Ideal

Granada CF

GRANADA CF

El Granada intentó retener a Pereira para el caso de haberse librado de bajar

El Granada intentó retener a Pereira para el caso de haberse librado de bajar
/ RAMÓN L. PÉREZ
  • Ofreció hasta trabajo a su padre, pero el jugador volverá al Manchester United, del que saldrá preferentemente hacia España si Mourinho no le da garantías de ser útil

Cuando el Granada todavía trabajaba bajo un escenario de planificación A y otro B -siendo el principal quedarse en Primera división-, el nombre de Andreas Pereira estaba subrayado en rojo. La dirección deportiva, que ya dominaba Tony Adams, estaba dispuesta a asumir el esfuerzo de retener al centrocampista belga-brasileño, que ha militado en el Granada en calidad de cedido por el Manchester United. La tentativa llegó a ser tal que hasta se pretendió buscar trabajo a su padre, Marcos, un exfutbolista que ha sido habitual en la ciudad deportiva en distintas fases del curso. Se planteó incluso el pago de un traspaso al gigante inglés, para que recalara en propiedad. Pero cualquier posibilidad quedó rota cuando se consumó el descenso.

Pereira abandonará el Granada tras los dos partidos que quedan, después de atravesar una experiencia dura pero a la vez enriquecedora para él como futbolista, a sus 21 años. El jugador demuestra mucha madurez en algunas facetas. Su futuro está comprometido en Inglaterra, pero tiene claro que quiere mantener una conversación definitiva con José Mourinho, el técnico de los 'diablos rojos', para definir su papel en la próxima campaña. Aunque el portugués ya le dijo que contaba con él, Pereira ansía no ser una mera comparsa en sus planes. Tener un papel relevante, que ve complicado en vista de la competencia en el mediocampo de Old Trafford.

Si no viera posibilidades de participación, Pereira pediría su salida de una entidad con la que le resta una temporada de contrato, con opción a otra. Su deseo, en su defecto, es regresar a España, donde la mayoría de clubes de la clase media han preguntado por él. Ha conseguido cuatro goles como nazarí, actuando habitualmente de volante o extremo por la izquierda. También ha alternado por la mediapunta. Con altibajos, es de los pocos que ha mantenido la dignidad sobre el terreno de juego, siempre dispuesto a esforzarse.

Lágrimas en Anoeta

Hay una anécdota que demuestra su compromiso con la entidad. El futbolista rompió a llorar en el vestuario de Anoeta, en el estadio donde se certificó la pérdida de categoría del Granada. Sin embargo, al parecer se asombró de la relajación que tenían algunos de sus compañeros tras lo ocurrido, que masticaban lo sucedido de manera distendida. La anécdota ilustra lo que ha terminado siendo este capítulo final nazarí.

Pereira ha estado en préstamo, pero eso no le ha limitado para mostrarse identificado con el cuadro rojiblanco. Ha sido sensible a su causa. Otros poco a poco han ido desapareciendo, acelerando este proceso desde que Tony Adams se puso de técnico. Lesionados que se eternizan o futbolistas que simplemente se han desenchufado radiografían el interior de una escuadra a la que el final del campeonato se le ha hecho bola. Algunos es posible que tengan un futuro mejor. Quizás Pereira sea uno de ellos.