Ideal

Granada CF
Manolo Salvador, futuro director deportivo del Granada.
Manolo Salvador, futuro director deportivo del Granada. / ABC

GRANADA CF

Manolo Salvador es el elegido y el miércoles se hará oficial

  • Estuvo en Granada el Jueves Santo, con varias conversaciones cruciales, y ya revisa la situación de jugadores con contrato, más los informes de la secretaría técnica

Este miércoles, al día siguiente de la disputa de jornada de liga entre semana, se anunciará el nombramiento de Manolo Salvador como director deportivo del Granada. El acuerdo es total desde hace días, si bien ambas partes han mantenido la prudencia hasta que el club decida hacerlo público. Se podrá fin así a la búsqueda esencial de Tony Adams, al que su proclamación como entrenador no le ha retrasado en su misión básica, que era designar a la persona que sirviera de enlace con la empresa DDMC, de la que es vicepresidente y que es la que dirige hoy al Granada, para iniciar la planificación deportiva de la temporada que viene. Todo ello en base a algunos contratos vigentes, de los que habrá que comprobar si siguen al efecto con ciertos jugadores y a partir de ahí, las nuevas adquisiciones.

Salvador, definido por gente que le conoce bien como un hombre trabajador, discreto, profesional y experimentado, asumirá un cargo de una enorme dificultad, con el reto evidente de devolver cuanto antes al Granada a la Primera división, pues la sombra del descenso es más que clara. El valenciano ha actuado con mucho sigilo desde que se produjo, hace semanas, el primer contacto con el británico.

A partir de ahí se han celebrado varias conversaciones, hasta llegar a un encuentro importante hace menos de dos semanas. IDEAL ha podido contrastar que el Jueves Santo estuvo en Granada. Visitó la ciudad deportiva y tuvo una toma de contacto con el vicepresidente Ignacio Cuerva. Por la tarde, acompañó en un hotel al otro vicepresidente, Kangning Wang, junto a Adams. De hecho, estuvieron viendo el partido del Celta de Vigo en la Liga Europa, que era el siguiente rival.

Una vez que quedó descartada la opción de Carmelo del Pozo, algo que el propio Salvador tendría conocimiento gracias a su amistad con Quico Catalán, presidente del Levante, que iba a hacer valer su cláusula de retención, el ejecutivo vio claro que enrolarse en el Granada era un hecho inminente, en cuanto se ratificaran las condiciones.

Trabajo en equipo

Salvador ya estaría revisando, según algunas fuentes, toda las situaciones contractuales actuales, incluido el filial, interesándose a su vez por los juveniles. Además contaría con los informes que maneja la secretaría técnica, con futbolistas a los que se les ha hecho seguimiento en los últimos meses.

Acostumbrado a trabajar en equipo, parece que no le molestaron las palabras de Adams, que alertó que el director deportivo no sería «un dictador», sino que funcionaría con DDMC. Su primer cometido será ahora garantizarse la presencia de futbolistas que, aun teniendo extensión, como Carcela o Ramos, pueden tener opciones de mercado. También valorar a los unidos a Pozzo, entre los que sólo se ha pronunciado Hongla. La política es contar con ellos, pero habrá que ver qué ocurre tras la probable caída.