GRANADA CF

Una oportunidad llamada Diego

Una oportunidad llamada Diego

Varios jugadores rojiblancos tendrán la oportunidad de resarcirse con el nuevo técnico

FRAN RODRÍGUEZGRANADA

<<Hay que olvidar lo pasado, hoy empieza un nuevo proyecto>>. Son palabras de Diego Martínez, entrenador del Granada para la temporada 2018-19. Su contratación supone un nuevo punto de partida desde el que construir un Granada más humilde en lo económico por las circunstancias presupuestarias. La plantilla rojiblanca se está confeccionando con una base de jugadores que continuará tras el fracaso deportivo de la pasada temporada. Algunos encontrarán en Diego Martínez una oportunidad para redimirse de un curso en el que pocos se salvaron de las críticas. Su llegada es, por tanto, una puerta abierta a la ilusión, no sólo de la afición o del propio club, sino también de aquellos jugadores que no cumplieron con las expectativas generadas.

Es el caso de Antonio Puertas, que regresó a Granada con la oportunidad de hacerse importante en el proyecto de Oltra y Salvador. Su polivalencia en ataque le hizo partir con muchas opciones de jugar, pero acabó siendo sentado por Pedro. No terminó de convencer al técnico y, aunque con Morilla recuperó cierta relevancia, tampoco aprovechó sobre el césped la delicada situación deportiva del Granada para reivindicarse. La salida de Machís, Kunde o Pedro obligarán a Puertas a dar un paso adelante y conseguir la confianza de Diego Martínez.

Quizá uno de sus mejores socios sea Sergio Peña. El peruano regresará a Granada tras el duro golpe de quedarse fuera del mundial. Peña fue adquiriendo galones y se convirtió en titular con el paso de las jornadas, pero conforme se acercó la cita internacional, bajó enteros en su rendimiento y perdió su sitio en el equipo. El camino de vuelta a la selección pasa por Granada y por convencer a Diego Martínez.

El peruano podría ser una pieza providencial en un engranaje ofensivo que coronan, a día de hoy, Adrián Ramos y Joselu. Los dos arietes están también ante su personal revancha. El colombiano debe ser importante en la punta del ataque rojiblanco, aunque tendrá que disipar las dudas que le persiguen desde el pasado verano. Estas, unidas a su historial de lesiones, han minado su segunda temporada en Granada. Mientras que el onubense sufrió en Granada la comparación consigo mismo. Llegar como pichichi de la categoría alzó un listón al que no pudo acercarse como rojiblanco. Ambos tendrán que aportar los goles a los de Diego Martínez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos