Ideal

Granada CF

LA PLAZOLETA

Carcela le costaría al Betis 2,5 'kilos'

  • Es su cláusula en caso de descenso, lo mismo que pagó el Granada por el 75% de sus derechos. Su abuelo era hincha verdiblanco y eso sumaría

La situación de Mehdi Carcela-González es una de las más conflictivas de las que tendrá que abordar el nuevo director deportivo, Manolo Salvador, en cuanto a empiece a tomar decisiones. El futbolista tiene contrato y Tony Adams, mano derecha de John Jiang en DDMC -la empresa que rige el club-, ha dado por asumido la continuidad del belga-marroquí en sus alocuciones, a la luz de la vigencia de su vínculo. Otra cosa bien distinta es que se quede, conociendo cómo se arma el fútbol.

Aunque se barajaron varias cifras en la operación de traspaso con el Benfica, en realidad el Granada abonó 2,5 millones de euros por el 75 por ciento de sus derechos económicos. Se fijó una cláusula de rescisión de 10 millones, pero, y aquí está el problema, baja a los 2,5 'kilos' en caso de descenso. Una cifra más que apetecible para los equipos de talla media de la Liga.

En estas aparece el Betis, con el que se concitan dos situaciones. Por un lado, que los mejores partidos de Carcela de toda la temporada fueron precisamente los dos que le enfrentaron al conjunto verdiblanco. La otra posición favorable a este cambio es que el abuelo de Carcela era aficionado del conjunto de Heliópolis. Con ello, Miguel Torrecilla, director deportivo del Betis, le tendría en su lista, pues busca un extremo, según anticipó Canal Sur.

Lo cierto es que la actitud del jugador ha despertado sospechas. Preguntado en privado, Carcela desvela que está a gusto aquí, quizás refiriéndose a España en general, pero que «ya veremos» que hará cuando el Granada confirme su descenso, que será en breve. Otra cosa que en vez de una venta, se le deje un año fuera, como hizo el Levante con Deyverson en el Alavés, y con su revalorización posterior se aproveche para hacer caja. Es algo que también podría hacerse con otros salarios altos, como es el caso de Krhin, en la cercanía de los 1,3 millones. En este caso, es herencia previa.

En un escenario similar a Carcela está otra pieza cotizada como Adrián Ramos. Sin embargo, aunque Adams dijo que tenía extensión en su estancia, a lo que realmente se refiere es a programar una nueva cesión. El delantero colombiano no es propiedad nazarí, sino que ahora mismo permanece bajo un préstamo por parte del Borussia Dortmund, con obligación de compra del Chonging Dadai Lifan, el cuadro chino del presidente Jiang (unos 12 millones). Un pastizal que tendrán que empezar a desembolsar en junio. Alargar la permanencia del cafetero está sometida al acuerdo hasta diciembre. Pero luego entrarán otros factores. Aunque garantice su salario, se abona al «ya veremos».

Techo salarial en Segunda

Es tal la desazón en el ambiente que se propaga, fundadamente o no, el miedo a una espantada de Jiang, siempre negada, que no puede ser tal sin una venta, para la que no asoma ningún comprador que se sepa. También surgen dudas con la viabilidad. El Granada subsanó ya el concurso de acreedores abierto en su día, para paliar su debe con Hacienda, Seguridad Social y terceros. Ahora tiene nuevas deudas, propias a una gestión, que en un neto estarían en torno a los 28 millones (estimación del periodista Roberto Bayón), con fondo de maniobra positivo, según fuentes del club. Es una cantidad que no hay que pagar mañana, sino que forma parte de un calendario a corto y largo plazo, sobre todo de esto último. Hasta ahora, van cumpliendo. La SAD declaró superávit de 3 millones en su asamblea. LaLiga establece ratios para controlar que nadie se desmadre y el Granada está en márgenes razonables. A unas muy malas, Jiang se tendría que rascar el bolsillo, como máximo accionista.

Con la ayuda al descenso -unos 10 millones de un tirón tras los cambios producidos-, las obligaciones se pueden ir reparando, con el ajuste lógico de presupuesto, teniendo uno de los techos salariales para futbolistas más altos de la categoría, aunque se reduzca en algo más de la mitad los 31 a los que se ha llegado en este curso. El problema aparecería si no se sube pronto, igual que alguien que tiene letras y queda en el paro. Tira de ahorros.

Cuantas más hipotecas de futbolistas hubiera, sería peor. Lo poco bueno de esta errática política es que la mayoría de efectivos se pira. Y de los que Adams enumeró, quizás sigan menos de los esperados.