Ideal

Granada CF
Luis García Plaza.
Luis García Plaza. / EFE

GRANADA CF

Calma tensa a la espera de que se desbloquee el asunto del técnico

  • El entorno de los dos principales candidatos para la dirección deportiva a sentarse en el banquillo de Los Cármenes, Luis García Plaza y José Luis Oltra, prefieren mantener silencio

Quizá los plazos ofrecidos por Tony Adams, no eran tan certeros como el inglés estaba seguro de ofrecer. Porque el asunto del entrenador, que sigue muy vivo, no se acaba de resolver. Fuentes cercanas a las negociaciones abiertas con varios entrenadores aseguran que hay que tener paciencia porque esto lleva su tiempo. Hay muchas partes implicadas y para llegar a un entendimiento se debe seguir un proceso. El entorno del club -afición, prensa...- se impacienta ante la falta de noticias, pero la decisión de elegir entrenador y de que este acepte las condiciones tarda más de lo que Adams parecía esperar.

El vicepresidente de DDMC, por cierto, ya se ha marchado de Granada, donde ha pasado los últimos meses reordenando la parcela deportiva del club tras la destitución de Piru y la elección del nuevo director deportivo. Este, Manolo Salvador, que desde el 1 de mayo trabaja en la confección de la nueva plantilla y del cuerpo técnico que la dirija, se queda al frente como único exponente de la parcela y responsable de la misma. El dirigente valenciano mantiene la calma y se distancia de rumores que alejan a Adrián Ramos del Granada o que sitúan a uno u otro entrenador como elección segura.

El entorno de los dos principales candidatos para la dirección deportiva a sentarse en el banquillo de Los Cármenes, José Luis Oltra y Luis García Plaza, prefieren mantener silencio, esperan con la calma suficiente a que se sucedan los acontecimientos. Ambas partes comparten que no está solo en su mano tomar una decisión definitiva y por tanto prefieren aguardar. Fuentes cercanas a Luis García aseguran que «siempre ha pensado» que el proyecto del Granada es interesante. Oltra, dicen sus allegados, prefiere no pronunciarse.