Ideal

Granada CF
José Luis Oltra consulta su reloj durante un partido ante el Valencia en Mestalla.
José Luis Oltra consulta su reloj durante un partido ante el Valencia en Mestalla. / JUAN CARLOS CÁRDENAS

GRANADA CF

El Granada ya negocia con los agentes de Oltra su incorporación

  • Es el superviviente del 'casting' inicial de entrenadores para el Granada, tras descartarse en la entidad tanto a Luis García como a Fernando Hierro

El Granada ya negocia desde hace días la incorporación de José Luis Oltra como entrenador, aunque el fichaje no está cerrado aún. Falta limar varios aspectos con integrantes de su agencia de representación, Bahía Internacional, pero es el elegido para liderar el proyecto por parte de la cúpula de mando. Hasta que la documentación final no esté rubricada es imposible arrojar la certeza, pero lo que sí dejan claro varias fuentes de relevancia en la entidad es que tanto Luis García Plaza como Fernando Hierro, otros dos candidatos del 'casting' inicial de técnicos, están descartados.

De todos los nombres que han sonado, el preparador valenciano es el que ha reunido las mejores notas en los campos que se valoraban. Estos son: experiencia acreditada en una categoría complicada como la Segunda (con partidos en nueve temporadas al menos en la misma, con el Levante, Ciudad de Murcia, Tenerife, Deportivo, Mallorca, Recreativo y Córdoba); haber vivido ascensos (Tenerife y Deportivo) o promociones para subir (Córdoba); que posea un buen talante, sea trabajador y esté acostumbrado a un entorno exigente; y que sea consciente de que deberá tener una voluntad colaborativa con el director deportivo de cara a hacer un ingente esfuerzo, ante el elevadísimo número de fichajes por hacer. Oltra superó cada posta, incluida la de la relación con Manolo Salvador, que claramente ha salido reforzado del pulso que supuso la posibilidad de dimitir.

Incluso desde la cercanía de Tony Adams se comenta que el inglés nunca tuvo dudas y sintió 'feeling' por el valenciano. Aunque en su momento Luis García Plaza llegó a estar muy cerca,con buena disposición, finalmente han pesado otras variables, si bien no se han concretado ni emolumentos ni duración del contrato de Oltra. Lo probable, un año con opción a otro.

En cuanto a la cuestión de Fernando Hierro, -del que la prensa asturiana descartó ayer del banquillo del Oviedo para el futuro, donde aún se encuentra prácticamente sin opciones de clasificación para el 'play off' de ascenso-, fue una apuesta muy valorada por el entorno del presidente Jiang, al que convencieron, y que abrió una fuerte discusión con Salvador. No parecía tener sentido darle galones para luego imponerle un míster. Parece que ha primado el sentido común. Si algo se trama por su lado, es desde fuera del club.

Formular previsiones es arriesgado, aunque hoy expire el plazo que se marcó Adams. Según se desprende, la reunión para romper con Pozzo -ya celebrada- y la falta de presentación del presupuesto habían ralentizado este movimiento. Una vez superados estos escollos, en principio sería inminente. Oltra sigue a la espera, si bien su nombre ha empezado a sonar también en otras plazas, hasta de sustituto de Hierro en el Oviedo. Se le ha relacionado con el Huesca en el caso de que salga de allí un exrojiblanco, Anquela. La ilusión de la directiva es que Oltra recale en Granada y parece que la disposición de las partes es la mejor. Será así si nada se tuerce.

Nadie es imprescindible

La actividad en las oficinas es frenética aunque los asuntos no se aireen en la medida que le gustaría al aficionado, ni se oficialicen. Las aproximaciones a jugadores de Segunda siguen, aunque el único reconocido por diversas fuentes es el de Joselu, delantero del Lugo, que les adelantó IDEAL el pasado día 19. El resto llegará cuando acabe la Segunda.

Han pasado revista ya los representantes de los futbolistas de la restante plantilla. Algunos han llegado con tentativas, como los de Carcela y Krhin, pero desde el Granada se exigen ofertas concretas de otros clubes, aunque sean inicialmente a la baja. Esto afecta prácticamente a todos los componentes, pues su gente de confianza intenta exprimir la esperanza de dejarles en Primera aún. El agente de Cuenca no ha respondido aún a la oferta de renovación planteada.