Ideal

Granada CF

la crónica

Un punto envenenado

fotogalería

/ EFE

  • El Granada empata en Riazor en un encuentro en el que completó un buen trabajo defensivo pero en el que el resultado final tiene un indiscutible sabor a derrota

Dice una ley no escrita en el mundo del fútbol que si no puedes ganar un partido, al menos no lo pierdas. Lo que el Granada no podía hacer este miércoles era no ganar en Riazor. Y empató. El punto, que en otras circunstancias podría haber sido un botín más que aceptable, sabe a puro veneno para un equipo granadino que ya se no puede permitir el lujo de sumar de uno en uno. El Deportivo queda a ocho puntos, el Málaga a diez y el calendario ya tiene otra hoja menos.

El empate a cero llegó en un partido que no pasará a la historia pero en el que el Granada, a diferencia de otros duelos anteriores, se mostró muy aplicado en defensa. Alcaraz cambió su sistema con tres centrales por un 4-2-3-1 cuyo resultado final es subjetivo. La teoría de la manta –además de sus resultados en jornadas anteriores- parece enviar al Granada a Segunda División con este reparto de puntos. Los rojiblancos ofrecieron una buena imagen atrás, permitieron pocas ocasiones a su oponente y acabaron con la portería a cero. Ahora bien, su mejor ocasión de gol fue un cabezazo de Estupiñán en el minuto 14 de partido que atrapó sin demasiadas dificultades un bien colocado Germán Lux.

El cuadro granadino, que no ha ganado en lo que va de temporada ni con la equipación coral-flúor ni con la negra con ribetes rojiverdes, sostuvo bien a su rival durante los primeros cuarenta y cinco minutos de juego y, en una contienda con mucho centrocampismo y la posesión del balón repartida, los deportivistas tan solo inquietaron a Ochoa con dos llegadas peligrosas en la recta final del primer acto: un centro de Carles Gil al corazón del área al que Florín Andone no llegó por muy poco (m.38) y un cabezazo picado de Arribas (m.40) que recordó a la ocasión anteriormente citada de Estupiñán y que tuvo el mismo final: parada del portero.

En el segundo tiempo ambos equipos ofrecieron más motivos que explican la situación en la que se encuentran. El Deportivo, que dominó durante más tiempo, solo obligó a Memo Ochoa a realizar otra parada de mérito con un lanzamiento de penalti que Celso Borges no fue capaz de transformar. El portero mexicano le adivinó perfectamente la intención al futbolista blanquiazul y se movió lo justo para rechazar un balón poco colocado y con muy poca potencia (m.76). Hasta entonces todos los disparos de los gallegos se habían marchado lejos de los tres palos y la situación no cambió. El Granada, necesitado como estaba, también lo intentó desde lejos pero ni Boga, ni Pereira ni Wakaso encontraron puerta en sus lanzamientos. El futbolista ghanés también había probado suerte al inicio de este periodo con un lanzamiento de falta desde la frontal del área que atrapó bien Lux. No hubo mucho más que contar del bagaje ofensivo de ambos equipos. Ni Kravets ni Ponce tuvieron ningún disparo a puerta con el que poder deshacer una igualada que, tal y como están las cosas, tiene sabor a derrota para un Granada muy limitado, muy tocado y prácticamente hundido.

Directo

FIN. Dep 0 - Gra 0. Equipo de enormes limitaciones, que no incurrió en el ridículo pero que careció de ambición. ideal.es

FINAL: Deportivo 0 Granada 0

92'- UY! Disparo alto de Wakaso desde lejos

CUATRO MINUTOS DE AÑADIDO

90'- AMARILLA para Cuenca y Ola John

86'- UY! Contra del Deportivo y remate cruzado de Ola John que también se marcha fuera!!

84'- Otro disparo alto de Pereira

83'- UY! Disparo cruzado de Boga que se marcha alto

83'- CAMBIO EN EL GRANADA: Se marcha Héctor, entra Atzili

79'- Córner para el Granada

Lanzó raso y centrado y Ochoa le adivinó perfectamente la intención al atacante blanquiazul

76'- ¡PARÓ OCHOA EL PENALTI lanzado por Celso Borges!

75'- AMARILLA para Pereira