Ideal

Granada CF

la resaca

El mañana es hoy

El mañana es hoy
  • Si Tony Adams no quiere repetir los errores pasados que reconoce de la gestión heredada, lo primero es delegar de pleno en quien sabe lo que es de verdad el día a día en el fútbol español: Manolo Salvador

1. El futuro del Granada empieza de inmediato. De hecho hoy entra en vigor el contrato de la ‘primera piedra’ del proyecto 2017-2018, la que representa al director deportivo, Manolo Salvador. Con el descenso consumado, las manos se desatan para actuar con luz sobre la nueva planificación, que tiene un frente inminente en la designación del entrenador, con Luis García Plaza como favorito y apuesta clara del valenciano.

2. Un periodo que también tiene que servir para concluir la tarea sobre el terreno de Tony Adams, figura abrumadora, algo histriónica, azote de todos aquellos que iniciaron esta aventura o la continuaron, con pocas balas ya en la recámara. Sus cambios de rol han resultado estrambóticos, pero al menos parece que las referencias del constructor del mañana son positivas. Lo que queda por ver es si lo deja trabajar con libertad.

3. Elegir a Salvador no es lo único. Ahora tendrá que dejarle margen. Adams asumió que la propiedad ha aprendido la lección de este fracaso y que el presidente John Jiang estuvo mal aconsejado, en clara referencia a Pere Guardiola y las personas más o menos vinculadas a su agencia, Media Base Sports. Sin embargo, estará cometiendo un pecado similar si ahora se arroga las responsabilidades de designación sin aplicar el criterio capital de quien conoce el fútbol español.

4. Ha insistido en que su presencia saltará a partir del verano, pues quiere liderar la expansión de DDMC por el continente. Se conoce el interés por desembarcar en Inglaterra, en concreto en el Crystal Palace, por lo que quizás sea allí donde termine radicándose.

5. Luis García Plaza es una opción poderosa por varios motivos. Gusta mucho a Salvador, con el que trabajó en el Levante; y está en el paro, por lo que no tendrían que esperar para contactar públicamente con él, como sí sucede con otros a los que quiere entrevistar Adams, caso por ejemplo de José Bordalás, en activo.

6. El inglés dibuja un porvenir venturoso con sus declaraciones, pero falta hace que consensúe el mensaje con los aludidos. Queda feísimo que él garantice la continuidad de Adrián Ramos y Foulquier en sala de prensa y que ellos no sean tajantes minutos después en zona mixta, aunque sobre todo el francés dé muestras claras de enorme cariño al club. En realidad, para la empresa que manda es más fácil retener al colombiano, pues inicia vínculo con su escuadra china a partir de junio.

7. Con Wakaso quedan muchas incógnitas. La posibilidad de compra de sus derechos por 1,5 millones al Panathinaikos es casi papel mojado sin haberse establecido las condiciones posteriores, no acordadas cuando se le fichó en enero. Ayer el futbolista tuvo un pronunciamiento en la red social Instagram. «Nada puede cambiar mi orgullo de estar aquí con estos colores. Desde el día uno, Granada, nos recuperaremos la próxima temporada», escribió, posando con la indumentaria. Un mensaje que despertó el optimismo en la hinchada. Está por ver.

8. Luego están los jóvenes africanos vinculados a Gino Pozzo, en algunos casos pertenecientes ya al Watford (Uche y Aly Mallé) y, en otros, bajo su recaudo por poseer los derechos económicos. Adams quería romper con el italiano, pero al mismo tiempo quedarse a alguno de estos chicos, Martin Hongla, que le encanta, y que en realidad sí es del Granada por derechos federativos. Pero Pozzo tiene esto bien atado, porque en la operación de compra-venta aclaró que él gobierna a sus activos. Además, tiene la sartén por el mango, pues todavía no ha cobrado el último plazo de la operación, que superaría los 10 millones de euros. Se avecina conflicto.

9. El británico también da por sentada la vuelta de Rubén Pérez, Machís o Brian Oliván, pero los dos primeros quieren quedarse en la élite. El sevillano puede buscar la salida y el venezolano es de Pozzo a su vez. Oliván sería retenido por el Cádiz si Pina paga 500.000 euros.

10. Salvador parece inclinado a forjar una plantilla con gente que conozca bien la Liga 1|2|3, con complementariedad y predominancia de los españoles. En 22 conjuntos hay de todo, muchos quedando libres a 30 de junio. El problema es que restan seis jornadas y encima la fase de ascenso. Muchos aguardarán a ver si tienen ocasión de dar el salto en sus cuadros. Un trasiego que se acelerará cuando haya técnico y si Adams consiente como debe.