Ideal

Granada CF

GRANADA CF

Camino despejado para Monterrubio

Camino despejado para Monterrubio
  • El asesor del presidente asume las funciones de director general tras el cese oficial de Vieta

Antonio Fernández Monterrubio ya tiene el camino despejado para gobernar en el Granada, tras la oficialización del despido de Sergi Vieta ayer. El flamante asesor del presidente, nombrado el pasado jueves 8, asumirá las funciones adscritas a la dirección general que ostentaba el catalán, del que se difundió su acuerdo de rescisión a las 14:26, en un desenlace asumido desde hace semanas, que adquirió forma concreta durante la reciente visita del presidente John Jiang.

A poco más de media hora del comunicado de despido, el propio club convocó a los medios para la presentación en público de Monterrubio en el estadio de Los Cármenes, hoy a las 10 horas. Estará flanqueado por el vicepresidente ejecutivo Kangning Wang y el vicepresidente institucional Ignacio Cuerva. El granadino adquirirá un rango que le equilibrará en responsabilidades con su homólogo chino. Es uno de los muchos cambios que se avecinan.

Tras la toma de contacto de Monterrubio al llegar con el grueso de los trabajadores, empezará un proceso de 'limpieza', con el fin de ajustar la plantilla a la dimensión de Segunda y, a su vez, rebajar gastos. Durante el año de gestión de Vieta, la organización adquirió orden entre áreas, pero con un considerable aumento de trabajadores en nómina. De los 55 con los que se cerró la etapa Pina a superar el centenar. Aparte de los ceses en los que influyó la propiedad -los de los entrenadores Jémez y Alcaraz, más el del director deportivo Javier Torralbo-, Vieta dejó tres sonoras salidas a otra escala: la del gerente David Navarro y el jefe de prensa Javier Rufete -a las puertas de la Navidad- y la del fisioterapeuta Javier Ávila, tras una década en el club, auspiciada por el médico, Antonio Fernández, pero que Vieta aceptó.

La negociación para la entrega de finiquitos y no renovaciones arrancará en pleno con Monterrubio a los mandos. En breve se pregonará la marcha de quien ha sido jefe de los servicios jurídicos, Luis Sánchez, para dejar la labor al despacho madrileño Senn Ferrero Asociados, «una 'boutique' especializada al asesoramiento integral en el sector del deporte y del entretenimiento», reza su página web. Su representante en principio será Álvaro García, que ya ha estado por las oficinas.

Está pendiente también el cambio en el gabinete de Comunicación, de donde saldrá el que ha sido su director, Míchel Martín, sin aclararse si los miembros incorporados a su petición seguirán. En el fútbol base la clave es la entrada de Luis Fradua en la coordinación, lo que acarreará bien que lo dejen Rufo Collado y su equipo -lo probable- o que algunos se mantengan. Fradua ya está tentando a varios entrenadores para las diferentes escalas formativas.

Queda claro que Monterrubio se ha convertido en hombre fuerte de la estructura. Rodea cierto misterio su llegada, tras su paso por el Xerez y el Rayo Vallecano, sin concluir de la mejor manera en ninguno de ellos. Hay fuentes que establecen una vinculación con David Belenguer, otro de los asesores del presidente en DDMC, quien ya intentó convencer a Jiang de la idoneidad de contratar como entrenador a Fernando Hierro. Al parecer, Belenguer sí habría logrado que se le considerara esta recomendación. Monterrubio podrá hoy aclararlo si lo estima.

Aun con algún episodio aciago que generó desasosiego en las respectivas hinchadas, Monterrubio sí tiene experiencia reputada en esta materia, algo que le puede dar ventaja, viviendo como punto álgido el ascenso xerecista a Primera. Su labor seguirá los pasos de examinar primero lo que tiene entre manos, reunirse por separado con los trabajadores y contrastar los informes o referencias previas que tenga de ellos con sus impresiones. De ahí, las conclusiones.

En la próxima quincena ha de quedar encarrilada la remodelación. Cuerva tendrá un papel relevante que hará que se involucre aun más en el quehacer del Granada. De su mano podría entrar cierta base local, afianzando la esencia granadina. Su imagen quedó muy reforzada ante Jiang la semana pasada, en el encuentro informal que mantuvo el máximo accionista con representantes de la afición y medios.

Vieta hará la mudanza para regresar a Barcelona con el fin de descansar junto a su familia, en un año de gran desgaste personal. Aunque se ha insinuado que se puede marchar al Girona -club en la órbita de MBS, la agencia de Pere Guardiola-, lo cierto es que desde su entorno se niega cualquier vinculación. Desde el club rojiblanco, por su parte, se quiso «agradecer la dedicación personal que ha llevado a cabo durante la etapa en la que ha trabajado para el Granada» y «desearle la mayor de las suertes en su futuro profesional». Tendrá que aclararse, además, qué pasará con la Fundación GCF 1931, cuyo responsable, Josep Cortada, también llegó como afín a Vieta.