Ideal

Granada CF

GRANADA CF | EXPEDIENTE

Inseguro atrás desde el principio

Vezo toca el balón en un entrenamiento.
Vezo toca el balón en un entrenamiento. / F. R.
  • Rubén Vezo no estaba muy convencido de su cesión al Granada por parte del Valencia, aunque después aclaró que eso no era cierto. Se hizo con la titularidad al poco tiempo de llegar, pero la incorporación de Ingason en el mercado de invierno le dejó fuera del equipo

Costó convencerle para que aceptara su cesión al Granada. Rubén Vezo no estaba contando en el Valencia, pese a que por diversas circunstancias fue titular en la primera jornada con el equipo che, pero su salida estaba próxima. Se creó cierta expectación con su llegada entre los aficionados rojiblancos, al pensar que podría llegar a ser el líder de la defensa. Sin embargo, el paso de los partidos comenzó a generar decepción. Pasó de titular a la grada a mitad de temporada y no aportó la seguridad esperada.

Fue otro de los futbolistas que llegó a finales de agosto. Piru vio cómo se abortaban varios intentos por contratar a otros centrales durante el mercado de verano y al final tuvo que agarrarse a la opción del central portugués, al que el Valencia iba a darle salida para liberar fichas. No dio la sensación de estar muy contento con esa cesión en un principio, aunque en su presentación aclaró que en realidad no fue así y que veía al conjunto rojiblanco como una buena oportunidad para tener continuidad.

En la tercera jornada ya formó en el equipo inicial. La debacle defensiva que se dio en el partido disputado en Las Palmas conllevó cambios atrás por parte de Paco Jémez. Lombán fue uno de los que pagó los platos rotos y el beneficiado fue Vezo. Hizo pareja con Gastón Silva en el centro de la zaga en el encuentro con el Eibar. Ya se pudo apreciar que es un defensa más bien rápido, aunque con algunas deficiencias técnicas y que no toma buenas decisiones en momentos comprometidos, lo que puede generar inseguridad.

En el siguiente partido fue expulsado. El técnico cordobés lo puso otra vez desde el principio en el compromiso disputado en el Benito Villamarín con el Betis. Volvió a hacer pareja con Gastón Silva, pero solo aguantó hasta el inicio de la segunda parte. Recibió la segunda amarilla y un partido que llegó a tener dos goles de ventaja para los rojiblancos, acabó finalmente en empate. En cuanto pasó la sanción recuperó la titularidad, aunque ya dejó ver algunas errores. Así ocurrió en el compromiso disputado en Mendizorroza frente al Alavés y que dio paso a la destitución de Paco Jémez.

El cambio en el banquillo no llegó a afectarle. Lucas Alcaraz siguió confiando en él. Estuvo de inicio hasta el final de la primera vuelta. El equipo mejoró ligeramente en defensa durante algunas jornadas, pero en otras los fallos aparecieron una y otra vez. Estuvo en la goleada recibida en el Vicente Calderón frente al Atlético de Madrid y también en la del Santiago Bernabéu con el Real Madrid. Rubén Vezo empezaba ya a estar señalado y desde el club se buscaba un refuerzo para el centro de la zaga en el mercado de invierno.

Pobres actuaciones

Fue en el partido en Los Cármenes frente al Osasuna, el penúltimo de la primera vuelta, cuando realizó una de sus peores actuaciones, que hasta generó reproches hacia él desde la grada. El entrenador granadino lo ubicó en el perfil izquierdo como central y sus errores fueron continuos, hasta el punto que optó por sustituirlo en el inicio de la segunda parte, cuando el conjunto navarro ya iba por delante en el marcador.

A partir de ese momento vivió un pequeño calvario personal. Ya no volvió a jugar hasta dos meses después. El fichaje de Ingason le dejó fuera del equipo. Hasta se quedó fuera de algunas convocatorias. Jugó mucho menos durante la segunda vuelta y bajó posiciones en el escalafón de los centrales. Hasta Lombán le ganó terreno. Con la lesión de Foulquier fue utilizado por Tony Adams como lateral derecho en algunos partidos, aunque también en esa posición tuvo problemas. Los rivales hicieron mucho daño por su zona en las últimas jornadas. En el encuentro final frente al Espanyol volvió a ser titular y fue abucheado tras marcarse en propia meta un gol en el inicio de ese partido. Deja un mal recuerdo.