Ideal

Granada CF

Lucas Alcaraz: "La meta es hacer de Argelia un equipo y llevarlo al Mundial"

  • El exrojiblanco debuta hoy martes con el combinado africano en un encuentro ante Guinea

El nuevo seleccionador de Argelia, el granadino Lucas Alcaraz, cree que la clasificación para el mundial de Rusia 2018 es todavía posible, pero que para ello el combinado norteafricano debe cambiar algunas dinámicas y dejar de ser una constelación de estrellas para convertirse en un equipo solidario.

En su primera entrevista como seleccionador, concedida a Efe en Argel en vísperas de su debut este martes frente a Guinea, el exentrenador del Granada, entre otros clubes, admite, no obstante, que la urgencia de los resultados puede ser un hándicap.

Y es que Argelia tiene en sus filas a varios de los jugadores más rutilantes de África, todos ellos reclutados en Europa -incluido su mejor hombre, Riad Mehrez (Leicester), mejor jugador de África en 2016.

Pero ese potencial no se refleja después en el campo -eliminado en primera ronda en la Copa África (CAN) de este año y último en el grupo de clasificación para el Mundial de 2018-, debido, según la prensa local, a que cuando llegan al equipo nacional cada jugador se esfuerza sólo para su propio brillo.

"La estrella de la selección debe ser el equipo, creo que si conseguimos que la selección juegue como un equipo evidentemente estaremos más cerca de conseguir la ilusión de la gente, y conseguir los buenos resultados. Por lo tanto estrella debe ser el equipo", asegura horas antes de su debut.

"El reto de los jugadores y del staff técnico es lograr que los jugadores tengan un espacio para el talento individual pero que sepan conjugar ese espacio con el espacio que necesita la selección en cuanto al trabajo de cubrir las necesidades del equipo", explicó Alcaraz.

"Yo creo que por una parte está el talento y por otra las necesidades del equipo y hay que conjugarlas", insistió.

La primera piedra de toque será la débil Guinea en el estadio de Blida, un amistoso de cara al primer compromiso serio -el día 11 frente a Togo en partido de clasificación para la CAN 2019-, en el que se espera que el andaluz presente su plan de juego.

"No es menos cierto que ahora mismo la clasificación para el mundial está complicada porque no se ha ganado ninguno de los dos partidos jugados, pero nuestra ilusión es ganar lo que queda y si ganamos lo que queda tendremos opciones para clasificarnos", recalcó.

"No es fácil pero está claro que nosotros no podemos perder esa ilusión.. yo creo que tanto el país, como el fútbol argelino, como los jugadores como el staff técnico tienen que tener la ilusión de estar en el mundial.. y por supuesto la CAN, en la que empezamos de cero y tenemos la ilusión de ir, por supuesto", agregó.

"Hay que pensar en un buen resultado y en buen partido... evidentemente sabemos que no es fácil pero hay que prepararse para hacer un buen partido, pero no temiendo un mal partido", señaló respecto a Togo.

Aunque los resultados son una urgencia para una selección y una afición con depresión y síndrome de ansiada, responsables de la Federación Argelina de Fútbol (FAF) subrayaron a Efe que Alcaraz es un proyecto de futuro.

Su misión es modernizar e introducir en el fútbol argelino nuevas formas de trabajo a nivel global, desde las categorías inferiores y con especial atención a los jugadores que actúan en el las ligas locales, algo que el técnico ya ha iniciado.

"Los resultados precedentes hacen que se llegue a las compromisos con la urgencia de conseguir buenos resultados, en la medida de lo posible tener buena imagen y que ello haga que mejore un poco todo para que el rendimiento de los jugadores también salga beneficiado de esa atmósfera que rodea a la selección.

"El trabajo de un seleccionar es primero entrenar a la selección y luego que de alguna manera el trabajo de la selección a nivel de categorías inferiores tenga su reflejo en el primer equipo y que los jugadores que participan en las categorías inferiores puedan poco a poco cerca de la selección para intentar ayudarla", afirmó.

Para ello, en los apenas tres meses que lleva en el cargo, Alcaraz y sus ayudantes han seguido, en el vídeo y en el campo, a más de 60 jugadores, tanto en los campeonatos europeos como en las competiciones locales.

Un intenso trabajo que ha desembocado en una primera lista de 24 convocados más "dos invitados", continuista, en el que las principales novedades son la vuelta de dos viejos conocidos de la Liga española -Soufiane Feghouli (West Ham) y Carl Medjiani (Trabznospor).

Y la inclusión de Youcef Attal, la joven promesa del Paradou AC de la Liga argelina, citado este verano para un prueba con el Sevilla.

Hasta ahora, la experiencia argelina "creo que (ha sido) muy intensa. En muchas direcciones. Trabajo de visionado de jugadores, tanto en directo como en vídeo, el trabajo de visita, el trabajo de organización, trabajo de todo tipo".

"Creo que quizá tiene menos competición que lo que es un entrenador de club pero tiene bastante más trabajo para llegar a tomar las decisiones", aseguró sobre su primera actuación como seleccionador nacional.

"Yo creo que lo que cambia es el método de elegir a los jugadores en tu club es la competición y el entrenamiento y aquí el trabajo de tomar decisiones es mucho más amplio porque cada jugador tienes que verle cuatro o cinco partidos, sus acciones y valorar muchas cosas para decidir", afirmó.

"Me han tratado muy bien... si bien es cierto que por el volumen de trabajo que tenemos no salimos de Sidi Musa, creo que tanto la gente, como el personal de la federación están intentado hacernos el trabajo más fácil y la estancia lo más agradable posible", apostilló el técnico.