Ideal

Granada CF
Ponce, Adrián Ramos y Ochoa se retiran cabizbajos tras consumarse el descenso en Anoeta.
Ponce, Adrián Ramos y Ochoa se retiran cabizbajos tras consumarse el descenso en Anoeta. / EFE

GRANADA CF

Caída en la permanencia más barata

  • En el peor de los casos este año serán suficientes 34 puntos para eludir el descenso, algo que nunca se dio desde la temporada 1995/96

El Granada ha bajado a Segunda en la que ya con total seguridad va a ser la temporada con la permanencia más barata de la historia en Primera desde que se instauró la Liga de tres puntos por victoria en lugar de dos. Con la derrota del pasado sábado del Sporting de Gijón frente al Villarreal, el equipo asturiano en el mejor de los casos, lo que significaría ganar los tres partidos que restan para el final, solo podría alcanzar los 33 puntos. Eso quiere decir que el Leganés o el Deportivo tendrán asegurada la salvación en el momento que lleguen a los 34, una cifra que nunca dio para garantizarla.

La más facilona hasta ahora había sido la que se dio hace dos temporadas, en la 2014/15. El equipo rojiblanco fue uno de los beneficiados de que se obtuviera con una puntuación tan baja y le permitió alcanzar el objetivo, pese a lo mal que lo hizo durante el año. Con solo 35 puntos logró eludir el descenso, algo que hubiera sido inimaginable cuando comenzó esa campaña. Pero fueron varios los equipos que se metieron abajo y algunos se desinflaron por completo, como fue el caso del Eibar, que tras una gran primera vuelta se vino abajo en la segunda y acabó el tercero por abajo, también con 35 puntos, aunque perjudicado en el average particular con el triple empate junto al Deportivo y el Granada. Después fue repescado, al producirse el descenso administrativo del Elche.

En el pasado ejercicio las dificultades fueron mayores y se necesitaron 39 puntos. Son los que firmó el conjunto granadino para certificar la permanencia por quinto año consecutivo. Los alcanzó tras vencer en la penúltima jornada en el estadio Sánchez Pizjuán ante el Sevilla. Después perdió en la última con el Barcelona, pero ya no tuvo influencia, porque el Rayo Vallecano solo pudo llegar hasta los 38 al ganar en su último partido, lo que no evitó que perdiera la categoría.

Hubo otra permanencia barata, aunque no tanto, hace pocos años. Ocurrió en la temporada 2012/13. El beneficiado fue el Celta, que en esos momentos estaba dirigido desde el banquillo por Abel Resino. Solo necesitó sumar 37 puntos para acabar en el cuarto puesto por abajo. Las diferencias entre los cinco últimos fueron escasas y el Mallorca con 36 puntos finalizó en la antepenúltima posición, que le mandó a Segunda ese año. El Granada acabó con 42 puntos y se salvó con antelación.

La salvación más cara de la historia desde que existe la Liga de tres puntos se dio en el ejercicio 2010/11. El Mallorca necesitó 44 puntos para eludir la caída a Segunda. El Deportivo de La Coruña descendió, pese a conseguir 43. Nunca se han necesitado tantos puntos para esquivar el peligro. No ha vuelto a repetirse algo similar y esta temporada se va a establecer ya el registro más bajo para asegurar la continuidad en la máxima categoría.

El cambio de puntuación por victoria en Primera se instauró en la temporada 1995/96. Ya han pasado veintidós años. Se llegaron a realizar algunos análisis a través de estadísticas y se determinó que con 42 puntos debía resultar suficiente para evitar problemas por abajo. Sin embargo, en las últimas cinco campañas esa media ha bajado y los 39 suelen ser garantía. Este año van a ser necesarios incluso cinco menos en el peor de los casos. Dependerá de lo que haga el Sporting de Gijón en las tres últimas jornadas. Cuenta en la actualidad con 24 puntos y debe jugar dos partidos en El Molinón y a domicilio debe enfrentarse al Eibar en la penúltima jornada.

Descolgados

Ya se intuía al término de la primera vuelta que podría ser una permanencia muy barata. Los tres que ocupan los puestos de descenso, es decir el Osasuna, el Granada y el Sporting, se encontraban algo descolgados y con una puntuación muy baja en el meridiano de la competición. El equipo asturiano solo disponía de 13 puntos y era el antepenúltimo clasificado tras disputarse las primeras diecinueve jornadas. Por encima estaba el Leganés, con cinco más y con un punto más el Deportivo.

La segunda vuelta ha sido tan floja como la primera por parte de los tres. A falta de tres jornadas han firmado casi los mismos pocos puntos en la segunda parte de la competición liguera y eso ha provocado que hayan permanecido en esos puestos durante muchos meses. Tampoco el Leganés ha impuesto un mayor ritmo, pero es que no lo ha necesitado, al presionarle tan poco los tres equipos de abajo. El conjunto asturiano aún podría salvarse, pero lo va a tener realmente complicado, al estar a seis puntos de la frontera de la permanencia y con solo ya nueve en juego.