Ideal

Granada CF

GRANADA CF | MERCADO

Antonio Puertas ya es jugador del Granada CF

Antonio Puertas ya es jugador del Granada CF
/ J. J. MULLOR
  • El 'granadino almeriense' formó parte del Granada B que logró dos ascensos consecutivos y ahora regresa más «maduro»

El centrocampista Antonio Puertas es nuevo jugador del Granada CF. El jugador almeriense se incorpora a la entidad nazarí para las tres próximas temporadas (hasta la 2019-20). Lo hace procedente de la UD Almería, club en el que ha militado desde la 2014-15, cuando se marchara del filial granadinista. El futbolista llega libre.

Antonio Puertas regresa a su casa, aunque sale de su tierra. Suena raro pero su historia así lo explica. El de Benahadux utilizó su cuenta de Twitter para agradecer a la familia de la UD Almería todo lo vivido allí estos últimos tres años. «Siempre he intentado defender los colores del equipo de mi ciudad con el mayor esfuerzo y sentimiento posible», escribía. Llegó para formar parte de su filial y «esta temporada logré el objetivo de poder disfrutar todos los fines de semana en el campo defendiendo al Almería», señaló.

Repasó el buen trato recibido por compañeros, entrenadores y trabajadores, «un lujo» estar en ese vestuario, decía. También para una afición que lo despide con tristeza.

No se marcha muy lejos. Tampoco a un lugar desconocido para él. En Granada ya ha vivido tres años y ha vuelto frecuentemente a visitar a los amigos que conserva de su etapa granadinista. Desde que en enero tuvo vía libre para buscar una alternativa de futuro supo que Granada podía ser una opción.

Lesionado

David Peláez, que actualmente sigue formando parte del equipo de ojeadores del Granada, y Joseba Aguado, entrenador del filial en 2011, se fijaron en el espigado atacante del Poli Ejido. Convencieron al jugador y al club pese a que no había tenido mucha continuidad por culpa de sus problemas físicos. Lo firmaron lesionado, pero convencidos de que «tenía muchas cualidades», señala Aguado, actual entrenador del Maracena. El técnico granadino explica que desde que llegó se convirtió en un jugador «imprescindible» para él.

Fue su referente ofensivo para lograr el ascenso de Tercera división a Segunda B. Tan importante era que vio peligrar el segundo de los ascensos consecutivos del filial rojiblanco al ver la tarjeta roja en el último partido de la liga regular en casa ante el Martos. Una acción en la que «Pepón le provocó y Puertas no hizo nada» ambos fueron expulsados y castigados con seis encuentros de sanción. Acabó «llorando» y hasta el presidente, Quique Pina, «tuvo que consolarlo», recuerda Aguado. «Siguió entrenando como si pudiera jugar todos los partidos del 'play off'» y apoyó desde fuera como un hincha más.

Tan bien lo había hecho que durante su temporada en Tercera fue convocado por Lucas Alcaraz para formar parte del banquillo del primer equipo en La Romareda en el partido ante el Zaragoza. No llegó a debutar en Primera división.

En Segunda B tuvo un papel muy destacado, por eso empezó a entrenar con los mayores y su debut en la élite apuntaba a ser una realidad pero las cosas se complicaron cuando el club le puso una oferta de renovación encima de la mesa que el jugador almeriense no aceptó. Se dio orden de que dejara de entrenar con el primer equipo y se perdió los diez últimos partidos del filial. Una pena porque «era el jugador con más disposición para jugar en el primer equipo», asegura el que entonces era su entrenador. Y una circunstancia que se pudo repetir este último curso en Almería, aunque sus entrenadores no lo permitieron, pues peligraba la consecución de la permanencia. Acabó su último año en Granada con 23 partidos a sus espaldas y diez goles anotados.

Joseba Aguado destaca su «llegada» y capacidad goleadora. Se trata de un jugador que puede actuar en la mediapunta o en banda, «frío pero intenso», que sabe «leer bien los partidos» y al que hay que darle «cariño» para que rinda a su mejor nivel. El entrenador granadino cree que llega «maduro» para afrontar un reto algo más ambicioso.