Ideal

Granada CF
Mehdi Carcela se lamenta de una ocasión fallada en un partido anterior disputado con el Granada.
Mehdi Carcela se lamenta de una ocasión fallada en un partido anterior disputado con el Granada. / RAMÓN L. PÉREZ

GRANADA CF

Cerca de 5 'kilos' en juego por la operación salida

  • El Granada tiene en las posibles ventas de Carcela, Atzili y Krhin la opción de recuperar dinero para actuar en el mercado, a la par que ahorra sueldos

Se dice que antes de entrar hay que dejar salir y el Granada no es diferente, pues en cuanto termine oficialmente la competición liguera arrancará la 'operación salida'. Aunque la plantilla se queda visiblemente despoblada por la alta presencia de jugadores cedidos, quince en total, el club pretende hacer caja además con algunos de los activos que le quedarán en nómina, de manera que obtenga dinero fresco para reforzarse y además ahorrarse algunas fichas altas. En cuanto haya entrenador, estas maniobras se han de acelerar.

En una perspectiva muy optimista, la recaudación posible rondaría los cinco millones de euros, pero para ello se tienen que dar varias circunstancias. Esto es, que cuatro futbolistas con cotización en el mercado salgo bajo la fórmula del traspaso. El primero y que más 'novias' tiene es Mehdi Carcela. El extremo belga-marroquí tiene una cláusula de salida de 2,5 millones de euros, que fue lo que abonó el Granada en su día por el 75 por ciento de sus derechos. El Betis fue uno de los primeros nombres en salir a la palestra para tentarle, aunque seguramente tendrá otras opciones. Si se obtuviera la compensación completa, al menos esta adquisición no sería especialmente lesiva para las finanzas del equipo. Además se eludiría uno de los sueldos que supera la frontera del millón de euros.

Otro que se adentra entre las nóminas más altas -si no la que más- es Rene Krhin (1,4 millones), quien aunque ha sido considerado en las alocuciones de Tony Adams como integrante de la plantilla del futuro, precisamente lo que gana y la posibilidad de que se le abran destinos bajo su condición de internacional titular con Eslovenia, abriría la puerta de su cambio de aires. De hecho, ya estuvo a punto de producirse en este mercado de invierno, cuando se quedó a un paso de sumarse al Birmingham, que milita en la Championship -Segunda inglesa-. Los británicos, estaban dispuestos a pagar encima 1,2 millones por adquirirle, pero tras una estancia durante un fin de semana, el propio jugador lo abortó. Ahora es más complicado que vaya allí, porque ya no está el técnico Gianfranco Zola, su valedor, sino Harry Redknapp, que ha logrado la permanencia. Si Krhin sale, será seguramente a otro lugar.

Hay otro futbolista que podría regresar al campeonato de su país. Se trata de Omer Atzili. Por el israelí los nazaríes pagaron 750.000 euros, aunque la FIFA les penalizó luego con 160.000 más, debido al recurso presentado por el Beitar Jerusalén, escuadra de la que salió gracias a la imposición de una cláusula por parte de un tribunal.

Atzili no ha dado ninguna medida sobre el terreno de juego, pero por edad parece que en conjuntos importantes de Israel le tienen en consideración, como el Maccabi Tel Aviv, el Beer Sheva y el Maccabi Haifa. Conjeturando, en vista del potencial económico de algunos de ellos, tal vez los rojiblancos puedan conseguir una venta en torno al millón de euros. Dependerá de la habilidad negociadora. El jugador ya no está en España y se despidió de sus compañeros. Públicamente, Adams habló del fallecimiento de un abuelo, pero el caso es que no ha habido retorno tras ello, si es que se ha producido.

A los aproximadamente 4,5 millones que se podría alcanzar con estos tres se sumarían los 500.000 euros que el Cádiz está dispuesto a invertir en Brian Oliván, lateral zurdo que ha estado cedido por el Granada durante esta campaña. Aunque últimamente alterna entre titularidad y suplencia, parece que tanto Pina como Cordero ven adecuada esta apuesta, que daría otra inyección monetaria al Granada.

Todo esto es especulación en cuanto a cifras, no respecto a los nombres. Puede ocurrir que no se encuentre nadie que satisfaga las peticiones, por lo que tendrían que barajar la alternativa de un préstamo con el que ahorrarse el sueldo, quizás incluyendo opción de compra para el equipo donde recalen.

No quiere bajar a Segunda

Además, también está por verificar qué pasará con Rubén Pérez, que acaba de conseguir la permanencia con el Leganés. El astigitano rechaza bajar a Segunda, pues le duele cómo salió el pasado verano y considera que él sí ha conseguido el objetivo de salvarse. Que no es responsable del descenso rojiblanco. Es por ello que querrá que se busque la desvinculación o bien una nueva cesión, siempre que sea en Primera, ya sea en el Leganés o en otro sitio.

El lateral Tito se va a quedar en Butarque, ya que entre las condiciones de su préstamo se estableció que rompía su lazo si el Leganés se quedaba en la élite y él disputaba una serie de partidos, que ha cumplido. Quien completa el trío pepinero es Darwin Machís, el que menos ha jugado y contaría, pese a ser extracomunitario. Pero sus derechos son de Pozzo y este podría valorar su venta. Quizás en Latinoamérica.