Granada CF

Casi la mitad de la plantilla sabe lo que es lograr un ascenso

Saunier, Ramos y Alberto Martín han logrado ascensos en sus carreras/Pepe Villoslada/GCF
Saunier, Ramos y Alberto Martín han logrado ascensos en sus carreras / Pepe Villoslada/GCF

Algunos, como Adrián Ramos, Alberto Martín o Puertas, han repetido incluso la experiencia

Camilo Álvarez
CAMILO ÁLVAREZGranada

Los últimos minutos ante la Cultural Leonesa pusieron encima de la mesa el principal problema que afecta a la plantilla rojiblanca en estos momentos: la debilidad mental. El equipo se descompuso cuando Víctor Díaz fue expulsado pese a que sobre el campo había jugadores con experiencia demostrada que debían haber sabido gestionar la situación de una maneara muy distinta. La presión a la que se está viendo sometido el conjunto rojiblanco está pasando una factura inesperada.

Muchos de los que ahora visten la camiseta granadinista ya se han visto envueltos en circunstancias muy similares y han sabido superar el escollo. En concreto diez miembros del primer equipo acumulan al menos un ascenso, algunos incluso dos. Uno de ellos es Adrián Ramos, que tan solo una año después de llegar a Alemania en su primera aventura europea sufrió un descenso con el Hertha de Berlín. En Segunda el colombiano se destapó como goleador (17 tantos) y propició el ascenso de nuevo a la Bundesliga. La situación se repitió justo un año después y el cafetero, como ahora en Granada, se mantuvo en la Bundesliga 2 para obtener un nuevo éxito.

Un caso similar le ocurrió a Matthieu Saunier en el Troyes. Tras años peleando por jugar en la Ligue 1 (Primera división), fue capaz de conseguirlo en 2012, con el actual zaguero granadinista en sus filas. Un año aguantó entre los mejores conjuntos galos, un hecho difícil de remontar. Dos años tuvo que esperar Saunier antes de volver a vivir una fiesta del ascenso en el equipo francés.

Javi Varas nunca ha subido a Primera porque del filial sevillista en Segunda B pasó al primer equipo, pero antes de dar ese paso situó al Sevilla Atlético en la 'división de plata'. Fue en la campaña 2006/07. En aquel equipo estaba también Víctor Díaz, aunque su participación fue testimonial. Donde sí estuvo de forma activa fue en la proeza del Leganés, que alcanzó la élite en la campaña 2015/16 con el lateral sevillano en sus filas.

Álex Martínez también pertenece a este 'selecto' club de los futbolistas del actual Granada que han vivido dos ascensos, ambos con el Betis. En el primero, en 2011, apenas jugó dos partidos, ya que pertenecía al filial. En el segundo, en 2015, el lateral izquierdo sevillano sí tuvo una participación más directa, aunque tampoco era titular indiscutible del equipo bético.

Iriondo no podrá atribuirse mucho mérito si finalmente el Granada da sorpresa mayúscula y acaba en Primera porque aún no ha jugado un solo minuto, pero puede presumir de haber subido con el Bilbao Athletic a Segunda. También Antonio Puertas hizo algo similar con el Granada B. Llegó para escalar de Primera Andaluza a Tercera división y de ahí a Segunda B.

Pedro vivió como actor principal la consecución del ascenso a Primera del Córdoba en la temporada 2013/14. Sin embargo, no se puso de acuerdo con la entidad blanquiverde y no pudo jugar en la máxima categoría, en la que no ha debutado aún pese a su larga trayectoria en el fútbol profesional.

El último en obtener la mayor recompensa desde Segunda división fue Javier Espinosa, que formó parte del Levante que arrasó el pasado curso. Pese a que jugó veinte partidos, el mediapunta, como le está ocurriendo en Granada, no acabó de convencer por su irregularidad y por eso no encontró hueco en el club granota en Primera.

Alberto Martín dedicó gran parte de su carrera a ayudar al Leganés a consolidarse en el fútbol profesional tras años batallando en Segunda B. Primero obtuvo el ascenso a Segunda división en 2014 y dos años después lo hizo a Primera, donde continua y con un papel más que decente entre los mejores clubes del país.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos