Ideal
Granada CF

SEGUNDA DIVISIÓN B

Sulayman marca el ritmo del Granada B

Sulayman celebra el primer gol del Granada B que abrió el camino de la victoria.
Sulayman celebra el primer gol del Granada B que abrió el camino de la victoria. / RAMÓN L. PÉREZ
  • El filial logra un mayor equilibrio con el regreso del gambiano

El Granada B rompió al fin su negativa dinámica y volvió a saborear un mes después la sensación que otorga el triunfo. A veces un solo jugador es capaz de contribuir tanto para darle un gran equilibrio en el juego a su equipo. Eso fue que lo que hizo precisamente Sulayman Marreh, que por sorpresa apareció como titular tras superar una grave lesión y aportó una gran personalidad desde el centro del campo para inclinar la balanza de parte local.

Tiene mucho mérito lo que hizo, si se tiene en cuenta que volvía tras ocho meses en el dique seco. La rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha le ha mantenido mucho tiempo fuera. Cualquiera lo diría tras verle jugar ayer. Abarcó mucho campo y fue el guía espiritual para darle salida al balón y cortar además mucho juego del rival por su gran despliegue físico. Firmó un gran partido y buena parte de los tres puntos se debieron a él.

Además fue el encargado de abrir el marcador tras una primera parte en la que pasó menos. El centrocampista gambiano es poderoso en el juego aéreo y tras un córner remató de cabeza cruzado, fuera del alcance del portero del San Fernando. Pol Llonch hizo el segundo poco después. El partido parecía resuelto, pero el tanto de Edgar metió el miedo en el cuerpo a los locales, que perdieron presencia en el centro del campo con los cambios y casi lo terminan pagando.

'Trivote'

Planagumá no ordenó un juego directo, como hizo en el encuentro donde estuvo al frente del primer equipo. Colocó un 'trivote' en el centro del campo, con Sulayman, Navarrete y Poll Lonch. Dejó como referencia arriba a Luis Suárez. Optó por sacrificar a Matheus, que continúa aún como el máximo goleador del equipo, pero que ya acumula cinco jornadas sin ver puerta. Con esa disposición trató de sorprender a un rival, que llegaba enrachado. Hubo pocas ocasiones durante la primera mitad, aunque todas fueron para el Granada B. Luis Suárez no supo resolver una gran acción individual de Aly Mallé en una de las aproximaciones al área y después el propio delantero colombiano tampoco acertó en un mano a mano con el portero, tras robar un balón cerca del final del primer tiempo. El filial controló bien al San Fernando, al que no permitió que llegara con soltura al área.

El ritmo se incrementó tras el descanso. Sulayman remató de cabeza un córner sacado por Clifford, que previamente peinó un compañero en el primer palo. El gol se lo dedicó a uno de los fisioterapeutas que se encontraban en el banquillo. Era su reaparición tras ocho meses sin jugar. Casi sin tiempo para celebrarlo llegó el segundo. Un remate de Luis Suárez fue rechazado por el portero y Pol Llonch, muy atento, remachó el balón hasta la red.

La victoria pareció encarrilada, pero el San Fernando realizó pronto los tres cambios y eso lo transformó. Se fue además Sulayman, ovacionado por la grada, y el Granada B perdió el control. El equipo gaditano tuvo más el balón y por medio de Edgar recortó distancias. Remató de cabeza en el segundo palo.

Las dudas se instalaron en el filial. Planagumá decidió que entraran Entrena y Matheus, pero continuó el sufrimiento. Hongla pasó al centro del campo con la entrada anteriormente de Hugo Gomes, pero eso no sirvió para tener controlada la medular. El San Fernando apretó y metió medio en las acciones a balón parado. Regino tuvo una oportunidad y después fue Castillo el que también remató con peligro. Pese a todo, los tres puntos ya no se escaparon.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate