Reus (19-20). El vecino almeriense, con una mala racha de seis jornadas consecutivas sin ganar, se ha metido en serios problemas y ahora mismo solo dos puntos le separan de la zona de descenso. Ya en el partido disputado en Los Cármenes el conjunto rojiblanco vertical estuvo a punto de dar la sorpresa tras igualar en los últimos minutos un 2-0. Al final Pedro, en el descuento, rescató los tres puntos a tiempo para los granadinistas.

Habitualmente la visita al Almería ha ido acompañada de un desplazamiento masivo de aficionados –alrededor del millar–, así que si la situación es favorable a buen seguro se repite un gran ambiente con amplia presencia de hinchas granadinos.

La antepenúltima amenaza de la temporada para el Granada será el Reus, un conjunto que se caracteriza por complicar, y mucho, los partidos a sus oponentes. Ya lo sufrió en el estadio del conjunto tarraconense, donde el conjunto entonces entrenado por José Luis Oltra no fue capaz de pasar del empate a cero en uno de los peores encuentros realizados por el Granada esta temporada bajo su mando. Por ahora no se puede dar por salvado ni mucho menos el Reus, pues solo cinco puntos le separan de la zona crítica.

Las dos últimas jornadas prometen ser de lo más intensas. El Granada cerrará su temporada fuera de casa en el escenario más exigente actualmente: El Molinón. Allí el Sporting ha asentado el éxito de su temporada desde que llegó Rubén Baraja al banquillo gijonés y de la mano de un público entregado –más de 25.000 espectadores por encuentro– se ha instalado en el primer puesto de la clasificación y se ha convertido en uno de los candidatos más firmes a estar el próximo curso en Primera.

Para acabar la campaña recibirá el equipo rojiblanco al Cádiz. El partido del morbo, pero también el enfrentamiento ante otro club que pelea por los mismos objetivos y que además le tiene ganado por ahora el 'average' al haber vencido en el partido de la primera vuelta en el Ramón de Carranza (1-0). Supondrá la vuelta de Pina y Cordero –si es que vienen– a Los Cármenes después de su marcha tras la venta del club y de todo lo ocurrido posteriormente con la 'operación Líbero', que investiga al expresidente por blanqueo de capitales e insolvencia punible, entre otros delitos.

El margen se ha estrechado para Pedro Morilla y los suyos. De los resultados de las dos próximas jornadas dependerá mucho el futuro del entrenador sevillano y el del club. Sumar los seis puntos garantizaría, además de la pelea de lleno por el ascenso, reconectar con la afición en el momento clave.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos