Ideal

Granada CF

GRANADA CF

Un lugar de recuerdos felices

Un lugar de recuerdos felices
  • El Granada ha encarrilado tres permanencias en Anoeta, pero mañana puede sellar su descenso en este estadio talismán

En el estadio municipal de Anoeta el Granada se ha acostumbrado en su última etapa en la elite del fútbol español a celebrar buenos resultados en partidos importantes. Históricamente las visitas de los rojiblancos a San Sebastián no es que se le hayan dado especialmente bien, pero tras su regreso a la máxima categoría, en junio de 2011, los jugadores y aficionados rojiblancos han vivido más de un momento de gloria en el estadio txuri-urdin, convertido en talismán para las citas más importantes.

En total, entre el antiguo estadio de Atocha y el actual de Anoeta se contabilizan diecinueve partidos de liga en Primera División y uno de Copa del Rey con un saldo de 14 victorias para la Real Sociedad, cuatro empates y dos triunfos granadinos. Sin embargo, la mitad de los empates -dos- y la mitad de los triunfos -uno- fueron cosechados durante la presente etapa en la máxima categoría.

El Granada compite

El resultado de la temporada 2011/12 no fue del agrado de los aficionados (1-0) pero las circunstancias que rodearon aquel encuentro hicieron posible que esta derrota en la quinta jornada del campeonato no supusiera ningún trauma ni para la plantilla ni para la hinchada rojiblanca. Más bien al contrario. El Granada había vuelto a la Primera División tras 35 años de ausencia y su primera salida, a Málaga, le pilló con el paso cambiado. Tuvo que jugar el equipo de Fabri en casa de los de Manuel Pellegrini y se trajo un contundente 4-0 en contra. Dos goles de Joaquín y dos de Santi Cazorla convirtieron la efeméride en una fecha digna de olvidar pero tras jugar y ganar en casa 1-0 al Villarreal, el hecho de competir bien y tener opciones de puntuar en un campo tan complicado como el de Anoeta sirvió para que la afición rojiblanca pudiese confiar seriamente en las opciones de su equipo, que volvió a puntuar en la siguiente jornada ante el Atlético Osasuna (1-1).

Recio ilumina el camino

La fecha en la que se jugó el duelo entre Real Sociedad y Granada correspondiente al ejercicio 2012/13 dejaba poco margen para la alegría si los rojiblancos no conseguían puntuar en el País Vasco. Era la jornada 35, solo tres puntos los separaban del descenso y un resultado negativo podía tener consecuencias fatales. El inicio del compromiso no trajo buenas noticias para los de Lucas Alcaraz. Agirretxe puso por delante a los donostiarras en el minuto

8 y aunque El Arabi no faltó esa noche a su cita con el gol (m.14), el delantero 'txuri urdin' puso otra vez el marcador favorable a su equipo cuando tan solo faltaba un minuto para llegar al descanso.

El Granada tuvo que arriesgar en la reanudación. Tuvo ocasiones pero también recibió algunos sustos por parte de su oponente, por lo que cualquier cosa podía ocurrir. Y sucedió que en el minuto 89 Recio se aprovechó de un rechace para establecer el 2-2 definitivo. Aquel punto supuso un estallido de felicidad en el granadinismo, que vio a su equipo vencer en la siguiente jornada a un rival directo como Osasuna (3-0) y certificar su permanencia en Primera en la penúltima jornada.

Ighalo al rescate

Un año después la situación se repitió con idénticos contendientes y

prácticamente con los mismos protagonistas. El Granada de Alcaraz se presentaba a la cita ante la Real de Arrasate con el agua al cuello en la que era la antepenúltima jornada del curso 2013/14. El trabajo defensivo de los granadinos dio buenos frutos hasta el minuto 78, en el que el mexicano Carlos Vela marcó el uno a cero obligando al Granada a volcarse en busca del empate, que llegó en el último minuto de partido y tuvo la firma de Odion Ighalo.

El nigeriano volvió a aparecer en otro partido importante para lograr un tanto definitivo que le dio a su equipo la oportunidad de salvarse con una jornada de antelación. Esa bala fue desaprovechada por los granadinos en casa ante el Almería (0-2), motivo por el que hubo que esperar a la última fecha de aquel curso para certificar la tercera permanencia consecutiva en Valladolid.

El milagro de Sandoval

Si difícil había sido cumplir el objetivo de la salvación durante los tres años anteriores, imposible parecía a falta de cuatro jornadas para la conclusión de la campaña 2014/15. Pina reclutó a José Ramón Sandoval en una inesperada maniobra para salir del descenso y, tras dos victorias ante Getafe y Córdoba, los rojiblancos podían pasar de ser penúltimos a acabar el año dependiendo de sí mismos siempre que encadenaran su tercera victoria consecutiva en casa de la Real.

El Granada fue mejor que su rival y consiguió un inolvidable 0-3 final, con gol de Rochina desde el centro del campo incluido. Dos años después todo es diferente y el drama asoma a la puerta de un equipo sentenciado.