Ideal

Granada CF

Segunda División B

El tridente brasileño guía al Granada B para superar a un combativo Real Jaén

Pol Ballesté, portero del Granada B, no consigue despejar con los puños dentro de su área.
Pol Ballesté, portero del Granada B, no consigue despejar con los puños dentro de su área. / Alfredo Aguilar
  • Santana, Jean Carlos y Matheus anotan los goles del filial rojiblanco, que da un paso decisivo de cara a asegurar la permanencia

El Granada B consiguió su segunda victoria consecutiva y dio un paso de gigante de cara a certificar la permanencia una temporada más en la categoría de bronce. El partido ante el Real Jaén resultó atípico. Es poco habitual que se sucedan tantas llegadas al área y ocasiones, pero las circunstancias llevaron a esa situación. Los visitantes se vieron pronto con un 2-0 en contra y eso les hizo asumir mayores riesgos para que el encuentro se abriera mucho. Hubo oportunidades para ambos equipos y el marcador pudo traer más goles incluso.

Los 'diablillos rojos' volvieron a poner sobre el césped un fútbol ofensivo y vistoso, con capacidad para culminar con acierto sus aproximaciones hasta el área rival. Antes de que se cumpliera el primer cuarto de hora ya se vieron con una ventaja diáfana, que aportó mayor tranquilidad para el desarrollo posterior. Sin embargo, los visitantes no entregaron ni mucho menos la cuchara ante esa adversidad y se estiraron para intentar ponerlo difícil.

Tras el descanso el Real Jaén logró acortar distancias, pero pronto respondió el Granada B para ampliar la ventaja y en la acción siguiente de nuevo golpeó el equipo de José Manuel Barla para generar emoción. En solo cinco minutos hubo tres tantos, pero a partir de ahí hubo más control por parte del Granada B, que fue capaz de aguantar su ventaja, pese a que hubo más opciones para que se dieran más goles.

El tridente brasileño que formó en ataque Lluis Planagumá funcionó a las mil maravillas. Marcaron Santana, Matheus y Jean Carlos. Se entendieron bien por momentos a la hora de combinar las acciones en ataque, una tarea a la que también se sumó el peruano Sergio Peña, que mostró visión para efectuar pases al espacio y coger algo desprotegida a la zaga jienense en varias ocasiones, lo que puso el marcador pronto a favor de corriente.

Tres palos

No pudo jugar finalmente Martin Hongla y fue Hugo Gomes el que apareció de principio para acompañar en el eje de la zaga a Pawel. Eso restó seguridad en la zona de atrás. Aparecieron dudas en algunos lances. El gol de Santana y el posterior de Matheus pareció encarrilar pronto la contienda, pero no fue así. Fede, el más activo de los visitantes, tuvo dos claras para acortar distancias. Hasta tres veces se encontró con el palo el equipo de Barla tras cabezazos de Rafa Mella y Óscar Quesada y un potente disparo de Fede.

El conjunto del Santo Reino cambió su mentalidad tras el descanso. Vitu marcó el primero tras una buena combinación por la derecha. Este mismo jugador tuvo en sus botas el empate y obligó a repeler a Ballesté. Sin embargo, en un contragolpe el Granada B firmó el tercero por medio de Jean Carlos, después de un buen servicio de Matheus. Pero el Jaén no se rindió y tras el saque de centro volvió a acortar distancias por medio de Rafa Mella.

Restaba aún mucho tiempo para el final y la sensación es que podían llegar más goles. Hubo ya más opciones para el Granada B. El Real Jaén había agotado mucha energía, al tener que ir a remolque y a la contra los locales tuvieron más posibilidades para ampliar la distancia. Tuvo una clara oportunidad Matheus y después Luis Suárez. También Entrena y Sergio Peña, pero ya no se movió más el marcador.