Ideal

Granada CF

GRANADA CF

Adrián Ramos dará pistas hoy sobre su futuro

Ramos intenta alcanzar un balón en un partido anterior.
Ramos intenta alcanzar un balón en un partido anterior. / FERMÍN RODRÍGUEZ
  • El colombiano será el protagonista en una jornada en la que puede dar por zanjado el tema de su continuidad durante la próxima temporada

A la conclusión del partido de Anoeta hubo dos versiones acerca de la continuidad de Adrián Ramos en el Granada durante la próxima temporada: la del técnico Tony Adams y la del propio jugador. El inglés comentó que cuenta con él, que el colombiano será uno de los hombres llamados a quedarse para intentar retornar a la máxima categoría en el menor tiempo posible. Las declaraciones del delantero en zona mixta fueron menos concisas al señalar que "no pensaba en su futuro" y que todos los futbolistas "solo queremos darle una alegría a la afición en los tres partidos que nos quedan y el resto ya se verá".

En el ambiente lo que la plantilla sea capaz en los tres últimos partidos del campeonato después del descenso importa ya bien poco. La afición exige que se prepare desde ya un equipo competitivo para la categoría de plata y desde el club rojiblanco se apunta que ya han aprendido de errores pasados y que el próximo curso se harán mejor las cosas. Ramos, internacional con Colombia y delantero del Borussia Dortmund hasta el pasado mes de enero, sin duda sería un futbolista a seguir si acabara quedándose en Segunda División, algo en lo que influirá mucho la postura del propio atacante y la del presidente John Jiang, que se comprometió con el equipo alemán a adquirirlo en propiedad este verano para que forme parte de la plantilla del Chongqing Lifan. El equipo chino ha empezado medianamente bien la Superliga del país asiático, es noveno tras siete jornadas disputadas, por lo que en estos momentos tiene puestos sus esfuerzos en otros asuntos.

Por su parte, el Granada durante la mañana de ayer no tenía claro quién comparecería ante los medios en las habituales ruedas de prensa semanales pero a primera hora de la tarde anunció que el jugador elegido para hablar ante la prensa sería precisamente él: Adrián Ramos. Es sin duda un movimiento interesante. Probablemente el jugador comunique que va a continuar vistiendo de rojiblanco la temporada que viene tal y como indicó el pasado sábado su entrenador, hombre de total confianza del presidente. Si vuelve a regatear el tema y a centrarse en los tres partidos de liga que restan para el final de liga la credibilidad que quedará entredicho no será la suya, sino la de sus superiores.

Sin gol

Ramos marcó el pasado sábado ante la Real Sociedad su primer tanto en las últimas 12 jornadas. Tras unos inicios esperanzadores, el jugador ha sufrido problemas físicos en los últimos meses que lo han obligado a guardar reposo en varios partidos y el plan B de Alcaraz primero y de Tony Adams después casi nunca ha funcionado. La estadística es demoledora: los delanteros del Granada solo han marcado dos goles en estos doce encuentros, un dato que ayuda a explicar por qué el equipo rojiblanco ha cosechado una victoria, un empate y diez derrotas en esta racha de partidos que lo ha conducido al desastre.

Tras la decepcionante primera vuelta de Barral y Bueno, ambos jugadores salieron del club y Adrián Ramos llegó para competir con Kravets y con Ponce en la línea de ataque del equipo rojiblanco. El colombiano rindió bien al principio pero ha arrastrado problemas físicos que, de hecho, le llevaron a ser sustituido en el último partido. El ucraniano lleva una vuelta entera sin marcar un gol mientras que el atacante argentino solo ha marcado dos tantos en toda la temporada: el primero del curso en la jornada uno ante el Villarreal y el único de su equipo en la derrota por 1-3 ante el Valencia (jornada 31).

Desde que los granadinos goleasen al Real Betis en la vigesimotercera jornada del campeonato (4-1), los delanteros del cuadro rojiblanco iniciaron una sequía que se prolongó por espacio de siete jornadas: las que disputaron ante Athletic, Alavés, Leganés, Atlético de Madrid, Sporting, Barcelona y Deportivo de La Coruña. En el referido choque ante el Valencia Ezequiel Ponce marcó el 1-3 para el equipo granadino, un tanto que no sirvió de mucho y que además enfadó a la grada por su tristemente famosa y desacertada celebración.

En las posteriores jornadas ante Celta, Sevilla y Málaga no solo es que los delanteros del equipo nazarí no viesen puerta, es que el plantel no marcó ningún tanto y recibió siete en contra. Los pupilos de Tony Adams mejoraron su imagen en Anoeta y Ramos marcó su tercer tanto de esta campaña pero el destino de su equipo ya estaba escrito. El descenso fue inevitable. Los goles deberían haber llegado mucho antes.