Ideal

Granada CF

granada cf

Un rival que depara alegrías últimamente

Un rival que depara alegrías últimamente
/ FERMÍN RODRÍGUEZ
  • El equipo rojiblanco certificó la permanencia el pasado curso en el Sánchez Pizjuán y ha ganado las tres últimas veces que se han cruzado

Si el Celta, el rival que tuvo el Granada el pasado domingo, se la ha dado muy mal últimamente, con el Sevilla, equipo al que se enfrentará este viernes, ocurre lo contrario. De hecho, los rojiblancos han salido triunfadores en los tres últimos encuentros en los que han medido fuerzas. Ya se impuso en el partido de la primera vuelta, que significó además la primera victoria de la temporada, y también acabaron con éxito los dos compromisos que disputaron en el transcurso del pasado ejercicio. Hubo pleno de puntos en esos enfrentamientos.

El equipo granadino va a acudir a este choque con poca vida ya en su lucha por no perder la categoría. Lo mismo ni le vale el triunfo para evitar la caída, al encontrarse con tal déficit de puntos a seis jornadas para el final de la competición liguera. No fue tan dramática la situación en el curso anterior, si bien acudió igualmente con muchas urgencias, pues necesitaba obtener una victoria, si se tiene en cuenta que en el último partido debía enfrentarse al Barcelona, que se jugaba el título liguero en Los Cármenes y no podía fallar.

Ese partido en el estadio Sánchez Pizjuán de la temporada anterior dibujó una escena victoriosa, debido a que el Granada aseguró por quinto año consecutivo la permanencia en la máxima categoría. Ya se venía hablando desde principio del año sobre la posibilidad de que el club rojiblanco fuera vendido a un empresario chino por parte de Gino Pozzo, lo que supondría la salida de Quique Pina y Juan Carlos Cordero. Todos esos asuntos no influyeron y tras hacerse cargo del equipo a finales de febrero el técnico gaditano José González, el objetivo se alcanzó con esa contundente victoria en el feudo sevillano.

Fue en el transcurso de la penúltima jornada. El partido se disputó el 8 de mayo de 2016 y los rojiblancos se impusieron por 1-4. Un doblete de Isaac Cuenca y dos tantos más por parte de Babin y El Arabi otorgaron un día de felicidad para la fiel afición granadina, que se desplazó en forma de unos 5.000 seguidores hasta Sevilla para vivir un encuentro de emociones. A falta de un cuarto de hora llegó el empate de los locales, pero de esa incertidumbre se pasó al éxtasis en los últimos diez minutos, cuando se celebraron tres goles por parte de los visitantes, que certificaron su continuidad en la categoría con ese sonoro triunfo, que vino acompañado de la derrota del Rayo Vallecano en San Sebastián y el empate entre el Getafe y el Sporting de Gijón.

Ya en la primera vuelta de esa misma campaña se había impuesto el conjunto nazarí, que en uno de sus mejores partidos superó el 3 de enero de 2016 a la escuadra entrenada entonces por Unai Emery por 2-1 en Los Cármenes, con tantos de Success y Peñaranda. El Sevilla logró acortar distancias antes de llegar al descanso, pero el marcador ya no se movió en la segunda parte y esos tres puntos sirvieron para abandonar la zona de descenso. Se rompió así una racha negativa con la que se concluyó el año anterior.

También en el cruce más reciente que se ha dado entre ambos llegó otro triunfo para los rojiblancos. Sucedió el 3 de diciembre de 2016. El Granada había sido incapaz en trece jornadas de conseguir sumar tres puntos de una vez y tuvo que esperar hasta el choque con el cuadro hispalense para hacerlo. Se impuso por 2-1 en un partido muy completo y que cogió al equipo de Sampaoli con un ojo puesto en una eliminatoria europea, lo que ocasionó que el técnico argentino reservara a algunos jugadores para guardar ciertas energías para lo que le esperaba unos días después. Los tantos de Pereira y Lombán trajeron una alegría para la hinchada rojiblanca, que debió esperar casi cuatro meses para celebrar un triunfo en Liga.

Última derrota

Para encontrar la última derrota liguera del equipo granadino frente al Sevilla hay que retroceder hasta la temporada 2014/15. Ese revés se dio el 30 de noviembre de 2014. La derrota por 5-1 dejó ya tocado a Joaquín Caparrós, que por entonces se encontraba al frente del equipo y que fue sentenciado tras perder después en enero de 2015 la eliminatoria de octavos de final de la Copa del Rey ante el conjunto sevillista. El 4-0 en el partido de vuelta trajo ya su despido en el intento de buscar una reacción.

Hubo otro momento mágico para el Granada en esta etapa moderna. Fue en el transcurso de la primera temporada en Primera tras regresar después de 35 años. El 31 de octubre de 2011 el equipo granadino se impuso por 1-2 en el Sánchez Pizjuán. Los goles de Álex Geijo y Mikel Rico en el tramo final otorgaron una victoria inesperada tras ir con el marcador en contra desde el inicio. El guardameta gallego Roberto Fernández cuajó un gran partido, lo que permitió llegar con opciones para llevarse el triunfo después en los últimos minutos.

Llama la atención que son esas dos las únicas victorias que ha conseguido el conjunto rojiblanco en suelo sevillano a lo largo de su historia en Primera. En catorce ocasiones venció el Sevilla y se registraron dos empates, uno en 1960 y otro en 1969.