Ideal

Granada CF
Omer Atzili trata de controlar el balón durante el partido de Copa ante el Osasuna.
Omer Atzili trata de controlar el balón durante el partido de Copa ante el Osasuna. / FERMÍN RODRÍGUEZ

GRANADA CF

El ahora o nunca de Omer Atzili

  • La baja de Carcela le puede abrir las puertas de su tercera titularidad en la temporada

Han transcurrido más de cuatro meses desde que se hizo oficial el fichaje de Omer Atzili por el Granada CF y su paso por la escuadra rojiblanca hasta ahora sólo puede calificarse como decepcionante. Sobre el papel iba a optar a ser el dueño de uno de los puestos en banda. La otra sería para Mehdi Carcela. Pero la realidad dista mucho de asemejarse a esa previsión inicial del verano. Isaac Cuenca, Jeremie Boga, Andreas Pereira e incluso Franck Tabanou, en el último partido de liga ante el Real Madrid, han acabado por jugar unos minutos que en teoría podrían haber sido para el extremo israelí, que a día de hoy no ha convencido a ninguno de sus entrenadores, aunque esta circunstancia puede cambiar para este decisivo partido ante el Osasuna, este domingo.

Con el campeonato de Liga recién comenzado, el Granada pagó 800.000 euros por sus servicios al Beitar Jerusalén. Atzili era una de las grandes estrellas de la liga israelí y, tras despuntar en las filas del Beitar, figuraba en las agendas de los tres grandes clubes de su país: el Maccabi de Tel Aviv, el Hapoel Beer Sheva y el Maccabi Haifa.

Sin embargo, el joven futbolista de 23 años se vio seducido por el proyecto del club granadino y la posibilidad de debutar en la liga española, la más prestigiosa del mundo junto a la Premier League inglesa. Al igual que la otra estrella de su país, Eran Zahavi, Atzili cambió de aires y los aficionados al fútbol israelí tuvieron que conformarse con un campeonato sin sus dos grandes estrellas: Zahavi partió rumbo a la Superliga china y Atzili hizo las maletas para probar suerte en la liga española. Sólo una situación judicial para su rescisión retrasó que la operación se oficializara antes de que el curso arrancara.

Tras la debacle sufrida por el equipo granadino en Las Palmas de Gran Canaria, el por entonces técnico rojiblanco Paco Jémez empezó a confiar en él y le otorgó la titularidad en el primer partido en el que tuvo ocasión ante la SD Eibar (1-2). Atzili no jugó los noventa minutos pero Jémez lo mantuvo en el once en el siguiente encuentro ante el Real Betis, en el que incluso provocó un penalti que acabaría marrando su compañero Ezequiel Ponce. Sin embargo, el preparador cordobés lo quitó del terreno de juego en los últimos minutos de aquel encuentro y desde entonces no ha vuelto a jugar como titular en el campeonato de la regularidad.

Tuvo la oportunidad de salir desde el banquillo ante el Athletic Club pero su papel como revulsivo tampoco ayudó mucho al equipo (1-2 final). En el siguiente encuentro ante el Alavés saltó al terreno de juego al inicio de la segunda mitad pero Jémez estimó que se había equivocado dándole entrada y lo retiró del campo cuando tan solo había jugado 26 minutos. Una decisión estrafalaria del criado en Córdoba.

Ambos pagaron las consecuencias de aquel extraño partido: Jémez fue cesado tras seis jornadas sin ganar y Atzili no tuvo minutos ni en el siguiente choque ante el Leganés (con Lluis Planagumá en el banquillo) ni en el debut de Lucas Alcaraz ante el Atlético de Madrid, en la que se ha convertido en su tercera etapa al frente del Granada. El preparador granadino lo utilizó en los últimos diez minutos del Granada-Sporting pero el extremo israelí no demostró estar preparado para desatascar un partido entre equipos en crisis que acabó con empate a cero en el marcador.

Desde entonces Atzili ha compaginado suplencias con partidos en los que no ha ido convocado. El internacional israelí hizo su última aparición en liga el 27 de noviembre en el Celta-Granada (3-1) pero su discreto papel unido al buen resultado que le dio a Alcaraz emplear en banda a Boga y Carcela durante el siguiente partido de Liga ante el Sevilla acabaron por conducir al jugador a la grada.

Baja en el extremo

La convocatoria de Mehdi Carcela con la selección de Marruecos para la disputa de la Copa África 2017 se ha convertido en una nueva oportunidad para que Atzili intente ganarse a su entrenador y a una afición que lo ha visto pocos minutos sobre el terreno de juego pero que desea que se reivindique lo antes posible para que su fichaje no sea considerado como un error a final de temporada.

De cara al último partido de Liga ante el Real Madrid, Lucas Alcaraz probó en los entrenamientos a Atzili y a Tabanou en el costado izquierdo, disputándose ambos el puesto de extremo ante la ausencia del internacional marroquí. Tabanou acabó jugando en el Bernabéu pero su actuación no fue convincente y tuvo que ser sustituido en los últimos minutos del partido tras una dura entrada a Carvajal que pudo costarle la expulsión pero que el trencilla Vicandi Garrido finalmente solucionó con una tarjeta amarilla.

El debate sobre quién es el jugador adecuado para ocupar el lugar de Carcela vuelve a estar en la cabeza del entrenador de cara al duelo del domingo ante Osasuna y Atzili vuelve a tener otra oportunidad para demostrar que aún no ha ofrecido su mejor nivel en la liga española y para convencer al preparador granadino de que merece tener más minutos en las alineaciones.

Seguimiento en Israel

En su país existe cierta decepción por ver cómo una de las grandes esperanzas del fútbol israelí no está teniendo protagonismo en su primera temporada en España. Los pocos minutos que ha jugado en el Granada han dado pie a que periodistas y aficionados de Israel se planteen si la salida del futbolista a una liga tan exigente como la española se produjo en el momento adecuado o quizá habría sido mejor para su carrera esperar al menos un año más para madurar personal y futbolísticamente y así poder dar el salto a una de las grandes ligas europeas con mayores garantías.

Y es que por el momento sólo un jugador israelí está ofreciendo un buen rendimiento en las ligas más importantes del continente. Se trata del centrocampista Almog Cohen, compañero de Atzili en la selección de Israel, que ha jugado un total de 94 partidos en la Bundesliga alemana: 58 con el Nuremberg y 34 con el Ingolstadt, su actual club, en el que lleva dos goles anotados en esta temporada.