Ideal

Granada CF

granada cf | actualidad

El Celta no es buen aliado últimamente

Uche Agbo se escapa con el balón de la marca de Marcelo Díaz en el partido de la primera vuelta.
Uche Agbo se escapa con el balón de la marca de Marcelo Díaz en el partido de la primera vuelta. / EFE
  • El Granada ha perdido dos veces con el equipo vigués en las tres últimas temporadas que se han medido en Los Cármenes

En el estreno en el banquillo de Tony Adams el próximo domingo en la nueva etapa que se abre, el Granada se va a encontrar con el Celta, un equipo al que no ha superado en las anteriores tres temporadas cuando han tenido que enfrentarse. No lo ha conseguido ni en Los Cármenes ni tampoco en Balaídos. El conjunto gallego dio un salto en sus aspiraciones hace pocos años y desde entonces ha estado fuera del alcance de los rojiblancos, que no han sido capaces de obtener una victoria cuando se han cruzado en la competición liguera.

Es lo que ha sucedido en los últimos ocho enfrentamientos entre ambos. Para encontrar el triunfo más cercano en el tiempo del equipo granadino hay que retroceder cuatro años y medio. Fue cuando el equipo entrenado entonces por Juan Antonio Anquela consiguió imponerse por 2-1 en Los Cármenes, con goles de Torje y Siqueira tras transformar un penalti. El tanto del cuadro vigués lo anotó Iago Aspas. El partido se disputó el último día de septiembre de 2012 y constituyó la primera victoria de la temporada para el equipo granadino, lo que le dio para salir de la zona de descenso.

Sin embargo, a partir de ese día ya no ha vuelto a darse un triunfo para los rojiblancos. En los últimos tres años han llegado dos derrotas y un empate frente al Celta, cuando se han medido en feudo granadino. La más reciente y las más clara se dio la pasada temporada. El equipo de Berizzo se impuso por 0-2 el 20 de diciembre de 2015. Los tantos sonaron a venganza, al ser Orellana y Iago Aspas sus autores en un partido que quedó resuelto en la primera parte y ya no llegó después la reacción por parte de los locales.

La otra victoria viguesa en la etapa reciente del Granada en la máxima categoría se dio el 31 de enero de 2014. El equipo entrenado en ese momento por Lucas Alcaraz perdió por 1-2. Marcó Cabral en la primera parte, empató antes del descanso El Arabi y a dos minutos del final llegó un gol de Augusto que enmudeció a la grada, debido a que los rojiblancos acumularon méritos para un resultado mejor a lo largo de ese encuentro. Se reclamaron dos penaltis que parecieron claros. Al frente del banquillo del Celta se encontraba Luis Enrique, el hoy entrenador del Barcelona.

En ese cruce de caminos en esta etapa con ambos en Primera aparece un empate. El encuentro se disputó el 8 de abril de 2015. Todo iba abocado a una victoria rojiblanca, pero la prolongación resultó fatal y el compromiso acabó 1-1. Marcó Rober Ibáñez al principio y en el descuento se produjo el gol de Bongonda, que echó por tierra el esfuerzo anterior. El central colombiano Murillo fue expulsado antes del descanso y el cansancio pasó factura en la fase final, hasta el punto de que se llegó a escapar el triunfo.

El caso es que esas dos son las únicas derrotas que ha tenido el Granada a lo largo de su historia en Primera con el Celta, cuando le ha tocado estar de anfitrión. Es un rival al que casi siempre superó en épocas anteriores. De las quince veces que se han enfrentado en suelo granadino, se registran diez victorias locales, tres empates y dos derrotas. El triunfo más claro fue un 5-2 que se produjo en la temporada 1943-44. Las otras victorias fueron por la mínima o por dos goles de diferencia.

Como recuerdo positivo más reciente en los partidos que se han medido está el de la primera eliminatoria por el ascenso a Primera en junio de 2011. El Celta se impuso en la ida por 1-0 en Balaídos y el Granada logró igualar ese marcador en la vuelta. Los rojiblancos ganaron en la tanda de penaltis. El guardameta gallego Roberto Fernández fue el héroe al final, al detener dos penas máximas y convertir la suya. Después llegó el ascenso en la eliminatoria definitiva frente al Elche. Al año siguiente el conjunto gallego sí consiguió retornar a la máxima categoría.