Ideal

Granada CF

El abril del 72, un ejemplo a seguir

El abril del 72, un ejemplo a seguir
  • En el penúltimo mes de la temporada 1971/72 el Granada CF fue capaz de vencer en casa al Barcelona y al Real Madrid de manera consecutiva

No le queda más remedio al Granada CF que desempolvar su traje de matagigantes si quiere continuar la próxima temporada entre los veinte mejores equipos del fútbol español. El calendario para los de Lucas Alcaraz es exigente e incluye duelos de máxima dificultad en el tramo final de LaLiga pero la hemeroteca es capaz de hacerle un guiño a la plantilla rojiblanca, demostrando que jugar en las últimas jornadas ante el Barcelona y el Real Madrid no tiene por qué ser sinónimo de derrota.

El mes de abril de 1972 quizá sea el mejor ejemplo de ello. Ciertamente en la campaña 1971/72 el club rojiblanco completó los mejores números de su historia al quedar sexto clasificado de la liga española, pero para acabar en una posición tan alta tuvo que demostrar su poderío en casa ante dos de los mejores equipos del mundo.

Al igual que en la actual campaña, el primer partido que el Granada disputó en Los Cármenes durante el mes de abril del 72 fue ante el FC Barcelona. El equipo dirigido por Joseíto no dio ninguna opción al de Rinus Michels, al que se impuso por 2-0 gracias a dos goles de Enrique Porta en los minutos 4 y 47 de aquel partido.

En el siguiente compromiso como local del equipo rojiblanco –disputado el 16 de abril- el rival fue el Real Madrid (adversario del Granada en la jornada 36 del presente campeonato). Nuevamente Enrique Porta, que fue recientemente homenajeado en la gala anual de la Asociación de la Prensa Deportiva de Granada, marcó las diferencias. El delantero aragonés marcó el 2-1 definitivo de un trepidante encuentro en el que el madridista Marañón había igualado antes del descanso el gol inicial del granadinista Fernández.

El buen rendimiento en casa del equipo granadino no acabó ahí. Los rojiblancos ganaron sus dos siguientes partidos en el viejo Los Cármenes –los últimos de aquella temporada- ante el Sevilla (3-0) y el Córdoba (1-0). Una muestra de que ‘todo es posible en Granada’ y unos resultados que al actual Granada le darían mucha vida teniendo en cuenta el déficit de puntos que arrastra desde que comenzó el presente campeonato liguero.