Ideal

Granada CF
Rui Silva atrapa un balón en el aire durante un entreno.
Rui Silva atrapa un balón en el aire durante un entreno. / RAMÓN L. PÉREZ

GRANADA CF

Un gran desconocido con guantes

  • Rui Silva espera tener en Segunda la oportunidad que no ha tenido por el momento

  • El portugués llegó en el mercado de invierno pero todavía no se ha vestido de corto, a la sombra de Ochoa

De los seis jugadores que el Granada firmó en el último mercado de invierno queda uno por estrenarse y tiene pinta de que no llegará a hacerlo. El guardameta portugués Rui Silva lleva desde enero entrenándose como uno más en la Ciudad Deportiva del club pero todavía no ha debutado como granadinista. Su caso es tan particular como lo es su posición en el campo, con sus propias normas. Si Rui Silva no juega es porque Ochoa se sigue saliendo.

El mexicano generó debate en las primeras jornadas de competición. Se le acusaba de cierta endeblez e inseguridades, coronadas con alguna pifia. Una vez quedó demostrado que el gran problema del equipo era su sistema defensivo no hubo más remedio que concederle el mérito que tenían sus paradas, muchas espectaculares por pura exhibición de reflejos. Guillermo Ochoa ha terminado la temporada quizás como el único futbolista a la altura de entre cuantos la iniciaron.

Carismático y mediático, bien conocido por ser internacional con su país, Ochoa es el portero que más paradas realiza de la Liga y a su vez el más goleado con 78 por haberlo disputado todo. Osasuna, el equipo con más tantos en contra del campeonato con 88, divide esta marca entre los porteros Mario, Nauzet y Sirigu. Ambos equipos sí empatan en cuanto a diferencia goleadora con los anotados.

Rui Silva sabía a lo que venía cuando llegó a Granada procedente del Nacional de Madeira. Lo hizo para suplir las marchas de Oier y Kelava y como portero de futuro dada la condición de préstamo de Ochoa. Arrebatarle la titularidad iba a ser una tarea complicada, por no decir improbable. No obstante, en su presentación demostró tener la mira más puesta en el futuro que en el presente inmediato: habló de «paso firme en mi carrera». Firmó hasta final de temporada y cuatro más, con el descenso ya como una seria posibilidad. Bien es cierto que dejó su club en Portugal también en esa zona caliente de la Liga NOS, y que finalmente ha perdido la categoría.

Rui Silva, que tiene 23 años, se ejercita cada día junto a Guillermo Ochoa y bajo las órdenes de Roberto Navajas, entrenador de porteros del primer equipo desde octubre. Su semblante es de un serio permanente. En los entrenamientos se muestra como un portero poderoso (mide 1.91 metros y pesa 89 kilos), sobrio pero ágil bajo palos como ha dejado ver con paradas de mérito en Portugal. Es zurdo y tiene un buen juego de pies. En España todavía está por medir a nivel de competición.

Protegido

Cuando Tony Adams pasó a ocupar el banquillo rojiblanco y anunció que daría protagonismo a los jugadores en propiedad se generó la posibilidad de que Ochoa diera el relevo al portugués. No ha sido así. El inglés ha seguido un baremo distinto al empleado para medir casos como el de Wakaso o Carcela y ha optado por la continuidad del mexicano, respaldado por sus actuaciones. Se intuye también que no quiere mermar la autoestima del joven Rui Silva con el castigo de estos sangrantes últimos partidos.

Nacido en Águas Santas, una especie de pedanía del municipio de Maia, en el distrito de Oporto, Rui Silva creció en el FC Maia hasta fichar en 2012 por el Nacional de Madeira, un cambio radical en su vida empezando por la mudanza a la isla. Es internacional portugués sub-19, sub-20 y sub-21, habiendo participado en torneos internacionales como el prestigioso de Toulon. Debutó con 19 años en la Liga NOS, suplente del brasileño Gottardi, y le arrebató la titularidad la temporada pasada hasta forzar su salida al Marítimo.

Abandonó Nacional como una pieza clave en el equipo, previo pago de 1,5 millones de euros, como una promesa aspirante a la portería de la 'seleçao'. Un sueño que comienza por defender la de Los Cármenes en Segunda.