Ideal

Granada CF

Granada CF FEmenino

Espadas por todo lo alto

Espadas por todo lo alto
  • El Granada ha puesto emoción al campeonato que puede no decidirse hasta la última jornada

El Granada demostró en la mañana del domingo que es un serio aspirante al título liguero, ganando con autoridad al líder, el Sevilla FC, por un contundente uno a cuatro, en un partido que han dominado de principio a fin, siendo muy superiores en todas las líneas. Máxima concentración, seguridad y trabajo duro, han hecho posible que las rojiblancas volvieran a ganar al Sevilla, seis años después, ya que desde 2011, no la habían conseguido.

Ahora las de Valverde están a tres puntos, y han pasado toda la presión a las nervionenses ya que hasta este encuentro, no habían visto peligrar su liderazgo. Ahora quedan cuatro partidos, que serán cuatro finales para ambos conjuntos, aunque el Sevilla puede que lo tenga un poco más difícil ya que tiene que recibir, al tercero en discordia, al Málaga CF, que llegará a la Ciudad Deportiva Sevillista en un momento de juego espectacular. Además de visitar a El Naranjo y al Luis de Camoens Ceutí, recibirán al correoso, Extremadura.

Las rojiblancas por su parte, recibirán al Híspalis y al colista Peña Del Valle, viajarán a la Rambla y terminarán la liga en el difícil campo de La Solana.

Sea como fuere, el Granada ha puesto emoción al campeonato que puede no decidirse hasta la última jornada.

A las 12 de la mañana, ante una nutrida delegación de aficionados rojiblancos, en torno a unos 150, comenzaba a rodar el balón. El Granada salía mordiendo. Desde los primeros compases del partido las de Valverde se hacían con el control del juego y mostraban los dientes. Resultado de este dominio y presión, sería el primer tanto, obra de Vallejos, en el minuto 7. Potente disparo que aunque atrapa en primera instancia Pamela, termina entrando y suponiendo una justa recompensa para las visitantes.

El gol nazarí no relajó al equipo que siguió luchando, incluso con mayor ahínco. Este gol hacía a las rojiblancas creer en sus posibilidades y en su superioridad. Seguían marcando el ritmo, y generando mucho peligro. El Sevilla tuvo su ocasión más clara en las botas de Jeni. La 12 sevillista recibía un balón en el área, se plantaba sola ante Andrea Romero que salía muy valiente, yendo a por todas y ganaba la partida a la ariete sevillana que incrédula veía como la cancerbero visitante le robaba el balón de la mismísima cabeza, pese a que llegaba con ventaja.

Cinco minutos después el Granada tenía una ocasión clara, pero el disparo de Elo se iba por alto. En la siguiente jugada, al filo de la media hora, Laura Pérez marcaba, aunque su gol era anulado. La colegiada consideraba que la de La Zubia, estaba en posición antirreglamentaria. Después de esta anulación reclamada por el Granada, las rojiblancas entraron en una dinámica complicada. Tuvieron los minutos menos lúcidos, más espesos, pero aún así seguían siendo una pesadilla para las locales. En el último minuto de la primera parte, Laura Pérez tuvo una ocasión clarísima. Recibe un balón sola delante de Pamela, y cuando sólo tenía que empujarlo, le da con el empeine y la pelota se va alta. Con el uno a cero se llegó al descanso.

El segundo tiempo comenzaba con doble cambio en las filas sevillistas. Maribel dejaba en el vestuario a Lucía y a Gloria. Por su parte, Valverde, también movía ficha. Oviedo sustituía a Elo. El mister rojiblanco cambiaba velocidad por picardía y visión futbolística. Las rojiblancas salían nuevamente dominando y no dando respiro a las locales. Los minutos pasaban y los nervios afloraban en ambos conjuntos. Fruto del buen trabajo del Granada sería el segundo tanto, en esta ocasión, de Oviedo, que se va por velocidad y potencia superando a Pamela y provocando la locura en la grada, plagada de rojiblancos.

El Sevilla de desesperaba, seguís intentándolo, pero se mostraba incapaz. El Granada, por su parte seguía luchando, como si fuera quien estaba por debajo en el marcador. La magnífica actitud de entrega y de trabajo tendría nuevamente su recompensa. En el 74 Vallejos volvía a marcar. Con el cero a tres, las sevillanas se desesperaban. Las piernas parecían pesar doblemente, mientras que las rojiblancas se crecían. Valverde cambiaba a Lauri, extenuada. Salía Alba Pérez, que hoy lunes viaja precisamente a Portugal, con la selección española Sub17, para jugar el Torneo Élite, clasificatorio para la fase final del Europeo que se cenebrarà el próximo junio. Y cuando apenas llevaba dos minutos en el terreno de juego, la armillera, marcaría desde fuera del área el cuarto y definitivo para el Granada. El Sevilla se hundía, aunque seguía intentándolo, con más corazón que argumentos. No obstante con el tiempo cumplido, Lucía haría el gol del honor para las locales.

El uno a cuatro, hace justicia con el Granada, muy superior al Sevilla. A partir de ahora las granadinistas siguen sin depender de ellas mismas, aunque han metido toda la presión del mundo al líder, que ahora tiene que convivir con su ansiedad y su miedo.

Lo cierto es que este resultado permite a las rojiblancas seguir trabajando y seguir soñando. Por lo pronto el Granada recibe al Híspalis, el otro equipo sevillano, el próximo domingo, día 26 de Marzo, a las 12 horas, en el Estadio de la Juventud. Tiene que seguir haciendo sus deberes, ganándolo todo y esperando el fallo del rival.