Ideal

Granada CF

"Por encima de buenos jugadores, quiero futbolistas comprometidos"

video

/ FERMÍN RODRÍGUEZ

  • José Luis Oltra asegura que es pronto para saber qué Granada se verá con una plantilla a confeccionar casi al completo pero quiere gente "que sude la camiseta" en un proyecto que le hace ser un "hombre feliz"

José Luis Oltra fue presentado este martes como nuevo entrenador del Granada CF. Primero quiso agradecer “al presidente y al director deportivo que hayan puesto la confianza en mí para asumir el reto de devolver al Granada donde tiene que estar”. José Luis Oltra ya habla como entrenador del Granada y sabe que ha aterrizado en “un club importantísimo, a un proyecto grande, el reto es tremendo, la confianza también”. Ahora tiene que tratar de convencer de las posibilidades porque “entre todos tenemos que sumar para conseguir el objetivo”. Ha dejado claro que hoy es “un hombre feliz” por recalar “en un club histórico, con un pasado reciente importante y con una afición apasionada, volcada”.

Miedo al objetivo: “Hay que asumir con normalidad lo que el club marca como objetivo, que no puede ser de otra manera que el ascenso. Para conseguir esto necesitamos gente comprometida en todos los ámbitos. Es un reto que se consigue en junio del año que viene, no hoy. Hay que ir partido a partido, saber que es una categoría difícil. Algo que me avala es la experiencia, el hacerme cargo de equipos con objetivos similares. Otra cosa es que pidamos paciencia, porque los detalles van a ser muy importantes. Que el objetivo no nos genere presión, urgencia o duda. El objetivo, que es a largo plazo, no puede ser otro”.

¿Qué Granada se verá?: “No puedo decirlo. Tengo una idea futbolística, pero todo entrenador que se precie tiene que saber adaptarse a lo que tiene. En función de los futbolistas que tengamos. Puedo venderme fenomenal diciendo que va a ser un equipo valiente y ofensivo pero eso te puede pasar factura. Lo importante es tener un equipo equilibrado, configurar una buena plantilla y conseguir resultados. Ser un equipo protagonista, que contagie a la afición. Necesitamos tranquilidad y resultados”.

Los secretos de la Segunda: “Esto es fútbol, no hay un secreto. El único secreto es creer en el proyecto, perseverar, trabajar fuerte cada día, ser constante, tener a toda la gente implicada, ser comprometidos con la idea de juego y con el club, con el entorno. No hay un secreto claro salvo el trabajo y, como decía uno de los maestros, Luis Aragonés, esto es ganar, ganar y volver a ganar”.

La afición: “Desde fuera me parece una afición apasionada, exigente pero comprensiva. Ha estado muy por encima del equipo, sin entrar en detalles porque no estaba aquí. Entre todos va a ser fácil. Que se sienta orgullosa del equipo. Eso se consigue con un equipo implicado, comprometido, el sudar la camiseta, ir a por los partidos. Si lo hacemos, seguramente habrá esa unión. Es una temporada larga y hay que tener mucha tranquilidad porque esto es una carrera de fondo”.

Baile de entrenadores: “Son temas que desconozco. Estoy aquí porque soy un candidato de consenso. Mi agradecimiento es al presidente y al director deportivo. No quiero saber lo demás, vengo porque me gusta el proyecto y lo afronto con responsabilidad, con ilusión, con predisposición. Ayer casi se me saltan las lágrimas al ver la ciudad deportiva porque no hay muchos en España que tengan algo así, ni mucho menos en Segunda”.

Cómo ilusionar a la gente: “Marcando un objetivo, no rehuyendo. Pidiendo comprensión y unión. Pero lo que va a ilusionar de verdad son los resultados. Me identifico con las ganas de crecer y recuperar lo que hemos perdido. Hay que traducirlo en hechos, que son los resultados. Con el día a día seguro que la gente se vuelve a ilusionar”.

Perfil de jugadores: “Por encima de buenos jugadores, los quiero comprometidos. Que sepan a lo que vienen, a arrimar el hombro. Evidentemente cuanto mejores futbolistas mejor será el entrenador. Iremos acelerando, confeccionando esa plantilla acorde al objetivo”.

Última experiencia en Córdoba: “El aprendizaje es de todos los momentos de mi carrera, incluso desde que fui futbolista. Vine a jugar al nuevo Los Cármenes y al antiguo. En la vida te alimentas más del fracaso que del éxito. Cuando no te va bien eres más analítico y te fijas más en lo que te puedes haber equivocado. He dejado muy buenos amigos donde he estado, también quizá por eso puedo estar aquí, por mi forma de ser. El Granada es el cuarto equipo que cojo recién descendido y en algunos me ha ido mejor que en otros. Este año en Córdoba hubo unas condiciones que cambiaron el panorama con la salida de futbolistas que marcaron el año anterior 49 goles”.