Ideal

Granada CF

Machís destroza a 'su' Granada

fotogalería

/ EFE

  • El jugador rojiblanco, cedido esta temporada al Leganés, marca el tanto que deja al Granada sin puntuar en Butarque y eleva a cinco puntos la distancia entre ambos equipos

El Granada en verano jugó a la ruleta rusa al fichar a un gran número de jugadores que desconocían la liga española y necesitaban adaptarse al igual que también lo hizo a la hora de ceder jugadores, prestando a sus propios futbolistas a rivales directos como el Leganés o el Eibar para que ayudasen a estos equipos a cumplir sus objetivos, que no dejaban de ser los mismos que persigue el equipo granadino.

Pues bien, fue un jugador perteneciente al propio Granada –Darwin Machís- el que con su gol para el equipo cuyos intereses defiende actualmente –el Leganés- decidió un partido poco vistoso pero tremendamente importante para el conjunto rojiblanco al igual que para el equipo blanquiazul.

La primera parte no tuvo demasiada historia. Si los partidos de los sábados a la una de la tarde verdaderamente buscan seducir al mercado chino, encuentros como éste lo que consiguen es que en el país asiático se ame aún más el tenis de mesa, el deporte rey en territorio chino.

Demasiado miedo exhibieron tanto los de Garitano como los de Lucas Alcaraz durante el primer tiempo y el buen juego brilló por su ausencia. Apenas hubo ocasiones más allá de un peligroso centro de Diego Rico al corazón del área que Ochoa despejó con algunos apuros (m.22). El Granada ni si quiera tiró a puerta en unos primeros cuarenta y cinco minutos bastante buenos de Wakaso pero bastante malos a nivel general.

En la segunda mitad el partido no se alegró demasiado. El Leganés, que jugaba en condición de local, intentó volcarse hacia la portería rival. Mantovani rozó el uno a cero con un cabezazo completamente solo en el área que se marchó alto por poco (m.55). El Zhar y Machis avisaron más tarde con un par de disparos que obligaron a Ochoa a estar muy atento para evitar el primer tanto local. Y cuando parecía que la fase de dominio blanquiazul había llegado a su fin y que el Granada podía estirarse en busca de un gol que le diera tres puntos, una desgraciada pérdida de balón en el centro del campo dio origen a una contra perfectamente culminada por Luciano y por Machis, que recibió un pase en profundidad de su compañero para que solo en el área empujara el balón a gol (1-0). Quedaban ocho minutos por jugar pero el Granada siguió sin generar ocasiones. Quizá si el partido hubiese durado tres horas el resultado habría sido exactamente el mismo. El gol del delantero venezolano fue todo un jarro de agua fría para un Granada, dueño de sus derechos, que ve a su rival alejarse a cinco puntos y en la próxima jornada tiene que recibir en Los Cármenes a un coloso como el Atlético de Madrid.