Ideal

Granada CF

GRANADA CF

El presupuesto se va definiendo pero sigue sin haber entrenador

  • Un encuentro casual entre Manolo Salvador y el presidente del Sporting, que ya le quiso, hace saltar la alarma, aunque el ejecutivo ratifica que seguirá en el Granada

Con Tony Adams fuera ya de Granada -en concreto en China-, el 'reinado' de Manolo Salvador ha arrancado de pleno. Pero mientras el inglés era dado a soltar pistas o vender ilusión sobre el futuro en sus comparecencias -aprovechando las ruedas de prensa como entrenador-, el director deportivo mantiene un absoluto hermetismo público, trabajando en la sombra en la construcción del nuevo proyecto. Todavía definiendo aspectos fundamentales en lo que repercute al techo de gasto. Una cantidad que se definirá en función de las propias posibilidades del presupuesto del club, las salidas y cómo quede el panorama si se cierra la ruptura con la red de Pozzo, tema abierto.

Una vez con ello, se podrá pulsar la tecla del entrenador. Los nombres de su lado siguen siendo José Luis Oltra y Luis García Plaza. Por el del presidente -y su círculo- planea el de Hierro, con una intensidad apaciguada pues no es del abanico de Salvador. Torpedear su criterio podría llegar a ser motivo de ruptura. Se presentó como amigo de trabajar en equipo -y lo es, se advierte-, pero en ciertos aspectos mantiene su criterio. Es parte de la credibilidad del cargo. Del que se la juega.

Lío asturiano

'La Nueva España' desveló ayer un encuentro entre directivos del Sporting de Gijón y Salvador en Madrid. Los asturianos habrían aprovechado para ofrecerle el cargo, a pesar de tener firmados tres años con los nazaríes. Aunque el medio afirma que Salvador pidió tiempo -reconociendo que contrastaron que lo rechazará-, IDEAL recabó la respuesta del entorno de Salvador, donde se niega la posibilidad de marcharse a Asturias, pues sigue ilusionado. En su día sí negoció con este equipo, antes de firmar por el Granada. El de este miércoles fue un mero encuentro informal, en el que se tomaron un café a ojos de otros dirigentes de clubes que se hospedaban en el mismo lugar, con diferentes reuniones pendientes en LaLiga.