Ideal

Granada CF

granada cf | la crónica

Vuelta a las andadas

fotogalería

/ EFE

  • El Granada cae goleado en Ipurua ante un Eibar infinitamente superior que anula por completo a los de Alcaraz durante los noventa minutos de juego

Comentaba Fran Rico durante la pasada semana que nunca había estado en un equipo tan solidario en el esfuerzo como el Eibar y el cuadro armero demostró su implicación sobre el campo en la noche del lunes ante un Granada cadavérico, irreconocible si se compara con el mismo equipo que venció a la UD Las Palmas siete días antes.

El 4-0 final habla a las claras de lo que se vio sobre el terreno de juego. El Eibar venció y disfrutó ante un rival que tenía una oportunidad de oro para engancharse a la pelea por la permanencia pero que fue inferior desde el primer minuto. Un espanto en defensa, en el centro del campo y en ataque. Ochoa volvió a ser el mejor de los granadinos y no es la primera vez.

En los primeros minutos se vio un Eibar con más hambre, con más garra, como si le fuera la vida en el partido. Ramis (m.4) e Inui (m.6) avisaron antes de que Sergi Enrich fuese derribado en el área por un inocente Ingason, que lo agarró cuando se disponía a rematar ante la atenta mirada de Mateu Lahoz. El trencilla señaló el punto de penalti y Adrián no desaprovechó la oportunidad que se le presentó para inaugurar el marcador.

El mediapunta del conjunto armero dio una clase maestra de pases, controles y detalles de calidad ante un pobre Granada que fue testigo y víctima de su talento. A punto estuvo Adrián de marcar su segundo tanto de la noche con un remate al larguero antes de cumplirse el 20 de partido pero finalmente acabó siendo Sergi Enrich el que encarriló el duelo con una excelente jugada en la que destrozó las costuras de la zaga rojiblanca. Lombán se quedó con la mano en alto pidiendo un fuera de juego que él mismo rompía, circunstancia que Enrich aprovechó para plantarse solo ante Ochoa, regatearlo y cruzar el balón al palo contrario de Lombán, que había ganado metros aunque finalmente no pudo impedir el tanto. Un gol que recordó al anotado por Ighalo en Elche pero el Granada está lejos de los niveles de implicación que demostró tener el plantel que consiguió el ascenso a la élite.

En la reanudación entró Wakaso al terreno de juego en sustitución de Foulquier, pero el cambio apenas se notó. Aly Mallé completó el primer lanzamiento a puerta del Granada en el minuto 46 pero el Eibar se recompuso rápidamente y Ramis, en el primer palo y sin oposición, cruzó un balón que había llegado raso al área tras un saque de esquina ejecutado por los de Mendilibar (3-0).

Pedro León e Inui se toparon con Ochoa en su búsqueda del 4-0 pero el ex del Real Madrid acabaría obteniendo el premio a su esfuerzo al recoger un rechace en el área tras un centro de Arbilla y un intento de disparo de Enrich que taponó Ingason. El Eibar fue piadoso y levantó el pie del acelerador como si fuese consciente de que ya había completado su exhibición y no necesitaba aplastar más a su rival para sentirse mejor. Kravets pudo recortar distancias para los granadinos con dos disparos cruzados que desvió bien Yoel en las postrimerías del partido. Ni Ramos ni Ponce dio la impresión de que se hubieran vestido de corto para jugar el partido. Lejos queda la salvación para el Granada (a cinco puntos) y lejos queda también la ilusión que había despertado en el entorno el buenhacer del equipo ante Las Palmas en el único triunfo cosechado en lo que va de 2017.

Directo