Ideal

Granada CF

granada cf | crónica

El mismo verdugo de siempre

fotogalería

/ ALFREDO AGUILAR

  • La Real Sociedad frena la recuperación del Granada en un partido en el que el conjunto donostiarra demostró ser muy superior a su rival

Al Granada se le congelaron las ideas con el frío y la Real Sociedad volvió a ganar en el Nuevo Los Cármenes con bastante solvencia (0-2). Al igual que la temporada pasada, en la que el conjunto vasco venció por cero a tres, el dominio blanquiazul fue incontestable y el Granada completó un partido muy mejorable en parte por los errores propios y en parte por el buenhacer del rival.

No pasaron muchas cosas en la primera mitad. La Real dominó los primeros instantes y Carlos Vela inquietó a los locales con un remate tras centro desde la izquierda que no encontró puerta por la presión de un defensa rojiblanco (m.3).

Precisamente la presión de los de Lucas Alcaraz en el campo del rival acabó por traducirse en los mejores minutos del equipo granadino. Un robo cerca del área defendida por Rulli acabó convirtiéndose en un disparo de Kravets que el guardameta del equipo txuri-urdin despejó a córner lo mejor que pudo (m.12). No aprovecharon los granadinos el saque de esquina pero cuando el conjunto donostiarra buscaba salir al ataque nuevamente el equipo rojiblanco robó el esférico en una zona de peligro y la jugada concluyó con un disparo de Sergi Samper desde el interior del área que Rulli nuevamente rechazó a córner.

La Real dejó de jugar con fuego y no tardó ni cuatro minutos en llevar peligro a la meta de Memo Ochoa. Fue Xabi Prieto el que superó al meta mexicano tras una buena jugada colectiva de los txuri-urdines pero Toral apareció a tiempo para despejar el balón y evitar el cero a uno. Los de Eusebio Sacristán siguieron dominando el juego pero la defensa rojiblanca no se dejó sorprender y la única acción de peligro destacable a pocos minutos del descanso fue un intenso de vaselina de Juanmi que Ochoa leyó bien sacando reflejos felinos y evitando que el atacante blanquiazul lograra el objetivo que perseguía.

Tras el descanso, los de Eusebio mejoraron su puntería y liquidaron el encuentro en poco más de veinte minutos. A Bautista, que había entrado en el minuto 54, le bastaron dos para ganarle la partida a la defensa local, cabecear un servicio desde la izquierda y subir el 0-1 al luminoso. El Granada intentó levantarse sin éxito pues la Real movió el balón con más precisión y taponando bien los espacios a un conjunto rojiblanco fallón en todas y cada una de sus líneas. Juanmi se aprovechó de una buena jugada personal de Carlos Vela por la banda derecha para rematar en el interior del área el centro de éste ante la lentitud de la defensa local, poco acertada en la marca una vez más (0-2). El público fue abandonando el estadio antes de que Ocón Arraiz pitara el final del partido y, aunque Lucas Alcaraz movió el banquillo y realizó varios cambios ofensivos, su equipo no fue capaz de enderezar la situación. Ponce, en dos ocasiones, y Pereira -con un disparo cruzado- estuvieron cerca de recortar distancias pero ninguno de ellos encontró puerta y el cero a dos acabó siendo inamovible. El Granada acabará el año en descenso y con la obligación de mejorar su plantilla en el mercado de invierno para intentar salvar la categoría en un 2017 que se presenta complicado.