Ideal

Granada CF

“José Angulo podrá jugar donde quiere cuando acabe la sanción”

  • El abogado Juan de Dios Crespo defiende en los tribunales que el Granada CF despidió al atacante “de manera improcedente”

El abogado Juan de Dios Crespo salió ayer al paso después de que su cliente José ‘Tin’ Angulo conociera ya de manera oficial que había sido castigado con un año de sanción por la Conmebol después de que diera positivo por cocaína en encuentro de la pasada edición de la Copa Libertadores. Y en este sentido, el letrado fue taxativo. Porque no sólo reflejó que el castigo no va a ser apelado – “consideramos que el éxito ya es suficiente” – sino que también manifestó que “cuando el jugador acabe la sanción –el 20 de julio– podrá jugar donde quiera” ya que es “futbolista libre”.

De igual manera, Crespo explicó las razones por las que el atacante está querellado contra el Granada CF. “Despidieron al jugador, reclamamos unas cantidades porque estimamos que el despido estaba hecho de manera anticipada y efectivamente lo fue, y nos dieron dos meses que nos debían. Y ahora estamos por el despido en sí mismo para arreglar la cantidad compensatoria por ser improcedente”. El letrado indicó paralelamente que la pena fue reducida porque pudo demostrarse que Angulo no ingresó de manera intencionada en su cuerpo la sustancia dopante. Además, también subrayó que el Granada CF no procedió correctamente con el ‘Tin’ ya que cree que le dio de baja en su plantilla sin que existiera una causal oficial, pues recuerda que procedió en un momento en el que no se conocían los resultados de la contraprueba antidopaje y tampoco existía una sanción.

Por su parte, Independiente del Valle explicó los detalles de la pena a través de un comunicado de prensa. Y puso hincapié en que la unidad de disciplina de la Conmebol consideró el atacante no buscó mejorar el rendimiento deportivo en su ingesta de la sustancia dopante. Finalmente, Franklin Tello, presidente del club, declaró que los derechos deportivos de ‘Tin’ pertenecen al Granada, pero que la institución rojiblanca no ha pagado el dinero convenido por su adquisición.