Ideal

Granada CF

GRANADA CF

José Luis Oltra, pese al fuego asesor

José Luis Oltra puede ser anunciado hoy mismo como nuevo entrenador del Granada.
José Luis Oltra puede ser anunciado hoy mismo como nuevo entrenador del Granada. / AFP
  • Acuerdo ultimado, aun con los intentos previos de un consejero de Jiang por potenciar a Hierro

Ambas partes se han dado la palabra, señal de buena voluntad. El acuerdo para que José Luis Oltra sea el entrenador del Granada está ultimado, pendiente de apenas matices entre abogados, parte del proceso farragoso de una contratación. Tanto desde la agencia que le representa, Bahía, como desde el propio Granada se desprende que están convencidos de que unirán sus caminos en pos del objetivo de regresar a Primera. Tras muchos dimes y diretes, está previsto que el anuncio se difunda hoy mismo, salvo percance, a pesar de que medios asturianos insistieron en acercarle al Oviedo. Se acabaría así un largo culebrón, con actores inesperados.

Nadie entendería que el flamante director deportivo del Sporting, Miguel Torrecilla, no eligiera el nombre del futuro entrenador del cuadro asturiano. Tampoco se barruntaría semejante situación con el recientemente nombrado en el Osasuna, Braulio Vázquez. Lo que no se entiende es que esta idea sí se la planteara alguien para el Granada, sea de dentro o externo. Es lo que intentaron que pasara con Fernando Hierro, al que apadrinó un consejero del presidente John Jiang, vinculados a la empresa rectora DMCC. Fue David Belenguer, exjugador del Betis o Getafe, que emprendió en su día negocios con el malagueño -entre ellos, una cadena de gimnasios 'low cost', que ambos presentaron en 2010 junto al entonces seleccionador nacional, Vicente Del Bosque, otra de las voces que supuestamente escucha el propietario-.

La relación entre ambos es magnífica. También es amigo de su hermano Manolo, otro exfutbolista. Belenguer trató de convencer, con éxito en su momento, al mandatario oriental sobre su idoneidad. Esto supuso un choque de trenes con Manolo Salvador, en una reunión celebrada en Madrid hace un par de semanas. Fue el primer amago de dimisión del ejecutivo.

Según testigos, el tema quedó apaciguado, Jiang aceptó apostar por la inclinación que tuviera Salvador -que ya iba girando hacia Oltra tras la pretensión inicial por Luis García- y sólo quedó consolidar algunos principios de lo planeado antes de culminarlo, como verificar la situación de la gente con contrato y la ruptura con el convenio de Pozzo. Lo de Oltra se ha cocinado con los agentes desde el miércoles noche.

Al parecer, en paralelo, el asesor presidencial siguió intentando torcer el parecer del 'jefe'. Hay quien ha conjeturado con un acuerdo cerrado con Hierro que impedía cualquier movimiento, pero lo cierto es que nadie ha impedido a Salvador seguir trabajando, desde las oficinas de la ciudad deportiva o fuera, en la llegada de Oltra. Tony Adams, que sigue siendo el vicepresidente de DDMC aunque ya no esté aquí, está al tanto de cada movimiento. De ahí la extrañeza que provocan las continuas insinuaciones que se achacan al otro 'bando'.

Hay algo que queda claro. Aunque Manolo Salvador salga vencedor de esta partida, lo cierto es que si Hierro no ocupa un banquillo este verano va a proyectar una larga sombra, en función de los resultados rojiblancos. No es descabellado pensar que este asesor trate de reavivar la posibilidad, si tiene realmente fuerza en el consejo de la empresa. Sin duda un escenario kafkiano, que puede acabar debilitando a Salvador en el día a día, si todo no se pliegan ya a la decisión tomada, por el bien de los nazaríes. Resulta chocante que gente que ha estado vinculada al fútbol pero que apenas conoce Granada se pueda adjudicar semejante responsabilidad o analizar desde la distancia. El diario Marca incluyó ayer a otro de los asesores de Jiang, el francés Philippe Troussier -que fue seleccionador con distintos combinados- como autor de unas frases que dejaron en mal lugar a personas de la organización, como el vicepresidente Wang, que «no sabe nada de fútbol» y al propio Adams, al que «no se ha tomado en serio, no tiene autoridad alguna». Todo por sus impresiones cuando estuvo en la ciudad hace meses, consultando a algunos jugadores.

José Luis Oltra y Manolo Salvador se han de concentrar en la profunda reestructuración a afrontar, con una veintena de fichajes pendientes. Las cuitas internas de DDMC corroboran la necesidad de que el presidente sepa gestionar los egos de los que le rodean. Aprovechando su desconocimiento sobre este deporte, muchos le sugieren cosas pero pocos se miden al fuego real de liderar el proyecto.

Si alguien tenía inclinación por un entrenador, se podía haber ofrecido a la dirección deportiva. Para un viaje así, no hacía falta la alforja de Manolo Salvador. Si este tuvo la aprobación, cuestionar su criterio era una extravagancia lamentable, al final no aceptada por el dueño.