Granada CF

Medidas traumáticas, resultados que avalan

Oltra en la rueda de prensa de despedida./P. V. / GCF
Oltra en la rueda de prensa de despedida. / P. V. / GCF

Seis de los siete equipos de Segunda división que movieron sus banquillos esta campaña han ido a más en la competición

Sergio Yepes
SERGIO YEPESGRANADA

Frente a la incertidumbre del relevo que ha tenido lugar en el banquillo del Granada está la certeza de que la práctica mayoría de los equipos que apostaron por cambiar de entrenador en la Segunda división esta temporada han acabado mejorando sus resultados. En total fueron cinco los conjuntos que acometieron una única sustitución en sus banquillos: Sporting de Gijón, Tenerife, Albacete Balompié, UD Almería y Lorca. Entre ellos, los cuatro primeros experimentaron un proceso que les llevó a superarse en la clasificación, mientras que sólo los murcianos han empeorado.

Aparte estarían los casos del Córdoba CF, que ha tenido cuatro técnicos, y el Nástic, que ha contado con tres, produciéndose también mejoras, especialmente en los andaluces.

A nivel de posiciones, la sustitución más rentable fue la que tuvo lugar en el Albacete Balompié. Cuando el pasado 2 de octubre decidió destituir al entrenador José Manuel Aira marchaba penúltimo, tras haber obtenido cuatro puntos en siete partidos, a dos del corte de la permanencia. Desde que tomó el mando el navarro Enrique Martín, la cosa ha cambiado. Ahora se encuentra décimo tercero, con 43 puntos, once por encima del 'pozo'.

También fue llamativa la progresión que acabó viviendo el Sporting de Gijón después de que el 11 de diciembre decidiera prescindir de Paco Herrera. Con el barcelonés en la banqueta acabó ocupando, tras dieciocho choques, la décima plaza, con 24 unidades, a cinco del corte de promoción y nueve del descenso directo. Con el vallisoletano Rubén Baraja ha dado un salto de calidad, ya que los de El Molinón son ahora cuartos con 52 puntos, a cinco del segundo Huesca, al que incluso venció este lunes (0-1).

Fabri, sin mejoría

También dio el paso en adelante la UD Almería una vez que el 12 de noviembre resolvió que era mejor cortar por lo sano. Acababa de concluir la décimo cuarta jornada y era antepenúltimo con 12 puntos, a 3 de la zona de salvación. Una vez que el granadino Lucas Alcaraz tomó el testigo del tarraconense Luis Miguel Ramis, los rojiblancos fueron escalando hasta la décimo sexta posición actual, en la que computan 37 unidades, a cinco del primer equipo que bajaría: la Cultural Leonesa. Notorio fue el relevo en el CD Tenerife. Tras veinticinco choques, el 4 de febrero, el balear Luis Manuel Martí lo dejó décimo cuarto, con 30 puntos, a once del sexto y sólo uno del corte de descenso. Con el guipuzcoano Joseba Etxeberría ha pasado a ser duodécimo, con 43, a sólo 6 y la friolera de 11 respecto a las referencias antes señaladas.

De otro lado, estaría el caso del Lorca, al borde del descenso después de que el lucense Fabri González tomara el testigo de Curro Torres, destituido el 17 de diciembre. Después de diecinueve choques era antepenúltimo, con 16 unidades, a seis de la salvación, mientras que ahora es penúltimo con 19, a 16 de lo que parece un imposible.

Entre aquellos clubes que apostaron con decisión por el cambio de rumbo es llamativo el caso del Córdoba. Empezó con el barcelonés Luis Miguel Carrión, que fue destituido en la jornada décima, con el plantel décimo noveno, con 19 puntos, a uno de la permanencia. Tras su adiós el 17 de octubre llegó el gaditano Juan Merino, que al término del décimo séptimo encuentro había empeorado el bagaje: colistas con 12, a seis de la zona de salvación. El cuatro de diciembre fue reemplazado por el cordobés Jorge Romero que, tras la vigésimo sexta fecha, fue apartado estando el equipo antepenúltimo y a once de la ansiada décimo octava posición. Que ahora parece más cerca con el madrileño José Ramón Sandoval bajo el control, pues el plantel sigue estando donde se encontraba pero ahora a sólo cuatro unidades del milagro. Así pues, se puede dar por muy buena su llegada el pasado 13 de febrero. Sólo perdió en su debut, ante el Granada.

Finalmente, estaría el caso del Nástic de Tarragona, que también mejoró tras las traumáticas medidas. El barcelonés Lluís Carreras lo dejó el 2 de septiembre en la posición de colista, con un punto de doce posibles, a tres de la permanencia. Y su paisano Antonio Rodríguez 'Rodri', veinte choques después, el 29 de enero, en el puesto décimo séptimo, con 28 unidades, uno por encima del peligro. Finalmente, con el ciudadrealeño Nano Rivas, la formación catalana sigue en idéntica posición, pero a cuatro del pozo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos