Granada CF

Muere Felipe Mesones, entrenador del Granada en dos etapas

Muere Felipe Mesones, entrenador del Granada en dos etapas

Su historia como técnico rojiblanco estuvo marcada por el duelo entre Granada y Murcia el 25 de junio del año 2000

A. N.GRANADA

Felipe Mesones Temperán, ex entrenador del Granada, ha fallecido a la edad de 81 años, han informado fuentes familiares.

Nacido en Buenos Aires, Mesones comenzó su carrera futbolística en su país militando en dos de los grandes clubes argentinos: el Boca Juniors y el San Lorenzo de Almagro.

Posteriormente siguió su trayectoria como jugador en Colombia, concretamente en el Independiente Santa Fe, club desde el que llegó a España en 1958 para enrolarse en el Murcia cuando el conjunto grana competía en Segunda División. Estuvo tres temporadas en La Condomina, todas ellas en la categoría de plata. Posteriormente este extremo de padres españoles pasó por el Levante, el Hospitalet y el Europa.

Una vez que colgó las botas empezó su carrera en los banquillos siendo su primer destino como entrenador el Mahón (1968-1970). Volvió al Real Murcia en la campaña 1972/1973 y en el cuadro grana permaneció durante tres años; logró el ascenso a Primera División y lo mantuvo en la máxima categoría durante dos campañas en una etapa en la que dirigió a algunos de los futbolistas más destacados en la centenaria historia de la entidad como Ojeda, Vera Palmes, García Soriano y Juárez.

Felipe Mesones regresó para dirigir al Murcia ya empezado el curso 1989/90 para afrontar nuevamente el reto de regresar a la elite, algo que estuvo cerca de conseguir en la campaña 1990/1991.Incluso tuvo tiempo de vivir una tercera etapa como técnico murcianista, en la temporada 1996/1997, entonces en Segunda B. Terminó siendo el entrenador con más encuentros dirigidos en la historia del Murcia por delante de otros referentes como Eusebio Ríos y Vicente Carlos Campillo.

En el Granada tuvo dos etapas. La primera de ellas mantuvo a equipo en Segunda División durante el curso 1983/84 aunque es más recordado por lo sucedido en la segunda de ellas, que tuvo lugar en el año 2000. Mesones llegó para hacerse cargo del banquillo rojiblanco tras una mala primera vuelta en aquel curso 1999/2000 de la mano de Paco Chaparro. Su buena labor desde el banquillo se hizo notar, pues el Granada acabó la liga en primer lugar y disputando fase de ascenso a Segunda. En la liguilla de ascenso que se jugaba por aquel entonces el Granada era uno de los máximos favoritos al ascenso y todo fue bien hasta que se perdió la opción de subir de categoría en el último partido, disputado en casa un 25 de junio del 2000 y precisamente ante el Real Murcia (0-1).

Aquel duelo, que acabó con el ascenso de los pimentoneros, supuso una decepción enorme para la ciudad y Mesones quedó señalado por parte del granadinismo como uno de los culpables de aquel drama por su anterior vinculación con el Murcia, por su buena relación con el entonces mandatario del club pimentonero (Jesús Samper) o por vestir con abrigo de manga larga durante la disputa de un partido jugado en verano, en mitad de una tarde muy calurosa. Esto levantó suspicacias y el propio Mesones contó a IDEAL años después que "yo estaba nervioso (en aquel partido) y llevaba chaquetón por los sudores fríos que me provocaba ese estado. No era por superstición. Pero como no se ganó el partido hubo quien quiso lanzar dardos envenenados, molestar. Se contaron cosas desechables y tonterías. Se perdió y no hay que darle más vueltas. Los entrenadores estamos pensando continuamente en nuestros jugadores, en los partidos, y claro que recuerdo lo que ocurrió aquel día. Mi trabajo no consistió solo en jugar contra el Real Murcia", afirmó.

Su última visita a Los Cármenes como entrenador del Cartagonova (temporada 2001/02) no fue demasiado agradable porque la grada rojiblanca le pitó y preparó una protesta consistente en lanzar al terreno de juego billetes falsos de mil pesetas con su cara imprimida en ellos. Para colmo de males, su equipo cayó derrotado ante el Granada (2-0), pocas semanas antes de que fuera destituido como técnico del equipo murciano, en la que fue su última experiencia como entrenador.

Tras su fallecimiento, su cuerpo se vela en el tanatorio de Jesús de la capital murciana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos