Ideal

Granada CF

granada cf

Luis García Plaza considera Granada «un lugar apetecible»

Luis García Plaza.
Luis García Plaza.
  • Sería una opción para el banquillo si recala Manolo Salvador en la dirección deportiva

  • El otro candidato a 'arquitecto', Carmelo del Pozo, tiene cláusula de rescisión

Nadie relacionado con el Granada le ha llamado, asegura, pero sabe que la temporada que viene, aun con el descenso inminente, hay una oportunidad de cambiar las cosas en «un lugar apetecible». Luis García Plaza es uno de los entrenadores actualmente sin equipo que más ha sonado en el mercado general en las últimas fechas. No en vano, ha estado a punto de ejercer en varios equipos de Primera esta campaña. En el Málaga, cuando se marchó Juande; en el Betis, dentro de un ‘casting’ en el que se impuso Víctor Sánchez; en el Osasuna, antes de que llegara Caparrós; y en el Deportivo de La Coruña, en un mano a mano con Pepe Mel. Al final no fue seleccionado. También fue tentado en al menos tres equipos de Segunda división: Córdoba, UCAM Murcia y Almería, si bien García Plaza prefiere aguardar «porque en esta categoría es mejor empezar el proyecto desde el principio», debido a su dureza.

El madrileño tiene claro de que este verano quiere volver a los banquillos. De momento tiene un potente oferta de un equipo chino de Segunda división pero la posibilidad de que un viejo conocido, Manolo Salvador, recale en el Granada en calidad de director deportivo le abre claramente una puerta en el seno rojiblanco. Se reunirían dos aliados que forjaron un gran Levante, que acabó de elevar a los altares su sucesor como técnico, Juan Ignacio Martínez. En el seno nazarí nadie se pronuncia oficialmente sobre la llegada de Manolo Salvador. Fuentes internas reconocen el contacto serio, sin descartar alternativas.

La alternativa a Salvador

Una de las opciones que manejaba el Granada para hacerse de la dirección deportiva del club la próxima temporada, Carmelo del Pozo, actual secretario técnico del Levante, posee en su contrato una cláusula de rescisión que asciende a 100.000 euros, mientras la entidad valenciana esté en Segunda división, y de 500.000 euros en caso de que el equipo ascienda a LaLiga Santander. La oferta del Granada, apuntaban desde la SER de Valencia, habría sido muy tentadora económicamente. Sin embargo, la cláusula dificultaba su contratación, ya que el Levante, actual líder de la Liga 1|2|3 –con 73 puntos y nueve de ventaja sobre el segundo– es un claro aspirante al ascenso a falta de ocho jornadas para la conclusión del campeonato y cuenta con Del Pozo para su futuro proyecto en la máxima categoría.

Wakaso, cerquísima

Con independencia de esto, Tony Adams sigue trabajando en preservar algunos activos actuales que no tienen vinculación cerrada. El caso público es el de Wakaso Mubarak, sobre quien el propio británico reconoce la disposición a pagar los 1,5 millones fijados con el Panathinaikos como opción de compra. El problema estriba en que en invierno no se cerró el contrato que tendría a futuro, ni en sueldo ni en duración, por lo que el jugador podría establecer ciertas condiciones. Sin embargo, según personas cercanas al futbolista, Wakaso querría quedarse en el club, incluso a sabiendas de la alta probabilidad de que el Granada pierda la categoría y juegue en LaLiga 1|2|3 la campaña que viene.