Ideal

Granada CF

granada cf

Sólo ocho jugadores con contrato y Lombán puede irse con un descenso

Sólo ocho jugadores con contrato y Lombán se puede ir
/ FERMÍN RODRÍGUEZ
  • Adams quiere dar minutos a los que tienen vínculo para el futuro, aunque hay pocos y sólo aumenta si cuenta a canteranos de Pozzo

Hay una extraña incongruencia en el parlamento de Tony Adams. Por un lado mantiene vivo el objetivo de la salvación, pero por otro pretende alinear el máximo número de futbolistas en nómina al menos para la temporada que viene. Habló de «doce» con contrato y de que sólo actuaron «dos» ante el Valencia. Pero las cuentas no estaban bien hechas.

El inglés lleva ya un tiempo auditando el club, por lo que tendría que tener bastante claro el panorama de vinculaciones. Quizás sólo quiso dar un dato al aire sin más, para acentuar que sus formaciones sí contarán con el peso visible de quien no rompe su estancia seguro este verano. El problema es que la lista de disponibles es de sólo ocho jugadores, con algunos matices reseñables.

De esos ocho, hay un elemento que podría liberarse en caso de un descenso de categoría. Se trata del central David Lombán, quien tiene esta cláusula desde que se enroló en tiempo de Pina. Le quedaría una campaña más si así lo estima. El asturiano contó con ofertas para marcharse el pasado verano, con tentativas del Espanyol e incluso el Villarreal el 31 de agosto, pero se abortó su salida. Contó con protagonismo en la primera parte de la navegación de Lucas Alcaraz, pero poco a poco ha rebajado su presencia. Su última titularidad, tras varios partidos parado, fue ante el Barça.

Adams, en cualquier caso, sí cuenta con dos centrales hábiles que seguirían. Los mismos que defendieron ante el Valencia. Son Saunier e Ingason, unidos hasta 2019 y 2020 respectivamente. También tiene un lateral diestro como Foulquier, atado hasta el 19, aunque con la salvedad de que sus derechos económicos son del anterior propietario, Gino Pozzo, que podría sugerirle un cambio de aires si el Granada desciende. Adams ya contactó con el italiano para retenerlo, pero está por ver. Por otros como el joven Hongla, bajo similar corte, no hay decisión clara.

El británico dejó la puerta abierta a que aparezcan también cedidos sobre el césped, porque si no costaría explicar una suplencia del mexicano Ochoa, en préstamo por el Málaga aunque concluye con los blanquiazules también. El caso es que el joven Rui Silva sí es de la casa, por lo que quizás se plantee darle la alternativa. Se verá con el paso de los entrenamientos a buen seguro.

'11' con cierto vínculo.

'11' con cierto vínculo.

En el lateral zurdo ha de aparecer alguien de estancia efímera, pues Héctor es de la Real y el canterano Estupiñán del Watford. En la media está otro miembro del actual cuadro de Pozzo como Uche, al que querían retener. Adams sí podrá 'indultar' a Krhin, defenestrado por Alcaraz a pesar de ser nazarí hasta 2019.

Lío con Wakaso

El resto de pivotes se tendría que marchar. Existe una opción de compra de 1,5 millones por Wakaso. Sin embargo, no está establecido por cuánto sería ampliado, por lo que está por ver cómo podría ejercerse esta posibilidad. Novias no le faltan y en realidad lo concretado no le restringe para agarrar otras alternativas. Un serio tema a resolver.

Para las bandas está otro orillado como Atzili, que rubricó por cuatro temporadas, y Carcela, por el mismo tiempo, aunque con más mercado que el israelí en caso de pérdida de la categoría. Otros bandas serían Cuenca, si bien concluye el 30 de junio y nadie le ha ofrecido la renovación, o ya chicos del filial que no sean extracomunitarios, como Mallé -del Granada, pero que pasaría al Watford en junio- o incluso el hueteño Entrena.

Ni un solo punta cuenta con arraigo. Sólo podrían considerarse así a Adrián Ramos, que dejó el Dortmund al establecerse un pago obligatorio a final de campaña por el Chongqing Lifan, del presidente Jiang. Adams tiene un escaso margen de apuesta así. Tendrían que volver algunos al final, como Rubén Pérez o Machís. También gente como Brian Oliván, por el que Pina, que lo tiene en el Cádiz, quiere pagar su opción de compra de 500.000 euros. En Granada no se le aprovechó.