Ideal

Granada CF

GRANADA CF

Una tendencia peligrosa

Kravets intenta proteger la pelota ante el espanyolista David López.
Kravets intenta proteger la pelota ante el espanyolista David López. / EFE
  • El Granada ha encajado goles en los primeros cuartos de hora de los tres partidos oficiales que lleva disputados este año

Para un equipo como el Granada, que es penúltimo y es el conjunto que acumula más goles en contra junto al Osasuna, encajar un gol es una noticia dramática con independencia del minuto en el que Memo Ochoa, el meta indiscutible en el campeonato liguero, tenga que dirigirse a sacar el balón del fondo de las mallas. Sin embargo, teniendo en cuenta la fragilidad mental demostrada en el presente campeonato por el conjunto que dirige Lucas Alcaraz el hecho de empezar los partidos y encajar un gol antes del minuto quince supone un duro revés para una escuadra que por los puntos que ha dejado escapar con anterioridad tiende a convertir esta circunstancia -habitual para cualquier equipo de fútbol- en todo un vía crucis.

Las dos derrotas y el empate ante Osasuna que el Granada ha cosechado este 2017 son resultados preocupantes, de la misma manera que también lo es el hecho de que el equipo rojiblanco haya encajado un gol antes de que se cumpla el minuto 15 en todos esos partidos. Cronológicamente, una pérdida de Sergi Samper en la conducción de un balón sacado desde el área propia fue el detonante que desencadenó el primer gol en contra de Isco Alarcón en el Real Madrid-Granada (5-0) con el que los granadinos inauguraron un mes de enero poco productivo hasta el día de hoy.

En el siguiente duelo ante Osasuna Oriol Riera adelantó al conjunto rojillo en el mismo minuto en el que Isco había marcado su tanto la jornada anterior, el 12, y a partir de ahí el Granada se bloqueó y no mostró señales de mejora hasta la segunda parte. La afición quedó muy descontenta con el rendimiento de sus jugadores y uno de los capitanes de la plantilla, Dimitri Foulquier, llegó a reconocer en zona mixta que «yo también estaría enfadado si estuviera en la grada».

El pasado fin de semana el Granada volvió a tropezar en la misma piedra y Reyes puso por delante al Espanyol en el 11 de partido. Pereira fue capaz de restablecer la igualada durante unos minutos con un inteligente lanzamiento de falta pero cuando Piatti marcó el segundo gol periquito ya no hubo vuelta atrás. Tres partidos recibiendo goles tempraneros y tres partidos con resultados adversos que han agravado una crisis deportiva que tiene al equipo rojiblanco a ocho puntos de la permanencia.