Granada CF

Matthieu Saunier vive entre dudas 366 días después

Matthieu Saunier golpea el balón con el interior.
Matthieu Saunier golpea el balón con el interior. / Alfredo Aguilar

El central cumple un año completo en el Granada con dudas sobre su continuidad

NACHO SANTANAGRANADA

Matthieu Saunier cumple hoy 365 días como jugador del Granada Club de Fútbol. Un año difícil, con altibajos y sorpresas que ahora se encuentra marcado por su deseo de abandonar la entidad nazarí, lo que ha terminado por provocar que Oltra le aparte del equipo de cara a los amistosos.

El central llegó para ponerse a las órdenes de Paco Jémez, pero su pretemporada fue casi inexistente pese a ser una de las incorporaciones más prematuras. Era un activo que en su día ya fue sondeado por el anterior mandatario, Quique Pina, aunque sin éxito. El francés llegó al Granada lesionado y no pudo ejercitarse con normalidad hasta mucho tiempo después, por lo que los aficionados tuvieron que esperar diez jornadas para verle debutar, en la derrota por un tanto a cero ante el Barcelona en el Camp Nou. El aún defensor rojiblanco cuajó una gran actuación en el feudo blaugrana, siendo uno de los principales causantes de que los locales se impusiesen por la mínima.

Con el paso de las semanas y la destitución de un Jémez que nunca terminó de apostar por él, Saunier empezó a ganar importancia hasta afianzarse en el eje de la zaga, primero bajo las órdenes de Lucas Alcaraz y después con Tony Adams. Pese al descenso, el galo fue de lo más destacado en una línea floja y permisiva con los atacantes rivales, rayando a muy buen nivel en ocasiones. Sin embargo, las lesiones no le respetaron y mermaron su curso cada vez que se encontraba cómodo sobre el verde.

No quiere jugar en Segunda, por lo que cuenta con permiso del equipo para negociar

Ya en marzo, con la situación deportiva en un punto muy delicado, Saunier quiso advertir de sus dudas sobre su continuidad al afirmar que estaba "muy contento de estar en Granada", pero que "estaría mucho más contento continuando en Primera que en Segunda división", discurso que ha mantenido hasta la actualidad.

A día de hoy, el futbolista se entrena con normalidad con los que todavía son sus compañeros, si bien es un secreto a voces que quiere salir del club para jugar en Primera división. En el Granada lo saben y se han reunido ya con el jugador, dándole permiso para escuchar ofertas y prometiéndole aceptarlas en caso de que alguna de ellas sea convincente. Sin embargo, dada su situación, Oltra decidió no contar con él de cara a los encuentros amistosos, priorizando dar minutos a aquellos que sabe que sí podrá alinear una vez arranque la competición. Por su parte, el jugador no terminó de entender la medida adoptada por el técnico, pues cuenta su entorno que piensa haber actuado con profesionalidad hasta el momento y que las relaciones con el club nazarí son buenas.

De este modo, Saunier cierra un año como rojiblanco en el disparadero de salida. Tras un inicio duro lastrado por las lesiones y un curso en el que cosechó un descenso, el cambio de categoría motiva al central francés a buscar una opción de futuro lejos de Granada, donde no parece que vaya a cumplir otro segundo año.

Fotos

Vídeos