GRANADA CF

Navarro: «Creo que Vieta se pegó un tiro en el pie con mi salida del club»

David Navarro, gerente del Granada hasta diciembre pasado./G.C.
David Navarro, gerente del Granada hasta diciembre pasado. / G.C.

El que fuera gerente del Granada durante ocho años, hasta que fue despedido en diciembre, se reencontrará con Pina y Cordero en el Cádiz

Rafael Lamelas
RAFAEL LAMELAS

No es oficial, pero el acuerdo es absoluto y se difundirá seguramente durante la semana que viene. David Navarro, quien fuera durante ocho años gerente del Granada y delegado del equipo, se reencontrará con Quique Pina y Juan Carlos Cordero en el Cádiz, tras su despido como rojiblanco el pasado mes de diciembre. Fue de los pocos cargos que continuó el verano pasado tras la marcha de los murcianos, algo que le generó alguna discrepancia con los que considera unos «amigos». Quizás debió acompañarles, porque su etapa nazarí se cortó abruptamente a pocos días de la Navidad, destituido por el ya exdirector general, Sergi Vieta.

Navarro se incorporaría así a trabajar para la estructura de Pina y Cordero, cuyos brazos abarcan al Cádiz y al Lorca Deportiva, que trata de adquirir la plaza en Segunda del Lorca FC.

«Gran parte de lo que soy y lo que he conseguido en el fútbol profesional ha sido gracias a ellos. Está claro que tuvimos nuestras discrepancias cuando ellos se fueron y yo me quedé, aunque dentro de una relación de confianza. Más allá de todo, somos buenos amigos», expuso Navarro a IDEAL.

El lorquino detalla por qué siguió en el cargo rojiblanco. «Gino Pozzo me pide que continúe, para ayudar durante al menos dos años a la gente que venía nueva para asentarse. Que conocieran bien el club por dentro. Pero a medida que avanzaron los meses, una persona (Sergi Vieta) me va relegando y apartando. Al final se produce mi salida de una manera muy poco elegante, a pocos días de Nochebuena, con lo que ello conlleva. Pero lo peor es la manera, como si fuera un delincuente, cuando lo único que hice durante ocho año en el Granada fue darlo todo por el club, igual que estoy agradecido a lo que el Granada me ha dado a mí», abundó.

Preguntado sobre Vieta, Navarro considera que con respecto a él, demostró tener «un complejo de inferioridad futbolística». Insistió en que «no confió en mí. De hecho, ese fue el único motivo alegado en mi despido, pues el presidente Jiang se enteró del mismo un mes y medio después de que ocurriera. Fue una decisión unilateral, tras la que llevaba bastante tiempo», recalcó.

«Hubiese respetado que se hiciese al principio de la temporada o al final de la misma, pero en aquel momento me resultó dañino. Despedir a un gerente deportivo, con el lío que hay con los jugadores de Pozzo, a pocos días de arrancar el mercado de invierno, con la necesidad de contratar a otra persona, generó unos problemas que sólo la gente de dentro sabe. Creo que Vieta se pegó un tiro en el pie con mi salida, aunque la suya no ha tardado en llegar», agregó.

Resultó premiado por una reconocida peña, los 'You´ll never drink alone', como 'granadinista del año semanas antes de su marcha. «Siempre he trabajado en la sombra, pero hay peñistas que percibían mi relación con el equipo. Me voy con mucho orgullo. No le deseo nada malo a su afición y ojalá pronto recupere la Primera división. Hasta hace un mes y medio, el Granada ha estado dirigido por personas que no dieron el suficiente nivel», cerró.

Fotos

Vídeos