Ideal

Granada CF

“Lo que hay que hacer es ganar, no podemos decir muchas más cosas”

“Lo que hay que hacer es ganar, no podemos decir muchas más cosas”
/ PEPE VILLOSLADA (GRANADA CF)
  • El técnico Lucas Alcaraz apela a la consecución de un triunfo ante el Valencia para demostrar a la afición que el Granada CF seguirá intentando hasta el final la consecución de la permanencia

En su comparecencia previa al encuentro de mañana domingo en el estadio Nuevo Los Cármenes frente al Valencia el técnico del Granada CF Lucas Alcaraz ha sido fundamentalmente pragmático. “Lo que tenemos que hacer es ganar. No podemos decir muchas más cosas”, ha recordado el entrenador, quien entiende que la nueva baja por lesión de Adrián Ramos vuelve a ser un contratiempo ya que “nos había dado otra dimensión”.

¿SE MANTIENEN LOS PLANES TRAS EL PUNTO EN RIAZOR? “Sí, en el siguiente. Más que cuentas generales hay que pensar en el próximo partido. Es el que te va a marcar si vas a seguir haciendo cuentas generales o las cuentas ya van a estar más difíciles. Por tanto hay que estar pendientes del partido de mañana”.

RECUPERACIÓN DE CARCELA. Nos da variantes interesantes, sobre todo en casa, en una semana en la que el tercer partido es aquel al que llegas con la gente más cansada y teniendo en cuenta que tampoco tengo muchos recursos en las posiciones de ataque. Es un jugador con categoría que puede desordenar al contrario. Y si está bien, o tiene su día, o su mañana, evidentemente nos puede ayudar.

BAJA DE ADRIAN RAMOS. Es un jugador que nos había dado otra dimensión por sus características, sus características no son comparables a las del resto, que también aportan cosas. Pero sí que es cierto que hos ha faltado en los partidos más determinantes. Ese plus que nos había dado con su llegada nos está faltando en partidos determinantes.

CAMBIOS EN DEFENSA?. “Más que el sistema es jugar con línea de cuatro o con tres centrales. Es posible que sigamos con línea de cuatro”.

¿CÓMO SE LE DICE A LA AFICIÓN QUE EL EQUIPO NO PERDERÁ LA DIGNIDAD?.“Se lo tenemos que decir en el césped. Mañana es el típico partido en el que donde hay que hablar es en el campo. Hay que ganar el partido en el campo. Teniendo en cuenta la sobre exposición que tenemos a nivel de medios en este tipo de semanas en el que hacemos doce o trece intervenciones. Y teniendo en cuenta la situación del club, del equipo o la que estamos en Liga lo que hay que hacer es ganar. No podemos decir muchas más cosas”.

PARTIDO ANTE EL VALENCIA. “Es muy importante tener la línea de los partidos de casa. Transmitir, apretar, llegar. El arranque del partido es fundamental, porque si lo hacemos bien creo que nos daría un plus el hecho de empezar bien el partido”.

¿SE NOTARÁ LA NECESIDAD?. “Sí, tenemos que demostrar desde el primer minuto que los que nos jugamos algo somos nosotros. Ellos llegan en una situación tranquila, tras una buena racha. Pero está claro que los que nos jugamos algo en la clasificación somos nosotros. Y eso hay que demostrarlo desde el primer minuto. No vale con decirlo o con especularlo”.

¿CÓMO ESTÁ LA PLANTILLA?. “Es una de esas semanas en las que te da poco tiempo de testar a la gente. Los entrenamientos son más de recuperación que de otra cosa. Mañana cada uno tiene que sacar lo mejor de sí mismo, ponerlo en el campo y ganar el partido. A partir de ahí son semanas que son difíciles de saber cómo está la gente porque tienes pocas sesiones de entrenamiento reales, son más bien de recuperación. A nivel psicológico todo tiene que afectar, pero ahora llega el momento de apretar los dientes porque ahora mismo llegan los partidos decisivos. El estado psicológico es el que seamos capaces de dar mañana”.

¿SE AFRONTARON LOS ÚLTIMOS MINUTOS EN RIAZOR DE MANERA CONTEMPLATIVA? “No. Repasando el partido es verdad que hay un córner que tardamos en tirarlo. O a lo mejor un saque de puerta. Pero yo creo que es más fruto del cansancio. No me parece que cambiar de lanzador (en el último saque de esquina) sea con la intención de perder tiempo. Yo veía bastante importante que el último córner se lanzara en condiciones porque no había muchas más alternativas. Si se ve el vestuario después del partido estaba bastante mal porque la ilusión era ganar y porque hacía bastante falta ganar. La gente estaba muy muy jodida. Nadie dio por bueno el punto”.