Ideal

Granada CF

GRANADA CF | EXPEDIENTE

Un granadino en 'la ONU'

Juanan Entrena, ante el Osasuna.
Juanan Entrena, ante el Osasuna. / RAMÓN L. PÉREZ
  • Entrena ha completado una notable temporada en el Granada B marcando siete goles a pesar de ser extremo. Alcaraz le hizo debutar en Copa con el primer equipo y Tony Adams ha querido comprobar su evolución en primera persona durante el tramo final del campeonato

A lo largo de la temporada 2016/17 ha sido habitual que al Granada lo comparen con la Organización de las Naciones Unidas (ONU) por la sorprendente cantidad de nacionalidades distintas que han convivido en el vestuario nazarí, llegándose a alinear en varias ocasiones once jugadores de once países distintos, algo inédito en la historia de LaLiga.

La presencia del granadino Juanan Entrena en los partidos del primer equipo rojiblanco durante la recta final de la temporada no solo supuso una rareza respecto a los meses anteriores sino que fue un motivo de alegría y de orgullo para la afición, deseosa de ver despuntar con la camiseta rojiblanca horizontal a algún jugador de la tierra.

Criado en La Masía y procedente del filial del Espanyol, el extremo de Huétor Tájar regresó a su Granada natal acompañando al técnico Lluis Planagumá, con el que había coincidido en el filial periquito. El entrenador catalán lo mimó en el Granada B y aprovechó sus internadas por banda y sus goles para ir sumando puntos que tuvieron al filial rojiblanco alejado de la zona peligrosa durante la mayor parte del campeonato.

Su trabajo llamó la atención de Lucas Alcaraz, que lo citó para el partido de la primera ronda de Copa del Rey ante el Atlético Osasuna. El preparador del primer equipo le dio la oportunidad de debutar en los doce últimos minutos de ese encuentro oficial, mostrándose muy activo ante su público, rozando el gol en un mano a mano que no aprovechó ante el meta rival y convirtiéndose en el primer granadino que debutaba con la camiseta del Granada en un partido oficial desde que Nico Hidalgo lo hiciese en 2014.

Alcaraz intentó arreglar el mal momento que atravesaba el primer equipo en liga recurriendo a jugadores más experimentados en banda como Pereira, Boga, Carcela o Cuenca, pero sus apariciones fueron decisivas a ratos y los desbarajustes defensivos del primer plantel acabaron llevando al equipo a Segunda División. Entrena siguió acumulando minutos en el Granada B, cuajando buenos encuentros y terminando la temporada con unos números prometedores: siete goles anotados en los 29 encuentros con el filial rojiblanco en la categoría de bronce.

Minutos con Adams

Con el Granada ya descendido matemáticamente Adams le dio la oportunidad de debutar en liga con el primer equipo durante el partido que enfrentó a los rojiblancos con el Real Madrid en la antepenúltima jornada del campeonato (0-4). Su irrupción, a diez minutos para el final, fue el único motivo de alegría para la hinchada nazarí, que vio como tomaba el relevo de un mito como Manolo Lucena, el último granadino que había jugado en Primera con el Granada, en mayo de 2013.

Su descaro llamó mucho la atención en mitad de la mediocridad que el equipo granadino exhibió un partido más ante su público, quedando como parte positiva para el jugador la motivación que supuso la ovación que recibió al salir desde el banquillo y el mensaje de ánimo del capitán madridista Sergio Ramos, que le deseó lo mejor a la finalización de aquel encuentro.

Al igual que ante el Real Madrid, Tony Adams le dio pocos minutos para lucirse en el siguiente duelo ante Osasuna pero sí que lo utilizó como titular en la última jornada ante su anterior club: el RCD Espanyol. En ese primer encuentro dentro del once rojiblanco Entrena volvió a recibir el cariño de la grada y correspondió a los suyos con una actuación muy voluntariosa. Adams lo coló en banda derecha, a pierna cambiada, y el hueteño tuvo pocas ocasiones de hacer daño desde ahí, pero una vez más demostró tener mucho descaro y muchas ganas de triunfar con la camiseta del Granada, el equipo en el que el granadinismo quiere que siga creciendo como jugador y demostrando su talento en los próximos años.