Ideal

Granada CF

GRANADA CF

José Luis Oltra toma el timón de la nave para intentar llevarla a la élite de nuevo

José Luis Oltra, a la derecha, coloca conos por el campo en un entrenamiento cuando entrenaba al vecino Almería.
José Luis Oltra, a la derecha, coloca conos por el campo en un entrenamiento cuando entrenaba al vecino Almería. / M. MANZANO
  • El técnico valenciano es confirmado como entrenador para el curso 2017/18 y renovará en caso de ascenso

Era el elegido y desde ayer es, a todos los efectos, el nuevo entrenador del Granada. José Luis Oltra (Valencia, 1969) será el encargado de capitanear la nave rojiblanca en busca del regreso a Primera división. Se suma a «un gran proyecto» según sus propias palabras en la red social Twitter, en la que apuntó que lo hace «con la máxima ilusión» y que desde ahora «juntos seremos mejores. Vamos Granada».

El club rojiblanco confirmó mediante una nota de prensa lo que este periódico les avanzó en días anteriores: que el técnico valenciano se sentará en el banquillo del Granada durante la temporada 2017/18 y que su contrato puede ser prorrogable por una temporada más, siempre que se consiga el ascenso.

Junto a Oltra se incorporan al cuerpo técnico dos hombres de su máxima confianza: el ex portero Emilio José Isierte Aguilar, que ejercerá de segundo entrenador; y el doctor en Ciencias del Deporte Marcos Chena Sinovas, que pasa a ser el nuevo preparador físico del conjunto rojiblanco.

La opción Oltra era la elegida desde la cúpula desde hace más de una semana y en los últimos días no ha habido novedades significativas en cuanto a su designación, quedando ésta a la espera de ser oficializada en cuanto el técnico y el club acabasen de solucionar los flecos pendientes en la redacción de su contrato. Aunque Luis García Plaza y Fernando Hierro también sonaron en su momento, Oltra ha terminado siendo el hombre que desde dentro del club consideran idóneo para intentar recuperar una categoría que los rojiblancos perdieron la pasada temporada con mucha angustia, demasiada, dejando un preocupante ambiente de división, desencanto y honda preocupación en muchos sectores del granadinismo.

Oltra gusta porque es experimentado, ha conseguido éxitos y fracasos en la división de plata pero además sabe de sobra lo que es trabajar bajo presión pues ha comandado proyectos importantes ante aficiones muy exigentes como la del Deportivo o la del Tenerife. Esto jugó a su favor en relación a la primera apuesta del director deportivo Manolo Salvador, que era Luis García Plaza. Desde los círculos más cercanos al presidente y propietario se intentó convencer a éste acerca de la conveniencia de contratar a Fernando Hierro como entrenador pero no tenía sentido que John Jiang tomara esta decisión a instancias de sus asesores sin contar con la persona que actualmente cobra un sueldo por estructurar el proyecto deportivo, que no es otra que el citado Manolo Salvador. Una vez que ambas partes se encontraron y se hablaron con claridad el proyecto tomó un rumbo mucho más definido. Desde el Granada se estima que la opción Oltra aporta más ventajas que ninguna otra y es que, además de su experiencia, en las conversaciones mantenidas con él ha demostrado ser dialogante y tener buena sintonía con la dirección deportiva, con la que tendrá que trabajar codo con codo para arrancar un proyecto que prácticamente parte desde cero.

Experiencias anteriores

Sus primeros pasos como técnico los dio en el Catarroja, de Regional Preferente, y en el Castellón, con el que debutó en Segunda División B.

Tras dos cursos prometedores con el equipo castellonense, firmó por el Levante para dirigir al filial y, aunque cumplió sobradamente su objetivo con el segundo equipo granota, la temporada 2004/05 fue dramática para la entidad valenciana. El primer equipo no funcionó en Primera división, los gestores le dieron a Oltra la responsabilidad de intentar conseguir la permanencia en las últimas jornadas pero finalmente el descenso a Segunda se acabó consumando, cerrando las puertas de esta categoría al equipo filial. Oltra quedó al mando del primer equipo granota a la temporada siguiente pero fue despedido en la jornada diez, estando el equipo en mitad de la tabla. El técnico valenciano siguió entrenando junto al Mar Mediterráneo en la temporada siguiente, convirtiéndose en el entrenador del Ciudad de Murcia de Quique Pina y Juan Carlos Cordero. Consiguió la mejor clasificación histórica del club, un cuarto puesto que lo dejó a las puertas del ascenso a Primera (por entonces subían directamente los tres primeros clasificados).

En Tenerife, su siguiente parada, consiguió un décimo puesto y un ascenso a Primera. En su regreso a la máxima categoría peleó por la salvación del cuadro chicharrero hasta la última jornada, pero no la consiguió y no fue renovado. Su siguiente periplo en el Deportivo de La Coruña sí que fue exitoso pues devolvió al equipo coruñés a Primera división, consiguiendo el récord de puntos hasta la fecha en la categoría de plata (91). Sus tres últimas experiencias no fueron positivas, pues fue cesado como técnico del Real Mallorca (2013/14), del Recreativo (2014/15) y del Córdoba (2016/17).